El diario cada vez menos privado de Natsu

12 octubre 2009

Zeitgeist contrastado (XXX). Impuestos y antecedentes históricos.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Volvemos a la carga con el análisis de Zeitgeist, pero antes voy a hacer una pequeña anotación. Como veo que las últimas entradas son un poquito técnicas, me he propuesto hacer esta nueva que estáis leyendo, algo más “ligera”, más enfocada desde un punto de vista humorístico.
La risa es la base de una vida mental sana. La risa eleva el espíritu y te hace ver las cosas desde un prisma mejor… y más claro. La risa mata el miedo, por eso el poder la odia. Y por todo eso, yo voy a usarla en esta entrada. Muchos de mis críticos se han indignado con el estilo que utilizo para contrastar Zeitgeist, porque dicen que es muy “infantil”, y cuando me pongo a analizar desde el punto de vista científico, me dicen que uso un lenguaje muy complicado. ¿En qué quedamos? ¿No les gusta ningún estilo?

Yo más bien creo que lo que les irrita es que pueda criticar Zeitgeist desde todos los ángulos posibles: el científico, el moral, el técnico, el lingüístico… y el humorístico.
Le temen a cómo escribo porque lo hago de manera sencilla y fácilmente entendible. O procuro hacerlo. Y he de admitir que, tras repasar las últimas entradas, quizás haya pecado de emplear un lenguaje y una argumentación demasiado técnicos. Y lo he notado en el hecho de que poca gente ha criticado las entradas más técnicas. Eso quizás se deba a que he empleado demasiados términos técnicos (o a que la cultura de mis críticos no les permite comentar de lo que no saben), así que he pensado que lo mejor es volver a las raíces y hacer un poquito más amena la lectura. Que me perdonen los que buscan una tesis doctoral de análisis fílmico, pero he de recordarles que esto es un blog personal enfocado a la divulgación de información.

Amos p’allá.

En la anterior entrada habíamos dejado claro que los americanos no tienen a dónde agarrarse. Tienen que pagar sus impuestos como todo hijo de vecino, se pongan como se pongan, y se levanten como se levanten.
Obviamente, cuando Zeitgeist salió por internet diciendo que los americanos no tenían que pagar impuestos, surgió una multitud de americanos enardecidos, aplaudiendo a rabiar y babeando de regusto ante la expectativa de que alguien pudiera demostrarles que, en efecto, no tenían que hacerlo. Mira que les revienta a esta gente tener que pagar impuestos, ¿eh?

Zeitgeist dice que:
-No tienen por qué pagar los impuestos federales porque son inconstitucionales.
-Y aunque sean constitucionales, la enmienda que los hace constitucionales, no es válida.
-Y aunque esa enmienda fuera válida, no especifica en ninguna ley que tengan que pagarlos.

Sí, sí, sí, claro, claro… Ya sólo les faltaba a Zeitgeist decir:
-Y aunque existiera una ley que lo especificara, no me daría la gana de pagarlos, ea.
O más claramente: -¡Ofúuuu! ¡No quiero pagaaaaar!

De verdad que tiene narices el ver los argumentos de Zeitgeist, ¿eh? Primero te dicen que son inconstitucionales, y luego te dicen que sí, que bueno, que hay una enmienda pero que no se firmó de manera válida, y luego, encima, ya de remate, te dicen que aunque la enmienda esté ratificada por las instituciones, que da igual, porque no hay ninguna ley que diga que los tienes que pagar.

Y ahora voy yo a plantearme una preguntita que, no sé, a lo mejor a nadie se le había ocurrido plantearse:

-¿Pero cómo te atreves a decir así, “a las buenas de Miguel”, que no hay ninguna ley sobre impuestos en la nación más rica del planeta?

¿¿¿Pero vosotros os podéis creer que no hay libros, códigos, leyes y reglamentos en tooooodo el sistema fiscal y tributario de Estados Unidos que no digan que hay que pagar impuestos???
Venga hombre, por favor, señores de Zeitgeist: no nos tomen por tontos.
Ahora va a resultar que los americanos son especiales, ¿no?: ellos no tienen leyes sobre impuestos, y no tienen que pagarlos.

Para los interesados, en la anterior entrada he dejado un listado de leyes americanas sobre impuestos (que las hay a porrillo, como en casi todos los países del mundo), pero aquí vamos a tratar lo siguiente. Obviamente, para demostrar tan esperpéntica afirmación de que “los americanos no están obligados a apagar impuestos”, no pueden decirte: “busquen entre los reglamentos fiscales del código X, a ver si encuentran algo”… porque entonces, nos ponemos a buscar, y seguro, seguro, que encontramos algo.

