El diario cada vez menos privado de Natsu

12 octubre 2009

Zeitgeist contrastado (XXVIII). El antisemitismo de Zeitgeist.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Hola, aquí estoy una vez más con vosotros.

Sí, he vuelto muy pronto, ¿verdad? Es lo bueno de estar de vacaciones. Tengo tiempo para poder dedicar a muchas cosas, así que he podido aumentar el ritmo de mis investigaciones. Y, sinceramente, dado el volumen de errores, mentiras y tergiversaciones que me estoy encontrando conforme investigo la tercera parte, me hace falta toooodo el tiempo que pueda encontrar.
Me he visto obligada a recurrir a mi marido para que me ayude, porque sola no puedo, la verdad. Es tal la inmensa cantidad de mentiras que desafían conceptos básicos de nuestra sociedad, que no damos abasto. Y es que he cometido un grave error a la hora de empezar a analizar Zeitgeist. Me he emperrado en que iba a refutar todo en lo que Zeitgeist mintiera. Y son muchas mentiras. Y muy básicas. ¿Qué conlleva todo eso?

Que me veo obligada a explicar por qué 2 + 2 = 4 a cada paso de mi investigación que doy.

Mi marido se desespera muchas veces, diciéndome cosas como: “Pero si eso lo sabe un niño de cinco años, por favor, ¿te vas a parar a explicar eso? ¡No vas a acabar nunca!” Y eso es lo que me está pasando. En lo que yo veo que son cosas más simples, o que entiendo que todo el mundo sabe, puedo pasar un poco más rápido, pero en conceptos tales como Economía o Historia, no puedo. Porque muchos de mis lectores no tienen ni los conocimientos más básicos (de eso se aprovecha Zeitgeist). Empiezo a pensar, sinceramente, que la parte que llevo dedicada a la Economía podría formar un libro de texto para principiantes ella sola.

Pero ya es tarde para arrepentirme. No puedo bajar el nivel a estas alturas. Muchos de mis críticos se me podrían echar encima argumentando que “voy muy rápida” o que “no trato los temas en profundidad”. ¡Je, como si Zeitgeist no hiciera todo eso! Bueno, qué más da: así puedo sentirme orgullosa de haber hecho un trabajo extensivo y suficientemente cuidado… que me facilitará mucho las cosas cuando vaya a editar “Zeitgeist Contrastado” en formato de libro. En fin, que allá voy.

Seguimos con Zeitgeist:

Entonces, unos meses antes de Octubre de 1929, J.D. Rockefeller, Bernhard Barack y otros conocedores silenciosamente se retiraron de la bolsa y el 24 de Octubre de 1929, los financieros de New York quienes entregaron los préstamos marginales empezaron a pedirlos en masa. Esto provocó instantáneamente una venta masiva en el mercado, puesto que todos debían cubrir sus préstamos marginales. Esto disparó corridas masivas de bancos por la misma razón, a su vez colapsando 16000 bancos, habilitando a los banqueros internacionales conspiradores a no sólo comprar bancos rivales a descuento, sino también a comprar corporaciones completas por centavos de dólar. Fue el robo más grande de la historia americana.

Empezamos por aquí:

Entonces, unos meses antes de Octubre de 1929, J.D. Rockefeller, Bernhard Barack y otros conocedores silenciosamente se retiraron de la bolsa y el 24 de Octubre de 1929,

Mentira.

Eso es un mito, una leyenda urbana que circula de boca en boca, y por toda internet. Según la foto que aparece en Zeitgeist, se están refiriendo a Rockefeller hijo:
http://en.wikipedia.org/wiki/John_D._Rockefeller%2C_Jr.

La familia Rockefeller perdió muchísimo dinero con el crack de 1929. Muchísimo. Porque eran de los que más especulaban con la bolsa de Wall Street.

Las pruebas aquí:

William C. Durant joined with members of the Rockefeller family and other financial giants to buy large quantities of stocks in order to demonstrate to the public their confidence in the market, but their efforts failed to stop the slide. The DJIA lost another 12% that day. […] The market lost $14 billion in value that day, bringing the loss for the week to $30 billion, ten times more than the annual budget of the federal government, far more than the U.S. had spent in all of World War I.

Traducción: “William C. Durant se unió a miembros de la familia Rockefeller y a otros gigantes financieros [la banca Morgan entre ellos] para comprar grandes cantidades de acciones para así demostrarle al público su confianza en el mercado [como en 1907 hiciera Morgan], pero sus esfuerzos fallaron en frenar la caída. El índice Dow Jones cayó otro 12% aquel día. […] El mercado perdió catorce mil millones en valor ese día, acumulando las pérdidas de la semana en treinta mil millones, diez veces más que el presupuesto federal anual, mucho más de lo que los Estados Unidos habían gastado durante toda la Primera Guerra Mundial.”

http://en.wikipedia.org/wiki/Wall_Street_Crash_of_1929#Timeline

The Rockefellers.
1929, October: The stock market crashes. The crash cripples the national economy and wipes out more than half of the Rockefeller fortune.