Así que, para no pillarse los dedos, han optado por… ¡tatachán!… poner testigos.

Uuuuuy, qué guays y qué listos y qué buenos investigadores son estos autores de Zeitgeist, ¿eh? Se lo han “currado”, y nos han buscado a dos ex agentes del IRS (antiguos inspectores de Hacienda), que nos van a desvelar el más oscuro secreto de las leyes americanas: “que no hay ninguna ley que especifique que debo pagar mis impuestos federales”.

Así que los dos ex-inspectores de Hacienda Joe Turner y Sherry Jackson dicen que no hay que pagar impuestos, ¿no? Que no hay ley que diga que están obligados, ¿no?
Pues aquí está la denuncia que condena a Sherry Jackson por no pagar impuestos durante cuatro años, incumpliendo la sección 7203 del apartado 26 y la sección 4083 del apartado 18 del Código Legal de los Estados Unidos de América:

http://www.penaltyprotester.com/files/JacksonGovRespRe18USC4083.pdf

La condena es de un año de prisión por cada año de fraude fiscal. Y va y dice la señora que se ha negado a pagar los impuestos desde que renunció. Ja, ja, ja… y tanto. Como que la han condenado por no hacerlo.

El hombre que presentan en Zeitgeist se llama en realidad John Turner, no Joe Turner (ni escribir bien saben los de Zeitgeist), y es un conocido farsante que se dedica a asesorar (cobrando por sus servicios, claro) a todo aquel que se niegue a pagar impuestos federales. A todos sus asesorados les cuenta la misma milonga: “no pagues porque no hay ninguna ley que te obligue, porque las leyes sobre impuestos fueron aprobadas fraudulentamente”. Resultado: todos sus asesorados acaban ante un juez, denunciados por la Hacienda americana por defraudadores. Y sí, John Turner también ha sido condenado a prisión:
http://www.irs.gov/compliance/enforcement/article/0,,id=162992,00.html
http://chuckgallagher.wordpress.com/2008/04/04/real-estate-agent-john-turner-jr-sentenced-to-prison-for-mortgage-bank-fraud/

Ja, ja, ja… Pues vaya testigos, oiga. Desde luego… vaya fuentes fidedignas. Zeitgeist se ha lucido.

Y ahora, ¿qué?

Yo no tengo más remedio que hacer la siguiente pregunta: ¿cómo se atreve Zeitgeist a decir mentiras tan gordas? ¿Se creen los autores de Zeitgeist que nadie va a investigar las afirmaciones que hace? Leche, pues a mí me ha bastado con leerme el código fiscal americano, y con unos cuantos clicks de mi ratón, buscando por internet. No es muy difícil desmentir a Zeitgeist. Cualquiera puede hacerlo.

¿Cómo es que hay gente que se cree cosas como ésta?
Muy sencillo: porque hay gente que está dispuesta a creérselas.

No se explica otra cosa. Nadie en su sano juicio, y haciendo uso de un poco de lógica y de sentido común puede creerse semejante mentira, falsedad, falacia, “trola”, cuento, “bola”, etc., tan evidente de que un país como Estados Unidos no tenga ni una sola reglamentación acerca de los impuestos y que nadie está obligado a pagarlos.
Es, sencillamente, absurdo. Los americanos han tenido dos siglos para estructurar su sistema fiscal, y cualquiera puede acceder a los libros donde se detalla ese sistema. No están ocultos para nada, y por supuesto que aparecen en ellos las leyes sobre impuestos. Por ejemplo, en el Internal Revenue Code of 1986, sin ir más lejos (Código Interno de Tasación de 1986).

Bueno, y ahora, no contentos con eso, los autores de Zeitgeist saltan de argumento cual saltamontes sobre mis geranios, para cambiar radicalmente de tema. Ahora van a hablar de la guerra. Yo no sé muy bien qué releches tiene que ver la guerra con no pagar los impuestos federales y con la decimosexta enmienda.
Pero claro, Zeitgeist dice que sí, que el cambio de argumento tiene mucho que ver, que una cosa y la otra están íntimamente relacionadas. Pues no sé cómo, pero ellos no me dan más explicaciones que ponerse a hablar de historia bélica. En realidad yo sé por dónde van encaminados, los muy ladinos, lo que quiero señalaros con esto, lectores, es lo arteros que son retorciendo los argumentos.

Zeitgeist dice:
“La próxima herramienta para ganancia y control es la guerra. Desde el origen de la Reserva Federal de 1913, un número de grandes y pequeñas guerras han comenzado. Las tres más pronunciadas fueron la Primera Guerra Mundial, la Segunda guerra Mundial y Vietnam.”

O sea, que Zeitgeist me da a entender que esas tres grandes guerras las causó… el mismo grupito que, según ellos, montó la Reserva Federal.

La Segunda Guerra Mundial no la causó Hitler, ¿no? Y la primera no tiene nada que ver con tensiones geopolíticas en Europa. Náh. Los “grandes banqueros internacionales”.

(Inciso: Veréis que en el párrafo anterior no he mencionado Vietnam. Vietnam es tema aparte. Aquí vamos a hablar de las dos primeras guerras mundiales).

Ahora me pregunto yo… ¿¿¿Pero cómo puede alguien creerse eso??? ¿Nadie ha estudiado Historia en el instituto? ¿Nadie sabe que la Segunda Guerra Mundial se debió a las ansias expansionistas de Adolf Hitler? Y ahora va y resulta que sesenta años después nos enteramos que en realidad los causantes fueron los… ¿banqueros que controlan la Fed? Manda todo lo mandable, de verdad…  ¡Ni que hiciera falta tener un doctorado en Historia Contemporánea para saber eso!

En fin, a ver por dónde salta ahora Zeitgeist:


“Primera Guerra Mundial. En 1914, las guerras europeas empezaron centradas alrededor de Inglaterra y Alemania. El público americano no quería saber nada con la guerra, y el presidente Wilson declaró públicamente la neutralidad.”

Hasta ahí es cierto. Históricamente, eso fue lo que sucedió.

“Sin embargo, bajo la superficie, la administración americana buscaba alguna excusa para poder entrar en la guerra.
En una notoria observación hecha por el secretario de Estado William Jennis:
Los grandes intereses bancarios estaban profundamente interesados en la guerra mundial, debido a las oportunidades de grandes ganancias.
Es importante entender que la cosa más lucrativa que puede ocurrir a los banqueros internacionales es la guerra, porque obliga a un país a pedir aun más dinero al Banco de la Reserva Federal.”

Es cierto que los grandes fabricantes de armas hicieron mucho dinero con la política armamentística de las naciones que lucharon durante la Primera Guerra Mundial. Mucho.
Los fabricantes de armas, no los banqueros.

La Primera Guerra Mundial no la causó la Reseva Federal. La causaron:
-La rivalidad entre los estados europeos, derivada de sus ambiciones imperialistas.
-La carrera de armamentos entre las grandes potencias.
-La rivalidad anglo-alemana por la supremacía naval.
-Las dificultades internas del Imperio austro-húngaro, constituído por grupos étnicos dispares.
-Pérdida del carácter defensivo de las alianzas europeas.
-La política rusa en los Balcanes.
-Movilizaciones y ultimátums precipitados motivados por los planes tácticos militares.
-Nacionalismo francés (política revanchista) y alemán.
-Rivalidad económica entre los países de capitalismo más avanzado.

Esto ha salido de:
Atlas Histótico Mundial II, de Kinder y Hillgemann, página 136, Causas y responsabilidades de la Primera Guerra Mundial.

Los fabricantes de armas estaban haciendo mucho dinero vendiendo armas a las potencias beligerantes. A todas: Gran Bretaña, Francia y Alemania. Eso era así porque las fábricas americanas estaban lejos del conflicto europeo y de los bombardeos: podían producir muchas armas sin parar… y se las vendían a todos sin distinción.
A los americanos no les interesaba entrar en la guerra: YA le vendían armas a todo “quisqui” y sin mancharse las manos. Es más, no les interesaba entrar en la guerra, porque perderían clientes.
Cuando EE.UU. entró en guerra, ya no le pudo vender a los alemanes… porque eran el enemigo.
Eso es falso. Quería seguir siendo neutral para poder seguir vendiéndoles armas a todos los países peleones.
Zeitgeist miente al hacernos creer que el gobierno americano estaba ansioso y deseoso de entrar en la guerra a cualquier coste. Más abajo hablaremos de por qué, cómo y cuándo entraron los americanos en la guerra.

Otra cosita sin importancia, nada, nada, una menudencia. Éste es el Secretario de Estado William Jennings Bryan, el que menciona Zeitgeist. Por cierto, se escribe así y no Jennis como ha escrito el traductor de Zeitgeist:
http://en.wikipedia.org/wiki/William_Jennings_Bryan

La cita que ponen en su boca en Zeitgeist:
Los grandes intereses bancarios estaban profundamente interesados en la guerra mundial, debido a las oportunidades de grandes ganancias.