Traducción: “Historia de los Rockefeller. Octubre de 1929. El mercado de valores cae. La caída paraliza la economía nacional y se lleva por delante más de la mitad de la fortuna de los Rockefeller.”

http://www.pbs.org/wgbh/amex/rockefellers/timeline/timeline2.html

Algunos dirán, ¿entonces cómo es que la familia no se vio afectada por el crack de 1929? Leches, pues claro que se vio afectada. Como todos los que tenían dinero en la bolsa (y los Morgan, y los Carnegie, etc.). Ellos no iban a ser una excepción. Lo que pasó fue que habían perdido mucho dinero, más de la mitad del que tenían antes de 1929. Pero todavía seguían teniendo muchísimo, especialmente si lo comparamos con los millones de parados y pobres de solemnidad que surgieron tras la caída de la bolsa de 1929, y que duraron durante tooooda la Gran Depresión. Por eso al público le pareció que no se habían visto afectados. Es como si yo tengo mil millones de euros y pierdo quinientos en la bolsa. Todavía me quedan quinientos millones más… seguiría siendo riquísima. Recordemos que Rockefeller padre ha sido el individuo más rico de la historia de la Humanidad:
http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_most_wealthy_historical_figures

Y a eso hay que añadirle que la fortuna de los Rockefeller no estaba basada sólo en especulación bursátil, sino en productos muy necesarios: eran los dueños (monopolistas) del mercado del petróleo. Y el petróleo es necesario siempre, lo que conllevó que se recuperaran muy rápidamente.
Si queréis saber más sobre la historia de esta dinastía de ricos, aquí tenéis:
http://www.rockarch.org/

Seguimos:
los financieros de New York quienes entregaron los préstamos marginales empezaron a pedirlos en masa. Esto provocó instantáneamente una venta masiva en el mercado, puesto que todos debían cubrir sus préstamos marginales.

Eso más que una mentira es una tergiversación. ¿Os acordáis de lo que es un préstamo marginal? Lo puse en mi anterior entrada.

Obviamente, cuando la bolsa cae como un plomo, el margen que deben respetar los que pidieron préstamos marginales se sobrepasó con creces. Como no pudieron recuperar el margen ni con títulos, ni con las garantías, ni con dinero contante y sonante, se vieron obligados a vender esos títulos (acciones) para poder devolver el préstamo. El problema es que todos los que tenían un préstamo, ya fuera marginal o no, estaban en la misma situación. Conforme iban apareciendo más y más títulos a la venta, la desesperación fue cundiendo, y los vendedores bajaban más y más los precios para ver si alguien les compraba las acciones. Y llegó un momento en que bajaron hasta límites increíbles. Es cierto eso de que se podían comprar las acciones de empresas enteras por tan sólo unos pocos dólares. En los casos (la inmensa mayoría) en que los que habían pedido prestado no pudieron devolver el dinero, los prestamistas realizaron sus margin calls, les quitaron las acciones e intentaron venderlas por su cuenta… y eso no sirvió para nada. Porque todos estaban igual de desesperados por deshacerse de las acciones.
Se arruinaron prestamistas y prestatarios por igual. Así que eso que dice Zeitgeist de que los prestamistas solicitaron sus préstamos margen de vuelta y se hicieron ricos a costa de los que le pidieron prestado es mentira. En el crack de 1929 se arruinaron todos los que participaron en bolsa. Todos. Que algunos se recuperaran antes que otros sucedió después, no gracias al crack de 1929.

Seguimos. Zeitgeist dice:
Esto disparó corridas masivas de bancos por la misma razón, a su vez colapsando 16000 bancos,

Mentira.

Según el historiador Antonio Fernández en Historia del Mundo Contemporáneo, éstos fueron los bancos afectados:
1929: 642 quiebras.
1930: 1345 quiebras.
1931: 2298 quiebras.

Eso no hace 16000 bancos colapsados en un solo año, listillos, sino 4285 bancos en tres años… Os inventáis las cifras como os sale de las narices. Vaya investigadores serios que están hechos los autores de Zeitgeist.

Seguimos:
habilitando a los banqueros internacionales conspiradores a no sólo comprar bancos rivales a descuento, sino también a comprar corporaciones completas por centavos de dólar. Fue el robo más grande de la historia americana.

¡Ah!, ¿sí? O sea, que los banqueros “internacionales” que, por cierto, no nombran, se apoderaron de las corporaciones por centavos de dólar.
Y ahora digo yo: si los bancos (y países) europeos, latinoamericanos, Canadá, Australia, etc., también se arruinaron con la crisis… ¿cómo pudieron apoderarse de nada… si no tenían dinero para comprar nada? Si no podían comprar nada en sus propios países, muchísimo menos iban a poder hacerlo en América. Y eso sucedió porque como ya dijimos, toda la economía bursátil el mundo tenía su centro en Wall Street. De allí, el pánico se contagió a todas las bolsas y economías del mundo:
http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_depresi%C3%B3n
http://en.wikipedia.org/wiki/Great_depression#Effects
http://www.mtholyoke.edu/acad/intrel/depress.htm

Todo el mundo (no sólo Estados unidos) estaba en crisis. Bueno, quizás se escapó un poco la Unión Soviética, que no tenía bolsa. De hecho, fue una de las crisis más largas y expandidas de la historia (si no la que más). Así que no me venga Zeitgeist con el cuento de que los banqueros internacionales se enriquecieron con ella… porque todos se vieron afectados por ella. Sí, los Warburg, los herederos de Morgan, los Carnegie, Vanderbilt, etc… todos los que jugaban con la bolsa. No se arruinaron del todo porque eran muy ricos, pero sí se vieron afectados. La mayoría no se recuperó hasta un poco antes de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora una nota personal. Os parezca increíble o no, he logrado encontrar al personaje que la traducción de Zeitgeist llamaba Bernhard Barack, y que sale en esta frase:
Entonces, unos meses antes de Octubre de 1929, J.D. Rockefeller, Bernhard Barack y otros conocedores silenciosamente se retiraron de la bolsa
No sé si os acordaréis de que en una de mis entradas hice un llamamiento a ver si alguien podía encontrar a este tal “Bernhard Barack”… porque yo no lo encontraba ni en mis libros, ni en internet. No salía nada que no fuera la frase de Zeitgeist directamente transcrita. Llegué a pensar que se trataba de un personaje ficticio, pero no tenía pruebas para decir eso. Y qué casualidad, al investigar esta entrada, me fijé en que uno de los enlaces de la familia Rockefeller me dirigía a este individuo:

http://en.wikipedia.org/wiki/Bernard_Baruch

El traductor metió la pata al transcribir la pronunciación del nombre de este inversor judío afincado en América. Había escrito “Bernhard Barack”… en lugar de “Bernard Baruch”, que se pronuncia muy parecido. Lo siento, pero tengo que dar un pequeño tirón de orejas al traductor. Sé que lo ha hecho sin intención, y que es muy loable que haya traducido Zeitgeist al castellano, seguramente por su cuenta y desinteresadamente, pero tengo que decirlo: es una traducción más bien penosa, llena de faltas de ortografía, de puntuación, y empleando un léxico horrible. Se nota a la legua que ha utilizado un diccionario para la mitad de las palabras, y que desconoce términos técnicos económicos en inglés. También se nota que es sudamericano porque utiliza muchos términos hispanoamericanos. Pero en fin, lo ha hecho, y ahora soy yo la que está haciendo uso de su trabajo, así que no debería quejarme. Aunque peor que el hecho de que la traducción tenga errores, lo grave es que tradujera Zeitgeist sin comprobar si los datos que aporta son ciertos… Y si los comprobó y sabía que no lo eran, peor todavía.

Pero volvamos con Bernard Baruch. ¿Quién es este tal Baruch? Pues un personaje curiosísimo. Fuera de Estados Unidos no se le conoce mucho. Fue una persona que hizo su fortuna especulando en la bolsa, comprando y vendiendo acciones de compañías azucareras. Fue un hombre rico, pero no era uno de los grandes ricos de las dinastías del Big Business, como los Rockefeller o los Warburg. De hecho, lo llamaban “el Lobo Solitario” en Wall Street, porque no se asociaba con nadie. Luego abandonó los negocios y se metió en política, asesorando financieramente a varios presidentes americanos, llegando incluso a dirigir el esfuerzo bélico americano en las dos guerras mundiales. Parece ser que fue el que acuñó (o uno de los que acuñó) la expresión “Guerra Fría”, para referirse al enfrentamiento solapado entre americanos y soviéticos.
Por cierto, era un tipo listísimo. ¿Sabéis por qué lo citan en Zeitgeist como alguien que sabía que la bolsa iba a caer?
Baruch, muchos años después de la crisis de 1929, contó la anécdota de cómo se había librado. Resultó que un día de primavera de 1929, un limpiabotas negro le estaba cepillando los zapatos en la calle, y mientras lo hacía, entabló conversación con el señor Baruch. Y el joven limpiabotas, que no sabía con quién estaba hablando, ¡empezó a aconsejarle que invirtiera en bolsa! Cuando Baruch vio hasta qué niveles había caído la especulación, que hasta los limpiabotas se permitían el dar consejos, se dio cuenta que lo mejor que podía hacer… era irse y dedicarse a otra cosa… porque el desastre estaba cerca.
Baruch no se aprovechó de la caída de la bolsa en 1929 como dicen en Zeitgeist. Él estaba fuera de la bolsa cuando eso sucedió. No sabía lo que iba a suceder porque él fuera uno de los causantes de la crisis de 1929, ni uno de la mafia de banqueros internacionales… simplemente, se lo vio venir.
http://forum.quoteland.com/1/OpenTopic?a=tpc&s=586192041&f=099191541&m=8531938595

Una de sus frases más famosas:
When good news about the market hits the front page of the New York Times, sell.
Traducción: “Cuando las buenas noticias sobre el mercado lleguen a la primera página del New York Times, vende.”

Por cierto, vuelvo a decirlo: era judío. Y digo esto porque viene a colación por lo que se habla más adelante.

Seguimos con Zeitgeist:

Pero eso no se detuvo ahí. En lugar de expandir el suministro de dinero para recuperar ese colapso económico, el Fed realmente lo redujo, alimentando a una de las más grandes depresiones de la historia.

Aquí hay que admitirlo: la Reserva Federal metió la pata pero que bien metida. No luchó pero que ni remotamente bien para evitar la crisis. Se ha escrito mucho sobre el papel de la Fed durante la crisis de 1929.
Uno de los que más estudió el caso fue Milton Friedman, el gran economista, en Historia Monetaria de los Estados Unidos (1867-1960). Ese libro es un clásico de la Economía, según mi marido.
Bueno, voy a resumir para no hacerlo pesado.

¿Qué hizo mal la Reserva Federal?
Básicamente: no reaccionar bien ante la crisis:

-Tardó mucho en hacer algo. Su liderazgo estaba mermado. Benjamin Strong, el gobernador de la Fed desde que se había fundado, había muerto en octubre de 1928, y había dejado huérfana a una institución nueva y sin experiencia. El historiador Charles P. Kindleberger (y Milton Friedman), llega incluso a asegurar que si hubiera seguido vivo, no se habría dado la crisis, ya que Strong era un gran partidario de políticas de control “a la europea”, y por eso no se había producido ninguna gran crisis durante todo su mandato. Por cierto, el presidente Wilson lo nombró aconsejado por Baruch:
http://en.wikipedia.org/wiki/Benjamin_Strong