Yo no encuentro esa cita por ninguna parte. Si alguien la encuentra que me lo diga por favor… y de dónde ha salido, a ser posible.
Ahora bien, lo que sí he encontrado de este tipo son “perlas” de sabiduría como éstas:

If we have to give up either religion or education, we should give up education.


Traducción: “Si tenemos que elegir abandonar la religión o la educación, deberíamos abandonar la educación.” (Vaaaaaaya con el mozo, oigan… Todo un ejemplo de… de lo que no se debe hacer, y de la gente a la que no hay que escoger como ejemplo).

If the Bible had said that Jonah swallowed the whale, I would believe it.

Traducción: “Si la Biblia dijera que fue Jonás quien se tragó a la ballena, yo lo creería.”

La madre que lo parió. Valiente elemento debía ser…
Todo esto viene de por aquí:
http://en.wikiquote.org/wiki/William_Jennings_Bryan

Y ahora viene la buena:

The Imperial German Government will not expect the Government of the United States to omit any word or any act necessary to the performance of its sacred duty of maintaining the rights of the United States and its citizens and of safeguarding their free exercise and enjoyment.

Traducción:
“El gobierno imperial alemán no puede esperar del gobierno de los Estados Unidos que omita ninguna palabra o actuación necesaria para llevar a cabo la sagrada tarea de mantener los derechos de los estados Unidos y sus ciudadanos y la salvaguarda de su libre ejercicio y disfrute”.

http://thinkexist.com/quotes/william_jennings_bryan/3.html

Con ésta última cita observamos que este individuo no estaba tan en contra de la guerra. Es más, llegó a solicitar que lo enrolaran como soldado:
http://en.wikipedia.org/wiki/William_Jennings_Bryan#Secretary_of_State:_1913.E2.80.931915

Os cuento todo esto de este hombre para que veáis por qué se le menciona en Zeitgeist. Era un hombre muy cristiano y muy populista, antiimperialista y contrario a la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial. Tan opuesto estaba que se enfadó con Wilson por cómo manejó el presidente el hundimiento del Lusitania, y dimitió. Por eso lo mencionan en Zeitgeist como fuente de argumentación. Ya veremos más adelante lo del barquito. Fue un personaje curioso, por eso os hablo también de él, para que no sólo aprendamos cosas sobre Zeitgeist, sino un poco de cultura general, que nunca viene mal.
Por ejemplo, fue un gran partidario de la Ley Seca. Aunque yo lo conocía sobre todo porque este “buen hombre” estaba tan opuesto a la enseñanza de la Teoría de la Evolución, que luchó para que se prohibiera enseñarlas en las escuelas americanas. Véase los “juicios del mono” de 1925:
http://en.wikipedia.org/wiki/Scopes_Trial

Vamos, que fue uno de los primeros “creacionistas”.

Zeigeist continúa. Ahora viene algo bue-ní-si-mo:


“El asesor principal y mentor de W. Wilson era el coronel Edward House, un hombre de conexiones íntimas con los banqueros internacionales que querían entrar en la guerra.
En una conversación documentada entre el coronel House, asesor de Wilson y sir Edward Grey, el secretario Exterior de Inglaterra, sobre cómo hacer que América entre en la guerra.”

Éste es el hombre que dice Zeitgeist que es el coronel Edward House:
http://en.wikipedia.org/wiki/Edward_House

Y ésta es su foto:

Todo eso es correcto.

Éste es el hombre que según Zeitgeist que es el ministro de exteriores (no “secretario” de Exteriores como dice Zeitgeist) británico Sir Edward Grey:
http://en.wikipedia.org/wiki/Edward_Grey

Y ésta, según Zeitgeist, es la foto de Sir Edward Grey…

Pues es mentira. Esa foto es la del mariscal Kitchener,
http://en.wikipedia.org/wiki/Herbert_Kitchener,_1st_Earl_Kitchener#Death

un hombre que no tenía nada que ver con Sir Edward Grey. Éste es el auténtico Sir Edward Grey:

Vamos, que se han equivocado de individuo y de foto.

Vaaaaaya porquería de “documental” que está hecho Zeitgeist.

Muchos, muchos… pero que muchos de los que entran en este blog, no paran de criticarme que me “meto mucho con Zeitgeist”, que si le tengo manía al documental. Pues perdonen que les diga, pero Zeitgeist no es un documental.

Un documental serio no se equivoca de fotografía ni confunde a una persona con otra. Por eso insisto tanto en llamarlo pseudodocumental, y no “documental”… porque es una película de ficción con formato de documental, defendida en su página web con pretensiones de documental… que no documenta nada bien, que no usa una fuente primaria ni a tiros, y que falla más que las escopetas de feria.