-La Fed no sabía exactamente lo que hacer. Hoy en día tenemos mucha más experiencia resolviendo grandes crisis, y se ha estudiado mucho sobre ellas. Por aquel entonces, la ciencia económica estaba en pañales. El único ejemplo que tenía de cómo actuar durante una gran crisis fueron los pánicos de 1907. ¿Cuál fue la solución entonces? Dejar hacer a los banqueros. Ya vimos que Morgan y sus amigos fueron capaces de resolver el problema con poca ayuda por parte del Estado. La Fed creyó que lo mejor sería volver a hacer lo mismo… y confiaron en la banca Morgan, la familia Rockefeller y los demás grandes financieros para que solucionaran el problema. Y lo intentaron, como ya hemos visto. Pero esta crisis era algo muy superior a lo de 1907: todo el país estaba intentando vender sus acciones. Ni siquiera la fuerza combinada de todos los banqueros pudo frenar la avalancha de tantas acciones puestas a la venta. Al contrario, lo empeoraron, al hacer creer a la gente que todas sus acciones serían compradas por alguien… y todos se pusieron a vender. Aquello no era un pánico bancario. Era una crisis global. Los banqueros necesitaban ayuda…

-Y no la tuvieron. La Reserva Federal que en teoría debería haberles ayudado a comprar, hizo lo contrario: nada. Lo que empezó siendo un simple pánico, acabó en desastre. Lo que tenía que haber hecho la Fed es lo que se hace hoy en día: abrir la caja fuerte del Estado y meter dinero donde haga falta (ya se recuperará cuando pase el pánico), para que la gente o las empresas vieran que no era verdad que las acciones no se vendían… y se calmaran. ¿Qué sucedió? Conforme la gente sacaba dinero de sus bancos, los bancos se quedaban cada vez con menos dinero… hasta que llegó un momento en el que no hubo más dinero que dar a la gente: se redujo la masa monetaria circulante… lo que acabó de causar una recesión sin precedentes en la Historia.
La Reserva Federal simplemente se limitó a hacer lo que cualquier ciudadano haría en tiempos de crisis: dejar de gastar, cerrar la caja fuerte y ahorrar. Los bancos y las grandes familias que estaban intentando frenar el desastre, viendo que estaban solos comprando tantísima acción, en 1930, se pusieron a vender porque ya no tenían más fondos ni ayuda.

http://en.wikipedia.org/wiki/Great_depression#U.S._Federal_Reserve_and_money_supply

Seguimos con Zeitgeist:

Nuevamente enfadado, el congresista Louis McFadden, un viejo oponente del cartel bancario, comenzó a traer procedimientos de destitución contra el Federal Reserve Board, diciendo que la caída y la depresión: fue una ocurrencia cuidadosamente planeada. Los banqueros internacionales buscaron traer una condición de desesperación, para así ellos surgir como dueños de todos nosotros. No es sorprendente que luego de dos intentos de asesinato, McFadden fuera envenenado en un banquete antes de que pudiera comenzar con los procedimientos de destitución contra el Federal Reserve Board,

Algunos de vosotros, los más avispados, se estarán preguntando… “¿y por qué no has hablado de McFadden antes?” Ese hombre nunca habló bien de la Fed, y era un político republicano, totalmente en contra de la banca, ¡y que incluso había trabajado en bancos! En teoría tendría que haber sido el personaje perfecto e ideal para ser citado cuando se hablara mal de la Fed.
Sí, es por eso que Zeitgeist habla tanto de McFadden. Parece ser una buena fuente de argumento de autoridad, ¿no?
Pues no.
El señor Louis McFadden fue un congresista republicano por Pennsylvania, que trabajó mucho desde joven en bancos y conocía el mundo de la banca muy bien. ¿Por qué se oponía tanto a la Fed, entonces? Debería haber sido lo contrario, ¿no?
Pues no.
Porque era antisemita: odiaba a los judíos. Y los odiaba porque, según él, la banca estaba en manos de ellos. Llegó incluso a apoyar a Hitler.
Y sí, también le apoyaban los agricultores, como a Lindbergh. Se ve aquí:
http://en.wikipedia.org/wiki/Louis_McFadden

McFadden was known as openly antisemitic. He claimed that Jews controlled the American economy, and that the United States had to choose between “God and the money changers who have unlawfully taken our gold and lawful money into their possession.” McFadden also blamed Jews for president Roosevelt’s decision to abandon the gold standard, and claimed that “in the United States today, the Gentiles have the slips of paper while the Jews have the lawful money.” McFadden was also a supporter of Hitler and the Nazis’ anti-Jewish policies. McFadden encouraged Hitler’s attempts to destroy the alleged Jewish control of the German economy, media, education, and professions. When McFadden ran for the presidency in 1936, one of his slogans was “Christianity instead of Judaism.”

Traducción: “McFadden era conocido por ser un antisemita declarado. Aseguraba que los judíos controlaban la economía americana, y que los Estados Unidos debían escoger entre ‘Dios y los cambistas de dinero que se llevan nuestro oro y nuestro dinero legítimo’. McFadden también culpaba a los judíos de influenciar la decisión de Roosevelt de abandonar el patrón oro, y afirmaba que ‘en los Estados Unidos de hoy, los gentiles tienen los pedazos de papel mientras que los judíos tienen todo el dinero legítimo’. McFadden fue también un partidario de Hitler y de las políticas anti-judías de los nazis. McFadden alentó los intentos de Hitler de destruir el supuesto control judío sobre la economía alemana, los medios de comunicación, la educación y las profesiones [liberales]. Cuando McFadden luchó por la presidencia en 1936, uno de sus eslóganes era “Cristianismo en lugar de Judaísmo”.

Y, sobre todo, aquí:
http://www.publiceye.org/conspire/flaherty/flaherty10.html

Traduzco un resumen de esto último:
Louis T. McFadden was a member of the House of Representatives in the twenties and thirties and is one of the heroes of the Federal Reserve conspiracy theorists.

“Louis McFadden fue miembro del Congreso americano en los años veinte y treinta y es uno de los héroes de los teóricos de las conspiraciones sobre la Reserva Federal.”

On June 10, 1932 the House was debating a bill which would would expand the types of securities the Federal Reserve could trade when conducting monetary policy. McFadden used this opportunity to launch a twenty-five minute tirade against the Federal Reserve, and in so doing became a legendary champion amongst conspiracy theorists. However, just because a claim appears in the Congressional Record does not necessarily mean it is true.

“El 10 de junio de 1932, el Congreso estaba debatiendo un proyecto de ley que aumentaría los tipos de garantías con las que la Reserva Federal podría comerciar para hacer valer su política monetaria. McFadden utilizó esta oportunidad para lanzar una diatriba de 25 minutos contra la Reserva Federal, y al hacerlo, se transformó en un campeón legendario entre los teóricos de las conspiraciones. Sin embargo, sólo porque una afirmación aparezca en el Registro del Congreso, no significa que sea verdad.”

Y ahora sí, voy a resumir más, porque el discurso se las trae. En él asegura barbaridades tales como que la Fed financió la Revolución Soviética, que ayudó económicamente a Trotsky, que estaba en manos de banqueros internacionales, e incluso llegó a invocar el testimonio del sacerdote católico padre Charles E. Coughlin,
http://en.wikipedia.org/wiki/Charles_E._Coughlin
quien más tarde se hizo famoso por apoyar en sus programas radiofónicos la agenda política de Hitler. En el enlace lo podéis leer con todo lujo de detalles.

Una fuente de lo más fiable, vaya. Yo no lo citaría si quisiera criticar la Fed, porque mucha autoridad no es que tenga este hombre, pero en fin… lo comento porque estoy analizando a este hombre, que es una de las fuentes de Zeitgeist. Pues esas son las fuentes de los argumentos de autoridad de Zeitgeist. Y eso no es una falacia ad hominem.

Ahora, al calor de todo esto, vamos a hablar un poco de los judíos.


-¿Por qué tooodas las teorías conspiratorias acaban llevando, más tarde o más temprano, a acabar mencionando o culpando a los judíos?

Los judíos. Ese pueblo… ¿por qué han estado tan perseguidos y han sido tan insultados y denostados desde tiempo inmemorial? ¿Qué es lo que han hecho para merecerse ese odio y esa persecución?
Podría escribir un libro entero sobre este tema, porque tiene para rato, pero voy a resumir.

¿Quiénes son los judíos? Los judíos son un pueblo de raza semita (por eso se llama a los que odian a los judíos, “antisemitas”), proveniente de las regiones de Oriente Medio.
Los judíos (descendientes del patriarca de la tribu de Judá), o hebreos (“los que vienen del otro lado del río [Jordán])”, o israelitas (de “Israel”, otro nombre dado a Jacob, que significa “el que ha luchado con Dios”).
No voy a hablar de la Historia total de los judíos. Gran parte de ella se halla en el Antiguo Testamento (aunque adornada con graaaandes dosis de “efectos especiales”, o sea, intervenciones divinas a cascoporro, milagros, profetas, profecías y fenómenos sobrenaturales para que a Iker Jiménez, el parapsicólogo, se le haga la boca agua), y otra pequeña parte está en el Nuevo Testamento; supongo que la conoceréis aunque sea sólo de oídas.
Si hay algo que ha hecho especial a los judíos dentro de la lista de aportaciones a la cultura universal es:

-La creación de una religión monoteísta, esto es, donde sólo se adora a un dios en exclusiva y no existe ninguno más.

Esa es la gran aportación israelí. De su religión provienen el cristianismo, el islam, la fe Ba´hai y tantas otras religiones abrahámicas, que se caracterizan por su estricta adherencia a un único dios.
Esta adherencia a una religión que no admite nada más, es la principal causa de la historia de sufrimiento y de persecución que los judíos han soportado a lo largo de milenios. La cultura judía gira en torno a su religión. Desde siempre, los judíos han visto en su religión el elemento que les hace distintivos de los demás pueblos de la Tierra. Según ellos son “el pueblo elegido por Dios”, y eso es lo que les hace ser únicos. El pacto entre el pueblo de Israel y Dios es ése. Ellos son el pueblo elegido, y sólo adorarán a Dios en exclusiva.
¿Tanta importancia tiene su religión?
Sí. Porque es debido a ella que los judíos se han obstinado con una terquedad más que considerable en NO ser asimilados por otros pueblos… y es por ella que han sufrido persecuciones sin cuento. La lista es interminable:
-Abraham, el fundador del pueblo judío tuvo que huir de Ur con su familia para poder practicar su religión.
-Moisés tuvo que rescatar a su pueblo de los egipcios (según su tradición, si nos centramos en la simple historia, Egipto tuvo dominada Judea tres veces… ahí es nada).
-La Biblia es pródiga en las luchas que tuvieron que mantener los judíos contra incontables pueblos para preservar su fe: filisteos (véase el episodio de Goliath), asmoneos, jebuseos, amalacitas, sirios, árabes, canaanitas, etc.
-Los asirios iniciaron uno de los primeros genocidios a escala épica contra ellos.
-Los babilonios se los llevaron al “Cautiverio de Babilonia” (Primera Diáspora).
-Los persas seleúcidas intentaron convertirlos al paganismo.
-Los romanos conquistaron Judea, destruyeron el templo y dispersaron al pueblo judío por todo el Imperio (Segunda Diáspora).
-Una vez dispersos por el mundo, fueron perseguidos por toda la faz de la Tierra.
-Sufrieron discriminación durante toda la Edad Media.
-Sufrieron matanzas cuando se les acusó de propagar la peste por Europa.
-En Rusia sufrieron los pogroms.
-En España, la Inquisición dio buena cuenta de ellos (o te conviertes, o te expulso). Y si te conviertes y aun así sigues practicando tu religión judía, a la hoguera.
-En el Imperio Germánico no fueron ciudadanos sujetos a derecho.
-Y cientos de persecuciones y expulsiones de países como Portugal, Inglaterra, Hungría, países balcánicos, Ucrania, Oriente Medio, etc. y etc.
-Y, cuando la cosa parecía que podía mejorar, llegó la shoah: el exterminio sistemático de los judíos bajo el régimen nazi de Adolf Hitler. Más de seis millones de judíos europeos masacrados en los campos de concentración… una de las matanzas más gigantescas y horrorosas que la Humanidad haya visto, por mucho que se empeñen en ocultarlo todos los conspiranoicos que niegan el Holocausto.