Y luego me acusan a mí de no hacer un trabajo serio y riguroso. Pues lo siento: mi trabajo es mucho más serio y riguroso que el de Zeitgeist, eso es seguro. Un documental no se puede equivocar en los documentos que muestra. Lo he dicho por activa y por pasiva: Zeitgeist no es un documental… es un trabajo de pésima calidad que no para de difundir mentiras y comete fallos en cantidades industriales. Y aquí tenéis esta prueba de las fotografías que es de las más gráficas, claras y evidentes que puedo mostrar.
Una prueba que no deja lugar a dudas… hasta el más imbécil se podría dar cuenta de que Zeitgeist falla aquí: no se trata de tener más o menos cultura ni de estar más o menos informado… se trata de tener ojos con los que ver.

Yo no pido que la gente se crea mi investigación porque sí. Yo aporto pruebas claras y evidentes de lo que digo, no me invento nada. Y yo no soy ningún genio para darme cuenta de estas cosas, soy una persona normal. Cualquiera que investigue un poco… un mínimo… se dará cuenta de las mismas cosas que yo, sin necesidad de ser un experto en Historia.

Y esto ya va dirigido a los conspiranoicos: podéis creer lo que dice Zeitgeist, sois libres de hacerlo, pero está claro que Zeitgeist es indefendible. El que lo defienda es porque quiere creérselo, no porque sea cierto. Así de claro.

¿Cómo logré averiguar esto de las fotos? No fui yo, sino mi marido. La primera vez que vimos Zeitgeist, y vio la foto, pegó un salto de la silla y dijo llevándose las manos a la cabeza:
-¡¡¡Qué coño Edward Grey ni qué niño muerto!!! ¡Ése es el mariscal Kitchener, el héroe de la guerra contra los bóers!

Yo no me di cuenta, lo reconozco. Mi marido sí es un aficionado de la historia militar, y lo notó en seguida… porque reconoce a simple vista los retratos de todos los grandes militares occidentales del siglo XV en adelante.

Bueno, esto es mi opinión personal: ¿por qué pusieron la foto de Kitchener en lugar de la de Grey? ¿Por qué se equivocaron?
Insisto, esto es una mera opinión, pero creo no equivocarme mucho cuando digo que tiene algo que ver el hecho de que el mariscal Kitchener… murió estando a bordo de un barco que fue torpedeado por los alemanes cerca de las islas Órcadas. Nunca encontraron el cuerpo del mariscal. Y, sí, supongo que ya lo habréis adivinado… eso ha producido multitud de teorías conspiratorias acerca de su muerte. Aquí las podéis leer:
http://en.wikipedia.org/wiki/Herbert_Kitchener,_1st_Earl_Kitchener#Death

Resumiendo: quienquiera que fuera el inútil que se estaba documentando para sacar información sobre conspiraciones para meterlas en Zeitgeist, de tanto buscar conspiraciones, barcos hundidos por torpedos alemanes y Primera Guerra Mundial, se hizo un lío entre Kitchener y Grey, y acabó confundiendo las fotografías. Eso es lo que ocurre cuando en lugar de buscar en las fuentes primarias, vas directamente a fuentes secundarias que te dicen lo que quieres leer. Por ejemplo, buscar si los reyes que adoraron a Jesús eran tres, cinco, siete, o no se dice cuántos, lo puedes buscar en los evangelios (que es una fuente primaria sobre la tradición cristiana, -no sobre la historicidad de Jesús, mucho ojo-)… y ahí está claro que no hay número de reyes. Si en vez de eso te vas a un libro de un conspiranoide que se quiere creer la teoría de que las tres estrellas de Sirio son los tres reyes, pues entonces te cuadran todos los datos… Y es que no se puede hacer un documental sin mirar una sola fuente primaria. Porque la foto de Kitchener en cualquier enciclopedia militar se encuentra, y en casi todas las de Historia.

¿Ya he acabado? No, qué va. Sigo… si es que esto no tiene fin, señoras y señores:

1) –Edward House no quería la guerra, como dice Zeitgeist. Al contrario, quería la paz:
House threw himself into world affairs, promoting Wilson’s goal of brokering a peace to end World War I. He was enthusiastic but lacked deep insight into European affairs and was misled by British diplomats. After the sinking of the Lusitania on 7 May 1915, tension escalated with Germany and U.S. neutrality was precarious. House decided the war was an epic battle between democracy and autocracy; he argued the United States ought to help Britain and France win a limited Allied victory. However, Wilson still insisted on neutrality.