Bueno, pues ni por ésas dejaron los judíos nunca su fe: el elemento que les hace ser un pueblo. Una no sabe si alabar su persistencia o criticar su cabezonería, así que tendré que hacer las dos cosas a la vez.

Como podéis ver el patrón común a todos los enfrentamientos que ha sufrido el pueblo judío es el mismo: no les ha dado la puñetera gana de renunciar a su religión ni ser asimilados por otros pueblos, a pesar de lo que los otros pueblos les hayan podido echar encima. Pero no es la única causa del odio que se les tiene.
Las causas son muchas y variadas:

-Allá donde han ido, los judíos se han negado a integrarse en las sociedades que les acogen. Se han negado a adoptar el cristianismo o el islam o lo que fuera… en líneas generales. Ha habido excepciones, claro: muchos judíos optaron por convertirse antes que tener que abandonar sus bienes y su patria cuando fueron expulsados de España allá por 1492 por el edicto de los Reyes Católicos. Pero, en líneas generales, se han negado a convertirse. Un paso sencillo que les hubiera reportado quitarse de sufrimientos… pero que no les daba la gana de dar.

-Eso, unido al rechazo que provoca ya de por sí una minoría étnica dentro de una mayoría, forma un cóctel explosivo. Las minorías étnicas son “menos” y son “diferentes” de la mayoría. Eso le da motivos (y ventajas, y ánimos) a la mayoría para descargar sus frustraciones, y para justificar los malos tiempos. Recordemos que a los judíos siempre se les ha acusado de brujería, paganismo, de desecrar iglesias y formas sagradas, que se comían crudos a los niños por las noches, que si envenenaban los pozos, que si ellos eran los causantes de la peste negra, la sequía, o la inundación, etc. Aquí en mi tierra, Andalucía, allá por el año 1391, un sacerdote fanático, el arcediano de Écija, levantó a las masas campesinas contra los judíos, acusándolos de ser los causantes de la epidemia de peste que asolaba nuestro país entre otras cosas. Fue por lo visto una de las matanzas religiosas más grande de nuestra Historia: más de cuatro mil personas muertas. El odio al “diferente” siempre ha sido una constante de la Historia de la Humanidad.

-Tradicionalmente se ha culpado a los judíos de la muerte de Jesús, ya que fueron los judíos los que condenaron al mesías del cristianismo a morir en la cruz. El hecho de que el mismo Jesús fuera judío (y su madre, y su padre, y los apóstoles, y todos sus primeros seguidores, como que estaban todos en Judea) no parece quitarles razones a los antisemitas, radicales cristianos, ni al Ku-Klux-Klan, por lo visto.

-Las minorías viven y se agrupan separadas del resto. Los judíos, para protección y comodidad, vivían juntos en ghettos o juderías, como se dice en España (a veces era obligación que vivieran en ghettos, pero muchas veces no lo era, se agrupaban simplemente para estar cerca de “los suyos”). Esto las hace (a las minorías) opacas e impermeables, cuando no misteriosas… y sujetas a todo tipo de rumores. Los judíos raramente (ha habido excepciones, pero más propias de tiempos recientes) se mezclan con gentiles (no-judíos) o se casan fuera de su etnia. Eso contribuye a su aislamiento y al desconocimiento de los demás acerca del “qué harán allí dentro… nada bueno, seguro”.

-Dado que los judíos han estado siempre perseguidos y discriminados, no eran considerados ciudadanos propiamente dichos. En muchos Estados no se les permitían derechos tales como poseer tierra, dedicarse a la agricultura, tener armas… Todo eso, unido a que en una o dos generaciones como mucho tenían que huir del país donde estaban hacia otro, provocaba que no se dedicaran a profesiones típicas (granjero, pastor, marinero, soldado…) sino más intelectuales y/o especializadas: entre los judíos se hallan muchos de los primeros cirujanos, médicos, oftalmólogos, filósofos, traductores, alquimistas, matemáticos, bibliófilos, numismáticos, orfebres, joyeros, mercaderes, tratantes, buhoneros, etc.
Todo esto lleva a que los judíos se esfuercen en ser una gente innovadora, y que tengan mentalidad empresarial y emprendedora… porque no les queda más remedio, ya que no pueden ser campesinos dedicados a la tierra, ni guerreros conquistadores, ni pastores: dependen de su ingenio para sobrevivir. Esta especialización tan acusada, en un mundo generalista, suele llevar al éxito, a la riqueza… y a la envidia y los celos de parte de tus congéneres que se han quedado atrás. Resultado: odio hacia el judío rico o exitoso.