Traducción: “House se sumergió de lleno en los asuntos exteriores, promoviendo el objetivo de Wilson de llegar a una paz que acabara con la Primera Guerra Mundial. Él era un entusiasta, pero adolecía de conocimientos acerca de los asuntos europeos y se dejó llevar por los diplomáticos británicos. Después del hundimiento del Lusitania el 7 de mayo de 1915, las tensiones con Alemania crecieron, y la neutralidad de Estados Unidos era cada vez más precaria. House decidió que la guerra era una batalla épica entre la democracia y la autocracia: aseguraba que era el deber de Estados Unidos el ayudar a Gran Bretaña y Francia a ganar una victoria limitada. Sin embargo, Wilson aún insistía en la neutralidad.”

Sale de aquí:
http://en.wikipedia.org/wiki/Colonel_House

2) -House no tenía amigos entre los banqueros. Eso es mentira. En Zeitgeist dicen eso porque ayudó a redactar algunos aspectos de la Currency Act, que luego dio lugar a la Reserva Federal. De hecho, como fue un agricultor de algodón en Texas, no le caían bien los banqueros:
http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/pageviewer-idx?c=genpub;cc=genpub;rgn=full%20text;idno=acl9380.0001.001;didno=ACL9380.0001.001;view=image;seq=200;page=root;size=s;frm=frameset;
Es más, llegó a decir (en ese enlace que os he puesto):
“Creo que la afirmación de Woodrow Wilson de que el consorcio del dinero es el más pernicioso de los consorcios, es cierta.”
House había sido granjero. No le gustaban los banqueros. Por eso fue uno de los que aconsejó a Wilson que creara la Reserva Federal… para tenerlos controlados. Recordemos que los banqueros no quisieron al principio un organismo regulador como lo es un banco central.

Zeitgeist continúa:

“Grey preguntó: Qué harían los americanos si los alemanes hundieran un crucero con pasajeros americanos a bordo?
House respondió: Creo que una llamarada de indignación barrería los EE.UU. y eso por sí mismo sería suficiente para llevarnos a la guerra.
Así que el 7 de mayo de 1915 bajo esencialmente sugerencia de sir Edward Grey, un barco llamado el Lusitania fue enviado intencionalmente a aguas controladas por Alemania, donde se sabía había barcos militares.
Y como es de esperarse, barcos alemanes U bombardearon el barco, haciendo explotar municiones almacenadas, matando a 1200 personas. Para entender mejor la naturaleza intencional de esta conspiración, la embajada alemana de hecho colocó avisos en el New York Times, diciendo a la gente que si abordaban el Lusitania, lo hicieran a su propio riesgo, porque pasaría navegando de América a Alemania a través de la zona de guerra, y sería propenso a ser destruido. De hecho y como fue anticipado, el hundimiento del Lusitania causó una ola de ira entre la población americana y América entró a la guerra poco después.”

1) -Esa conversación que supuestamente mantuvieron el “coronel” House y sir Edward Grey, en la que el inglés se pregunta qué pasaría si un barco americano fuera atacado… no aparece por ninguna parte. Yo no la encuentro.
2) -Y no la encuentro porque eso que dicen en Zeitgeist es MENTIRA. House viajó a Gran Bretaña en 1915 en el mismísimo barco Lusitania que más tarde ese año fue hundido por los alemanes.
La conversación no fue como dicen en Zeitgeist, sino ésta:
http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/pageviewer-idx?c=genpub;cc=genpub;rgn=full%20text;idno=acl9380.0001.001;didno=ACL9380.0001.001;view=image;seq=416;page=root;size=s;frm=frameset;
Grey y su ayudante le explicaron a House, que era el representante americano que intentaba la paz, la importancia que tenía para la supervivencia inglesa el que los mares fueran libres y le pidieron su cooperación para que los barcos neutrales pudieran llevar mercancías a la asediada Inglaterra.
Ahí no se sugirió nada de permitir hundir ningún barco, panda de chalados conspiranoicos. Eso es poner mentiras en boca de las personas.

3) –El hundimiento del Lusitania:
http://en.wikipedia.org/wiki/RMS_Lusitania

El Lusitania era un barco inglés con bandera inglesa.
Hacía el trayecto Liverpool-Nueva York-Queenstown llevando mercancías Y pasajeros, algunos de los cuales eran americanos. Era uno de los barcos más rápidos de su tiempo.
Los alemanes habían advertido que torpedearían todo barco aliado o neutral que navegara por aguas inglesas. ¿Por qué? Porque las leyes del mar dictaban que los barcos neutrales no podían ser objetivo de ataques por parte de los beligerantes. Un truco muy extendido entre los navegantes ingleses era el de izar la bandera de Estados Unidos cuando se acercaban a aguas peligrosas, para hacer creer a los submarinos alemanes que eran barcos americanos y que, por tanto, no podían ser atacados.
Así lograban esquivar los ataques alemanes. El mismísimo House fue testigo de este truco cuando viajó a bordo del mismísimo Lusitania en su viaje a Europa. Al llegar cerca de Irlanda, el capitán ordenó arriar bandera inglesa e izar la americana.
Obviamente, los alemanes se cabrearon con este truco. ¿Qué hicieron?
Para evitar la trampa, declararon que todo barco aliado o neutral sería torpedeado sin piedad.
Pero eso no lo podían permitir ni Estados Unidos ni las naciones neutrales (como España), ya que eso implicaba que nadie podría viajar seguro, ni aunque fuera neutral. Eso era poco menos que decir que los mares eran propiedad de Alemania y que podían atacar a quien les saliera de sus germánicos cojones.
Estados Unidos lo dejó claro: no iba a consentir que sus barcos, ciudadanos, o bienes fueran atacados. Y muchos otros países dijeron lo mismo: que eso era piratería y de la mala.
Los alemanes se tomaron aquella amenaza con un granito de sal y, efectivamente, la embajada alemana advirtió con un anuncio de periódico de que ese barco iba a viajar a aguas peligrosas. Ese anuncio lo ponían en muchos de los viajes hacia Inglaterra, no sólo en el Lusitania:
http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Lusitania_warning.jpg

Hasta ahí todo claro, ¿no?

5) –En Zeitgeist nos dicen que el barco fue enviado intencionalmente por sugerencia de Grey a aguas peligrosas.

Mentira.

El barco estaba haciendo su ruta habitual, la misma que hacía desde que lo fletaron en 1907. Ningún político envió al puñetero barco a hacer nada que no tuviera que hacer.

6) –En Zeitgeist nos dicen que el Lusitania, al ser atacado por un torpedo, explotó por la cantidad de municiones escondidas con destino al ejército inglés.

Mentira.

Leéos esto:
http://en.wikipedia.org/wiki/RMS_Lusitania#cite_note-13

Lo que había era unos cuatro millones de balas de fusil no explosivas. No estaban escondidas (figuraban en el listado de carga del puerto de Nueva York)… y no explotaron. ¿Cómo lo sabemos? Porque los buzos han encontrado esas balas intactas en el fondo del mar, matarile, rile, rile. Y para el que no lo sepa, era muy difícil que explotaran las balas de fusil de la época… y más bajo el agua (la pólvora se moja).
Eso de que hubo una segunda explosión en el barco aparte de la del torpedo, causada por munición oculta es oooootra conspiración.

¿Qué causó la segunda explosión que hundió al Lusitania?
El torpedo alemán le dio de lleno a la sala de máquinas… y reventó. Fin de la conspiración:
http://en.wikipedia.org/wiki/RMS_Lusitania#Controversies

Y no, no pongo la página del Lusitania en la wikipedia en castellano porque está llenita de conspiraciones y no tiene fuente alguna. Leéosla si no me creéis. Os tengo dicho que la wikipedia, en inglés, la castellana no se puede consultar… está plagada de tergiversaciones y conspiranoicos.

7) –En Zeitgeist nos dice que fue el hundimiento del Lusitania lo que causó la declaración de guerra a Alemania.

Mentira gorda.

Eso se estudia en Historia. Y ahora mismisto voy a poner las pruebas:

El Lusitania fue hundido en 1915. Estados Unidos declaró la guerra en 1917.
Leches, ya se lo pensaron los americanos eso de declarar la guerra, ¿no? Se esperaron casi dos años a acabar de cabrearse por el hundimiento del barquito, ¿eh?

Efectivamente, los americanos se cabrearon y mucho porque en el barco, aunque fuera inglés, iban muchos pasajeros estadounidenses inocentes. También se cabrearon otros países que tenían pasajeros a bordo.
Pero Wilson no declaró la guerra porque murieran 128 pasajeros americanos en un barco que ya había sido avisado de antemano y que era un objetivo legal de la guerra. No podía hacer eso. Lo que sí es cierto es que protestó formalmente ante el gobierno alemán, y éste se abstuvo de bombardear tan alegremente (por el momento), porque veía que los países neutrales se le echaban encima.

8) –El Lusitania no causó la entrada de EE.UU. en la guerra, pero sí que predispuso a la opinión americana en contra de la guerra.