-Muy, pero que muy relacionado con esto, está el hecho de que muchos judíos han sido… banqueros. Sí, ha habido una gran cantidad de judíos entre los banqueros y capitalistas del mundo (los Warburg, los Rothschild, Bernard Baruch, etc.). ¿Por qué? Esto viene de antiguo. Los cristianos y los musulmanes no pueden dar préstamos con usura (préstamos con interés) según sus religiones. Eso está prohibido, es pecado y llevaba incluso a la excomunión. Pero no para los judíos… que no son ni cristianos ni musulmanes. Eso cambió más tarde, claro, pero durante la mayor parte de la Historia, sólo los judíos daban (se atrevían a dar) préstamos con usura (a muy elevado interés). Eso los acabó convirtiendo en los dueños de las primeras redes financieras. Era un negocio muy lucrativo, y los gentiles (no-judíos) no tenían más remedio que acudir a ellos cuando necesitaban dinero urgentemente. Ni que decir tiene que el deberle dinero a un judío, no lo hacía muy simpático. Muchas de las persecuciones a las que se han visto sometidos los judíos han venido dadas por el odio que se les tenía a los judíos usureros. Conforme evolucionaba la Banca, algunas familias de judíos se fueron haciendo más y más poderosas, llegando incluso a tener como deudores a reyes y naciones. De ahí vienen multitud de teorías acerca de la dominación mundial judía, del reinado de los banqueros-monopolistas-chupasangres judíos, y una multitud de conspiraciones geopolíticas sin cuento.

-Otra cosa: los judíos han realizado una gigantesca y desproporcionada aportación de grandes hombres a la cultura universal para ser un pueblo tan pequeño: Albert Einstein, Karl Marx, Sigmund Freud, Maimónides, Abraham Maslow, Steven Spielberg, Michael Kaplan, Milton Friedman, Richard Feynman, David Eisenberg, Stanley Cohen, Leonard Bloomfield, Daniel J. Bernstein, Thomas Kuhn, Abraham Low, Noam Chomsky, Scarlett Johansson, Natalie Portman, Larry Page (cofundador de Google), y tantos y tantos otros que no puedo poner aquí la lista completa porque no cabe.
Y eso conlleva también muchos celos por parte de los demás, claro.

-En la actualidad, también se les odia muy fuertemente en todo el mundo musulmán por todo lo relacionado con el conflicto palestino. Los musulmanes consideran que los israelíes son unos intrusos que han despojado a los palestinos de su tierra y los tienen oprimidos, reducidos en reductos como se hacía con los indios, sin derechos y sin futuro. Esto entra más bien dentro de un conflicto geopolítico, pero muchas naciones islámicas, epecialmente Irán, “se han subido al carro” de las conspiraciones antisemitas muy recientemente debido a este conflicto.

¿Qué tiene todo esto que ver con las teorías conspiratorias?
En que, como podéis ver, los judíos han sido víctimas de las teorías conspiratorias desde muy antiguo, y por diversas causas. Vamos a resumirlas:
-Son un chivo expiatorio.
-Son un chivo expiatorio… fácil.
-Son un chivo expiatorio… que la gente está dispuesta a creer culpable.
-Y ya es prácticamente una tradición eso de echarle al judío la culpa de… todo.

¿Todavía hoy arrastramos ese prejuicio? Veamos las teorías conspiratorias de Zeitgeist: fijaos en todos los judíos a los que les ha echado la culpa de algo o han sido mencionados bajo una perspectiva negativa en Zeitgeist: Warburg, Baruch, Flavio Josefo, Rothschild… Fijaos en las fuentes que utiliza Zeitgeist: McFadden (pronazi), Griffin (ultraderecha), los Lindbergh (el hijo fue un pronazi). Y también están las teorías sobre la participación de los israelíes y el servicio secreto del Mossad en los atentados del 11-S. No voy a decir nada más, porque no puedo juzgar las intenciones. Sacad vuestras propias conclusiones… es lo que os llevo pidiendo que hagáis desde que empecé a escribir.

Tengo que aclarar que no soy judía (por si alguno lo pregunta), ni muchísimo menos “sionista”, ni tengo parientes judíos que yo sepa con seguridad hasta la quinta generación anterior a la mía (antes de eso, vaya usted a saber, siendo española, tendré ancestros árabes, judíos y godos, como casi todo el mundo aquí). No me paga ni el Mossad ni el grupo Bilderberg. No apruebo ni desapruebo la existencia del Estado de Israel. No me gusta la opresión del pueblo palestino. Creo que ambos pueblos deben repartirse la tierra, y que los dos tienen derecho a vivir en paz. No me gusta que Irán amenace a Israel, ni que Israel amenace al Líbano, ni que los saltamontes se coman mi naranjo, ¿de acuerdo?

Tan sólo comento lo que me he encontrado a lo largo de mi investigación, y que es un asunto que creo debo compartir con la gente que me lee. Es una conclusión personal y sin ánimo de ofender a nadie… a no ser que se ofendan los partidarios de Zeitgeist, en cuyo caso me alegraré de que así suceda, porque eso indicaría que no ando muy desencaminada.

Hasta la próxima.
Shalom.
Ma’laikum Salaam.
Adiós.
Ta’luego.

Safe Creative #0807120825632

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/30013.html

.

Siguiente artículo.