Lo que causó la entrada de EE.UU. en la guerra fue el descubrimiento del “telegrama Zimmerman”:

http://en.wikipedia.org/wiki/Zimmermann_Telegram

http://en.wikipedia.org/wiki/WWI#Making_the_case

Los británicos habían logrado descifrar el código de los telegramas que los alemanes usaban en sus misiones diplomáticas, y descubrieron uno dirigido al gobierno mexicano de parte del canciller Zimmermann.
En ese telegrama los alemanes se comprometían a ayudar a México a recuperar los territorios perdidos de Texas, Arizona y Nuevo México, que les fueron arrebatados en la guerra mexicano-americana de 1846-48, en caso de que Estados Unidos entrara en guerra a favor de Gran Bretaña.

Los ingleses le pasaron el telegrama a Wilson y a la prensa americana.
El telegrama (admitido por los alemanes como auténtico), el odio por aquel entonces a Pancho Villa (que acababa de atacar Texas), y el hundimiento sistemático de todo barco por el Atlántico, fuera neutral o no… provocó que ahora sí que sí, se declarara la guerra a Alemania en 1917.

Zeitgeist finaliza:

“La Primera Guerra Mundial causó 323000 muertes americanas. JD Rockefeller ganó alrededor de 200 millones de dólares. Eso es alrededor de 3 mil millones actuales. Sin mencionar que la guerra costó alrededor de 30 mil millones de dólares para los americanos, la mayor parte fue pedida al Banco de la Reserva Federal con interés, expandiendo aun más las ganancias de los banqueros internacionales.”

Sí, ya. El problema es que:

1) Las bajas americanas fueron 117000:
http://en.wikipedia.org/wiki/World_War_I_casualties#Casualties_by_country

115000 según el Atlas Histórico Mundial II, página 140.

2) No he encontrado información sobre lo que ganó JD Rockefeller en la Primera Guerra Mundial, pero una cosa es segura: lo que ganó fue gracias a que tenía el monopolio de la venta de combustible. Su negocio era el petróleo y todos sus variados. Lo de que traficara con armas no lo he podido confirmar, si alguien conoce una fuente fiable que confirme ese dato, por favor que la pase. En cualquier caso, repito que tenía el MONOPOLIO de los combustibles… Mover flotas, armas y soldados de un lado para otro es carísimo. Dinero le debió de sacar a la guerra sí o sí. Pero no hay NINGUNA prueba de que él, o cualquier otro banquero, provocara la guerra. Una cosa es que monopolistas sin escrúpulos como Rockefeller se aprovechen de la desgracia ajena y traten de aplastar a la competencia a la primera de cambio (que eso sí lo hacía Rockefeller a menudo, no era ningún santo), y otra cosa es que dicten la política de Alemania desde lejos… Lo primero es posible, lo segundo es mentira.
http://en.wikipedia.org/wiki/John_D._Rockefeller%2C_Jr.#Business_career

3) Y por último… el dinero que costó la I Guerra Mundial a Estados Unidos NO fue pedido a la Reserva Federal con intereses. Ya hemos dejado claro en las entradas sobre la Fed y los Bancos Centrales, que el gobierno NO puede pedir prestado a la Fed. Lo que USA se gastara durante la primera guerra mundial lo sacaría como todos los gobiernos, primero de los presupuestos generales del estado; y cuando eso se acaba, de emitir deuda pública y aumentar el déficit.

En fin… terminaría con un párrafo sobre que Zeitgeist miente y es un mal documental… pero es que ya lo he dicho por activa y por pasiva, las fuentes están ahí, los errores están ahí, la foto de Kitchener donde no debe está ahí, y me empiezo a aburrir. Estoy siguiendo con la tercera parte hasta el final porque prometí que lo haría, y que la iba a revisar punto por punto… Pero lo cierto es que esto es de un cansino singular, y aparte, los que ya están convencidos de que Zeitgeist miente no necesitan más datos (a no ser que quieran aprender sobre el tema), y los que están convencidos de que Zeitgeist es lo único que dice la verdad y que lo que se equivoca es el resto del universo, han demostrado ser irreductibles y van a seguir creyéndoselo… Eso hace el trabajo mucho más arduo, ya que la gente con un cierto criterio tiene que estar, o convencida de que Zeitgeist es una sarta de mentiras, o buscando información por su cuenta en fuentes fiables. Con lo que posiblemente estas entradas interesen cada vez menos… Pero si vas a hacer algo, tienes que hacerlo bien… Y ahora toca terminar.

Como siempre, registrado en Safecreative.


Safe Creative #0808110888422

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/30538.html

.

Siguiente artículo.

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 103 seguidores