2 comentarios »

  1. Acabo de perder media hora (y porque e parado de leer esta patraña).
    No se que intereses tienes para hacer este “chustiblog”, aparte que lo que piense tu marido me la trae floja, (y otras muchas cosas de tu vida personal), que digas 4 tonterias sobre los “fallos” historicos del reportage, no quita que todo el sistema economico sea una farsa, y tu demagogia barata de que ” nos estan engañando”, solo ayudas a que los hijos de puta que nos pisan y nos roban nuestro derechos, sean respaldados a seguir robandonos (por nuestro bien claro), por culpa de : Ovejas, zombis, plantas y tullidos mentales que solo saben ver la “verdad” que a cada uno le combiene.
    No solo me ha desagradado tu opinion si no que creo que gente como tu es lo que hace que cada dia seamos mas borregos y no querramos ver como nos “petan” el culo.
    Si te gusta que te roben y te den por culo pide ayuda a (seguramente cabeza cuadrada) tu marido que estara encantado de meterla en caliente.

    Perdon pero asi lo siento. Hay que aprovechar internet para informar si, pero tambien para contrastar, y ahun asi nunca nadie encontrara la autentica verdad, porque la verdad, es el conjunto de varias mentiras. Toda informacion tiene una parte falsa y otra verdadera (como tu opinion aqui expresada),, pero es de estupidos pensar que tu o alguien tiene la verdad absoluta.
    Conformate con saber un poco de casi nada..

    Comentario por Jordi Alcaraz Garcia — 1 octubre 2011 @ 04:50 | Responder

    • no quita que todo el sistema economico sea una farsa

      Pues vete a vivir a Corea del Norte, donde el sistema económico es completamente distinto. O a cuba. O a Mali o Mauritania, donde viven en economía de subsistencia. Esos sistemas son mucho más “sinceros”, seguro que te gustan mucho más.

      solo ayudas a que los hijos de puta que nos pisan y nos roban nuestro derechos, sean respaldados a seguir robandonos (por nuestro bien claro), por culpa de : Ovejas, zombis, plantas y tullidos mentales que solo saben ver la “verdad” que a cada uno le combiene.

      Cree el ladrón que todos son de su condición.
      Como no te terminas de enterar, te lo traduciré: el que está ayudando a esos hijos de puta eres TÚ, porque los hijos de puta de ultraderecha que no quieren pagar la seguridad social de los demás son los que están detrás de Zeitgeist. Te han mentido para que odies al Banco Central y otros mecanismos de control, y para que odies los impuestos, porque ellos que son ricos tienen que pagar mucho para que los pobres tengan seguridad social o educación. Y como no quieren pagar nada, ni que regulen sus operaciones bursátiles, te han MENTIDO jurándote que los impuestos son para pagar los intereses del Banco Central, cosa que es una trola más gorda que la virginidad perpetua de María.

      Son gente que de poder, privatizarían el agua, la policía, la judicatura y la seguridad social. Pero como te han dicho lo que quieres oír, les das la razón a ellos en lugar de ver que lo que hacen es decirte que te quieren mientras te dan por el culo. Estás dispuesto a pensar que el Estado es tu enemigo, en lugar de coger a los políticos de la chaqueta y exigirles que pongan a los ladrones, banqueros y otros bastardos en su sitio.

      Estás siendo el mamporrero de gente como Ron Paul o Lyndon LaRouche. Y encima, te enorgulleces.

      El sistema está mal, sí. Pero lo que necesita es más control, para que la desregulación no vuelva a causar desastres como la actual crisis. En Inside Job (eso que es un buen documental) te cuentan cómo la desregulación, la falta de control, causó grandísimas fortunas para unos pocos y una crisis para todos.

      Y los mismos que defienden esa desregulación te venden Zeitgeist para que te creas que el Estado es malo y no debe controlar nada, que los impuestos son malos y fascistas (porque para ellos sería horrible que quien gana más pague con sus impuestos la sanidad y educación de otros, cuánto horror para los libertarianos de ultraderecha yankis), y que nada de eso se puede arreglar.

      Porque votar a políticos más honrados o denunciar más los robos y chanchullos legales como hacen en el norte de Europa, eso ni nos lo planteamos, claro. Le echamos la culpa a Natsu y los ladrones que se escapen. Y los “zeitgeisteros”, en lugar de tratar de solucionar problemas, en el sofá a criticar a quien intenta arrojar un poco de luz sobre las mentiras de la ultraderecha.

      ahun asi nunca nadie encontrara la autentica verdad, porque la verdad, es el conjunto de varias mentiras. Toda informacion tiene una parte falsa y otra verdadera (como tu opinion aqui expresada),, pero es de estupidos pensar que tu o alguien tiene la verdad absoluta.

      Estúdiate las bases del método científico, que es lo que ha conseguido que podamos comunicarnos por internet a distancia intercontinental. Estudia qué es el “falsacionismo”. No podemos saber toda la verdad, pero SÍ podemos saber qué es falso. Y qué es más falso que otras cosas. La verdad que tenemos es temporal, hasta que encontremos una verdad superior. Pero las falsedades demostradas, ahí están. Zeitgeist MIENTE. Eso es cierto. No vas a cambiarlo. Ni vas a cambiar que esté basado en los postulados de movimientos de ultraderecha radical estadounidense. Si quieres defender a ese tipo de gente, hazlo. Pero no vengas mancillando el concepto de verdad porque La Verdad no te gusta.

      Zeitgeist miente. Miente para llevar a personas de izquierdas a ideologías de ultraderecha. Si te gusta bien, y si no te gusta, sigue siendo cierto.

      Comentario por natsufan — 11 octubre 2011 @ 01:01 | Responder


RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: