El diario cada vez menos privado de Natsu

11 octubre 2009

Zeitgeist contrastado (II). El pseudodocumental en sí mismo. Características técnicas de la película. El autor del pseudodocumental. Sobre Peter Joseph, seudónimo del autor de Zeitgeist: the Movie. La temática conspiranoica del pseudodocumental.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Buenos días a todo el mundo, menos a los que no se los merecen… como los autores de Zeitgeist.

Por si alguno no lo había adivinado después de este saludo, quien les escribe este artículo no es Natsufan.

Soy Chemazdamundi, su marido.

Voy a empezar a colaborar con ella en la investigación y redacción de artículos sobre los pseudodocumentales Zeitgeist: the Movie y Zeitgeist: Addendum. Empezaré por lo más básico: por ver quién está detrás de esos vídeos (su autor) y las características técnicas de ambos.

Nota de Natsu:

Quede claro, clarísimo clarito que lo que vais a leer lo ha escrito Chema, y por lo tanto es susceptible de herir sensibilidades, orgullos y corazoncitos amantes de Zeitgeist. Estáis avisados, y a estas alturas ya conocéis a Chema. Yo me lavo las manos, ¿eh? Luego no quiero lloros.

Fin de la nota de Natsu, continuación de la filípica de Chema.

 .

I) Presentación. Mis motivos.

Hace ya mucho tiempo que me puse a investigar sobre la autoría de Zeitgeist, porque para todo periodista, es tan importante conocer lo que se dice… como quién lo dice.

Y dado que yo, aparte de haber sido estudiante de Periodismo, soy economista, en cuanto empezaron a aparecer las teorías económicas sobre “el dinero es deuda”, inmediatamente me sonaron todas (y cuando digo todas, me refiero a TODAS) las alarmas.

Supe al momento quién estaba detrás… de, al menos, una parte de las afirmaciones de Zeitgeist. Esas salvajadas no están recién inventadas ni se las ha sacado el autor de la manga. Ésas son ideas de la absurda “escuela de Austria” o «austríaca», que es una “escuela” (yo más bien diría “parvulario”) económica-filosófica-psicológica que es el hazmerreír de la profesión. Es algo así como la oveja negra de la familia de los estudiosos de la Economía, la máxima expresión del maguferío en el mundo académico de la Economía. Ya he hablado muy extensamente en mis artículos de Economía sobre ella. Es TAN fraudulenta que le he tenido que dedicar una serie completa para desenmascararla («la escuela austríaca contrastada«).

En cuanto vi cuáles eran las fuentes que utilizaba Zeitgeist (ocultistas como Churchward, teóricos de la conspiración como Jordan Maxwell, partidarios de la escuela de Austria como Ron Paul, ultraderechistas como James Perloff, etc.), me quedé más que tranquilo, sabiendo que era una auténtica estupidez soberana de ésas que circulan por internet como tantas y tantas otras.

No le di mayor importancia… porque creí que nadie se la daría.

Inocente de mí…

Millones de personas se han creído a pies juntillas las barbaridades que dicen ambos pseudodocumentales (Zeitgeist: the Movie y Zeitgeist Addendum).

Y yo no me di cuenta de eso hasta que me avisó mi mujer. Ya os ha contado Natsufan que ella NO se quedó conforme con Zeitgeist. Yo no le di mayor importancia y seguí con mi lucha diaria, pero ella se sintió especialmente dolida por cómo habían tratado su campo de especialidad académica (Historia, Historia del Arte, y Mitología). Y, ni corta ni perezosa, se dispuso a contrastar todas las afirmaciones que le pareció oportuno en su blog.

Yo ni siquiera sabía que ella tenía su anterior blog (era privado, sólo para ella y sus amigos, podéis consultar las primeras entradas, que tratan sobre anime, manga y otras cosas) hasta que empezó a hablarme de la cantidad de gente que se le presentaba aquí, que se creían sin cuestionarse el tremendo volumen de mentiras que “soltaba” el pseudodocumental.

De pronto, de la noche a la mañana, el desconocido blog de mi señora, se llenó de gente que insultaba, despreciaba o negaba los análisis de Natsu o que, simplemente, no se quería creer las pruebas que ella aportaba. El asunto se le fue de las manos: estaba desbordada.

Y ella me pidió ayuda.

Cuando yo vi la que se le había formado en el blog y cómo estaban tratando a mi “chati”, me arremangué y me dije: “ahora os vais a enterar todos de lo que vale un peine”.

Y en ello estoy.

Ya comentaré todo lo referente a la parte sobre Economía, y haré aportaciones en otras materias, principalmente sobre Historia Militar, a la que soy muy aficionado.

Voy a empezar hablando de quién está detrás de Zeitgeist (centrándome en el primer vídeo, Zeitgeist: the Movie) de sus ideologías e intereses.

Pónganse cómodos, que el viaje va a ser largo. Espero que también sea interesante.

.

II) Una bronca general sobre la autoría.

Antes de empezar con el análisis en sí, me van a permitir que empiece echando una bronca a los cuatro vientos, denunciando la falta de sentido crítico y la hipocresía de muchas “personas” que pasan por aquí. Sí, una bronca…

Dirigida a todo el que se haya creído los pseudodocumentales, y especialmente, para todo el que, habiéndolos visto y habiendo comprobado (a través de Natsu, de mí o de cualquier otro que le haya puesto por delante pruebas) que mienten… se los siguen creyendo o justificando.

Vamos a ver, criaturitas… Ya de por sí es bastante grave que os creáis, o justifiquéis (o intentéis “suavizar” diciendo que lo importante es su mensaje, aunque sea dicho a través de falsedades) un pseudodocumental que dice mentiras evidentes como que “el solsticio de invierno dura tres días” o que “el dinero es deuda”…

Que ya tiene delito haberse creído eso de primeras.

Pero lo que me hace gracia, es que después de haberos demostrado con pelos y señales, pruebas, datos, análisis lógicos, comparativas e incluso ilustraciones y cálculos matemáticos, que Zeitgeist miente “a saco matraco como un cosaco bellaco”… os cuestionéis quiénes somos nosotros (Natsu y yo) para desmentir a Zeitgeist.

Sí, sí, sí… no miréis al suelo ni os pongáis a silbar haciéndoos los distraídos. Me estoy refiriendo a todos los que habéis dicho que quién es Natsufan (o yo) para hablar o “qué cualidades y atributos tiene para poder cuestionar las afirmaciones de Zeitgeist”, preguntándole cuáles estudios tiene en su haber (o cuáles tengo yo para hablar de Economía), que quién es ella en realidad, de dónde es, y [cantando como José Luis Perales] a qué dedica el tiempo libreeeeee…

Y eso por no hablar de los que han llegado a cuestionar mi existencia, diciendo que no soy sino la misma Natsu (o al revés, hay quien ha dicho que Natsu no existe y que sólo existo yo). También hay quien ha dicho que soy un “gordo de la CIA”, que estamos a sueldo del Club Bilderberg, de los masones, de los Illuminati, del FBI, del Mossad, (Nota de Natsu: te han faltado el Opus Dei, la Iglesia Católica y los Adventistas del Séptimo día a la hora de la merienda), etc. Los hay que incluso han llegado a intentar echarnos en cara que somos de Valladolid… a pesar de que Natsu ha especificado que somos sevillanos y vivimos en Córdoba. Macho, lo que es no acertar ni una. Tiene cojones, ¿eh?

.

A todos vosotros os voy a hacer una preguntita…

¿Y por qué coño no le habéis preguntado todo eso a Peter Joseph, el autor de Zeitgeist?

.

No, es que veréis… Me hace mucha, mucha, mucha gracia… que dudéis tanto de nosotros… y nada de Peter Joseph, el autor de los Zeitgeist.

Si queréis saber qué ha estudiado Natsu o sus datos y nombre reales (se llama Isabel), pues mirad su perfil de Livejournal o su firma en Safecreative… que para eso están registradas las entradas, sarta de payasos.

Si tenéis dudas acerca de por qué ha surgido el blog… ¿por qué no le echáis una miradita a las primeras entradas, que no tratan de política ni de Zeitgeist, y que son mucho más antiguas que el puñetero pseudodocumental… y así notaréis que no hemos el hecho el blog adrede para comentar el pseudodocumental?

Si tenéis dudas de si somos dos o uno los que escribimos, pues analizáis las entradas de cada uno de nosotros y observaréis que escribimos diferente, que yo empecé a escribir meses después de haberse creado el blog… aparte de que mis entradas están registradas con mi nombre y apellidos… y de que tengo puestas fotos de mi familia en mi blog.

Más formas de corroborar, investigar y comprobar. ¿Le habéis preguntado a la gente que afirma conocernos en persona, como Sibila o Yatoshi, que también comentan en este blog a menudo? No, ¿verdad?

Pues a eso se le llama INVESTIGAR.

Y a muy pocos de vosotros (a los conspiranoicos, ni uno) he visto intentar averiguar nada sobre los autores, fuentes u orígenes de Zeitgeist.

Nos cuestionáis a nosotros… pero a Zeitgeist, no.

Ay, qué graciosos… y qué “listos”.

Olé ahí el sentido crítico y la objetividad… y la honradez.

Es decir… os ponen un vídeo anónimo por internet, sin referencias, sin saber de dónde viene, ni qué autoridad o estudios tiene el autor (que no da nombre, sólo un seudónimo)… y os lo creéis así, por las buenas. Sin preguntaros de dónde coño ha salido un “documental” que dice que “el dinero es deuda”.

Sí, señoooooor… Un aplauso. Un aplauso al sentido crítico.

Hay que tener poca vergüenza para cuestionarse “el sistema”, la Economía, la Astronomía, la Historia, la Historia del Arte, las Matemáticas, la lógica, el sentido común… y no tener ni la más remota duda ni curiosidad acerca de quién es el que dice que todo lo que sabíamos hasta ahora… es mentira.

Joder. Pues vaya.

Espero que las personas consecuentes que por aquí se pasen me sepan disculpar el tono de cabreo semiperpetuo con el que suelo escribir… pero es que me encuentro con cada uno, que da pena ver a lo que ha llegado la raza humana, ¿eh?

Y añado eso último, porque los partidarios de Zeitgeist cada vez más están recurriendo a ataques personales e incluso amenazas de muerte.

Pero en fin, eso es tema para tratar en otro momento. Ahora, a lo que íbamos.

.

III) El supuesto autor de Zeitgeist.

Desde que vi Zeitgeist como curiosidad, allá por el 2007, lo primero que me pregunté (aparte de qué se había fumado el autor para ponerse a decir salvajadas tales como que “Horus fue crucificado”, “el dinero es deuda” o “el solsticio de invierno dura tres días”) fue:

¿Quién está detrás de Zeitgeist?

Me llamó la atención, al intentar responder a esta pregunta, y buscar una respuesta… que no se conoce al autor de Zeitgeist.

No.

No se le conoce.

El autor aparece referenciado en los créditos y en la página web oficial, como un tal “Peter Joseph”.

En la página más completa en internet sobre filmografía, sólo aparece ese nombre, y los pseudodocumentales en su haber (Zeitgeist, Zeitgeist Addendum, etc.).

En la wikipedia en inglés no dan mucha razón de él.

Y, ¿sabéis por qué?

Porque ése es un seudónimo.

Nadie conocía su verdadero nombre, ni sus referencias, ni su currículo.

Nada.

Hoy día ya sabemos cuál es el verdadero nombre del autor “Peter Joseph”: se llama Peter Joseph Merola.

Pero si lo sabemos no es porque lo haya dicho él, sino porque algunos bloggers y periodistas estadounidenses le han investigado. Por más que he investigué sobre él, no encontré más que algunas imágenes y unas referencias muy vagas, ahora procederé a desgranar lo poquísimo que pude averiguar en su momento. Hoy ya sabemos mucho más sobre él, pero toda esa información la verteré en un artículo dedicado a mostraros quién es Peter Jospeh Merola y multitud de jugosísimos datos.

Obviamente, si se oculta tanto, es por algo.

Un tipo que realiza vídeos con conexiones ultraderechistas, antisemitas y ocultistas… tiene mucho que ocultar.

Ninguna de esas dificultades me detuvo, ni mucho menos.

Por si alguno de vosotros, lectores, no lo habíais leído, estudié Periodismo hace mucho tiempo. Así que todavía me queda algo de aquella vena investigativa que me impulsó a cursar esos estudios (estudios que luego derivaron hacia el Marketing)… y esa vena curiosona e investigativa me decía, después de no poder encontrar al autor de Zeitgeist… que aquí había algo raro.

Ésta es la persona que se hace llamar Peter Joseph (“Pedro José”), el (supuesto) autor de Zeitgeist: the Movie y Zeitgeist: Addendum:

Peter Joseph Merola en la venta de DVD promocionales tras una de sus primeras proyecciones de "Zeitgeist: the Movie".

Peter Joseph Merola en la venta de DVD promocionales tras una de sus primeras proyecciones de «Zeitgeist: the Movie».

Ahora hay varias imágenes de él en internet, pero hasta que este tipo empezó a conceder entrevistas, yo no pude encontrar ni una.

Él asegura que su verdadero nombre de pila es Peter Joseph… pero que se niega a revelar cuál es su nombre y apellido completo porque tiene miedo de la gente que le ha amenazado desde que hizo el pseudodocumental Zeitgeist: the Movie… y porque quiere mantener a su familia a salvo.

Bueno, eso dice él.

El problema es que es más que obvio que si oculta su apellido y utiliza sólo su nombre de pila como seudónimo… es para evitar el chorro de denuncias que le iban a caer por la sarta de acusaciones y mentiras que ha soltado en Zeitgeist: the Movie y su Addendum. Como la mía.

Tened en cuenta que en los vídeos salen hablando antisemitas, se acusa indirectamente al gobierno de EEUU de haber acusado los atentados terroristas del 11-S y se predica el no pagar impuestos entre otras decenas de afirmaciones que pueden constituir delito.

Después de todo lo que ha mentido en los dos vídeos… no le cuesta mentir un poco más. Especialmente si es para salvarse de la cárcel.

Sabemos muy poco sobre este individuo, y lo poco que sabemos de él es lo que él mismo ha querido decir en unas cuantas entrevistas concedidas a radios o páginas web de escasa y oscura difusión.

Aquí hay un listado de esas entrevistas, en la página oficial de Zeitgeist.

Veamos algunas de esas entrevistas, las primeras (en otros artículos veremos más entrevistas).

Ésta es una entrevista (en tres partes) que el tal Peter Joseph concedió a Karen Fradsen…

…que es la editora de la página ocultista inglesa Eerie Investigations.

Como podéis ver en los títulos de la página, debajo del cartel, es una página de:

Investigators of the truth, the esoteric, the alternative, the paranormal, the strange, and the eerie!

Traducción: “Investigadores de la verdad, lo esotérico, lo alternativo, lo paranormal, lo extraño y lo sobrecogedor”.

Buen comienzo, sí, señor. Para que no quede duda de por dónde vamos.

Atención: ésta va a ser una constante de los análisis e investigaciones sobre Zeitgeist y su entorno: toooodo nos va a acabar llevando de un modo u otro, a un mundillo underground (“alternativo y contracultural”) americano y muy cerrado sobre sí mismo y centrado en teorías de la conspiración, el ocultismo, los masones, los illuminati, los extraterrestres, e ideologías políticas y económicas que se salen… un “bastante” de lo normal y de lo “aceptable” para la mayoría.

En esta primera entrevista, lo único que dice sobre sí mismo es que creció en un barrio conflictivo de Los Ángeles. Nada más. La “presentadora” (¿habíais visto alguna vez una entrevista con sólo dos ángulos de cámara, en una casa con las cortinas echadas y ante una “mesa camilla”?)… ¡no le pregunta ni su verdadero nombre, ni sus apellidos ni nada de su biografía, cuando eso es lo primero que se hace al “presentar” a alguien! Pues vaya mierda de periodista, que se salta la primera regla del género de entrevista periodística.

En esta otra entrevista, concedida al programa de radio americano Coast to Coast AM, Peter Joseph desvela un par de datos sobre sí mismo (por lo menos lo que yo he podido entender, porque la voz se le oye entrecortada):

Así pues, él mismo dice que se dedicaba al diseño gráfico en Nueva York, y que “el trabajo le aburría”. En una ocasión, unos amigos le pidieron que plasmara en vídeo las ideas que solían tener por tema de conversación, y el resultado fue… Zeitgeist: the Movie.

.

IV) Características técnicas del pseudodocumental.

¿Es Zeitgeist: the Movie un «documental»?

Bien, por ahí ya podemos entender por qué el pseudodocumental está suficientemente bien filmado (su autor es diseñador gráfico, o eso asegura). Que es algo que ha llamado la atención de mucha gente que ha visto Zeitgeist.

Acostumbrada a ver “documentales alternativos” de pésima calidad, mucha gente le ha concedido una cierta credibilidad al vídeo, porque no está hecho a “trompicones”, tiene gráficos hechos ex profeso (diseñados en exclusiva para el vídeo), y música y sonido suficientemente bien enlazados (aunque un poco estrambóticos).

Es decir, el film tiene una suficiente calidad audiovisual, especialmente para una época en que no se disponía a nivel popular de sistemas de edición de vídeo profesionales. Desde mi punto de vista como periodista, el vídeo “canta” más que una almeja (“es sospechoso”), dado que utiliza técnicas fílmicas, argumentales, lumínicas y sonoras muy simples y conocidas en la propaganda política. A saber:

.

1) –Realiza un bombardeo atontador constante de datos que no da tiempo a procesar.

2) –Realiza bombardeos de imágenes. Por ejemplo, para mostrar lo mal que está el mundo, el pseudodocumental nos ofrece una secuencia elaborada con escenas muy cortas y continuadas de guerras, hambre, refugiados, gente llorando, etc. Eso es típico de narices, vaya.

3) -Practica lo que los anglosajones llaman quote bombing (“bombardeo de citas”. Es una técnica que consiste en llenar el texto con muchísimas citas de autoridad para dar “prestigio” inmediato a los puntos de vista de uno. Recordemos: que exista una cita de un personaje histórico, que concuerde con lo que estamos diciendo, no implica que lo que estemos diciendo nosotros, sea verdad. Por cierto, que a lo largo de los diferentes artículos observaremos que muchas de las citas que aparecen en el vídeo… son falsas o están tergiversadas.

4) -No subtitula los nombres ni profesiones de las personas que salen hablando (por ejemplo, Jordan Maxwell, el ocultista busca-extraterrestres, sale en la tercera parte hablando sobre la educación en los colegios… y no nos dicen quién es ni a qué se dedica. Qué curioso… ¿será porque Maxwell no tiene ni el título de Secundaria? Es la “reostia”… un tipo que no hizo ni el bachillerato, se pone a hablarme de calidad de la educación en Estados Unidos. Tiene cojones. También aparece el conocido negacionista del holocausto judío, David Icke, que presta su voz en una parte del film. Y no lo mencionan.

5) -“Salta” muchísimo de argumento y a una velocidad pasmosa. Un momento te está hablando de Horus, y diez segundos más tardes te está mencionando las similitudes entre Jesús y José en la Biblia.

6) -Enlaza argumentos de lo más inverosímiles unos con otros. Todo, absolutamente todo concuerda para darle la razón en su argumentación a Zeitgeist… o se puede utilizar para ello con “un poco de esfuerzo”: es decir, mintiendo. Todo está relacionado, y si no, me lo invento. Por ejemplo… todos los dioses son dioses solares. Lo suelta así, como si tal cosa… y si cuela, cuela.

7) -Y suele colar porque el autor de Zeitgeist sabe muy bien a qué público objetivo va dirigido: no se dirige a técnicos, profesionales ni gente con mucha cultura, sino a “frikis”, contestatarios, “alternativos” y gente de bajos conocimientos generales, jóvenes e impresionables. Gente ya medio convencida, que quiere creer (porque muchas afirmaciones desafían al “sistema”, el cual tiene muchos descontentos)… o que no puede discernir en el momento las mentiras del pseudodocumental.

8) -Utiliza un medio de comunicación sujeto a poquísimos filtros ni control mediático: internet. Prácticamente ninguna cadena de televisión ni ningún programa de radio de gran difusión aceptaría retransmitir Zeitgeist (porque miente sistemáticamente). Algunos comentaristas” de este blog preguntan “¿por qué no ha salido Zeitgeist en cadenas de televisión masivas o en los mass media?”, queriendo dar a entender que el pseudodocumental ha sido censurado. Pero ahora yo pregunto, “¿por qué no debate Peter Joseph en una cadena de televisión conocida… o en el aula magna del departamento de Egiptología de una facultad de Historia?” No puedo saber por qué no aparece Zeitgeist en cadenas de televisión generalistas (aunque las cadenas de televisión tienen excusa al no emitir un pseudodocumental que miente más que habla), pero la misma pregunta se puede hacer sobre Joseph: ¿por qué no debate con teólogos, historiadores o economistas que no pertenezcan a la escuela austríaca? A Natsu y a mí (pero especialmente a Natsu) nos encantaría ver a Peter Joseph en un debate con profesionales. Perdería de inmediato. Ésa es una de las razones por las que se mantiene en el anonimato. Él y muchos conspiranoicos se defienden diciendo que “Zeitgeist (o el “documental” que sea) no salen por la tele porque al gobierno o a “ellos” no les interesa. Je… cuando a la Warner le interesa que caiga de Youtube el último vídeo de Madonna, enseguida nos topamos con el “this video is no longer available” («este vídeo ya no está disponible»). ¿Y pretenden hacerme creer que Zeitgeist lleva años en Youtube y Google vídeos pese a que el gobierno quería censurarlo? Y una leche. Cuando alguien con dinero quiere censurar (las cadenas de televisión con las mejores jugadas del fútbol, por ejemplo), lo ponen mucho más difícil, y no hay ningún problema para encontrar Zeitgeist en la red. Lo de la censura, no se lo cree «ni el tato».

9) -En la parte del 11-S las técnicas propagandísticas ya llegan al paroxismo, cuando se ponen a repetir la palabra “explosión” pronunciada por varios testigos… cortando la frase y sacándola de contexto, para que creas que el testigo está diciendo que hubo una explosión, y no veas que es una persona que está describiendo lo que sintió al oír el choque y sentir el temblor. Lo de sacar de contexto es típico a la hora de tergiversar. Bismarck consiguió provocar una guerra a base de sacar de contexto trozos del telegrama de Ems. Si en esto de la propaganda no son malos, oye. Para buscar a Horus crucificado no buscaron a un egiptólogo, pero a la hora de manipular a las masas, mira cómo se fijaron en los mejores.

10) –Una mentira, repetida hasta la saciedad, acaba por volverse verdad, como dijo Goebbels, el misnistro de propaganda nazi. Y eso es lo que hacen en Zeitgeist, repetir la misma mentira (por ejemplo, la FED es privada), pero con diferentes palabras, espaciadas cada cierto tiempo en intervalos medidos.

11) -Recurren a frases (hoy muy conocidas) y motivos argumentativos utilizados por numerosas sectas para captar adeptos: “nada de lo que creías hasta ahora es verdad”, “la verdad estaba oculta porque ‘ellos’ no querían que la supieras”, y “yo te revelo esa verdad altruistamente”, etc.

12) –Las respuestas o soluciones a los problemas que plantea son muy vagas y utópicas. Es una vieja fórmula utilizada por nazis y comunistas: las respuestas y soluciones llegarán en un futuro una vez se haya implementado su política (fijaos claramente en el Estado Socialista, tras el cual finalizaría la dictadura del proletariado). Recordemos que Peter Joseph plantea en la primera entrevista, que él no tenía ninguna intención de realizar el Addendum, y que lo tuvo que hacer porque la gente le exigía que diera soluciones. Es decir, no tenía planteadas las soluciones. Las tuvo que pensar después, admitido por él mismo. Llega incluso a tener la desfachatez de reconocer que él conoció el Proyecto Venus mientras trabajaba en el Addendum. Es decir… ¡no tenía previsto hablar de él en el segundo pseudodocumental, se lo encontró por casualidad y decidió meterlo en el vídeo!

Joder con las soluciones que “tenía pensadas dar en el siguiente documental”.

13) –Cuando descubre que se equivoca… cambia sibilinamente y en silencio, para que nadie se dé cuenta. No sé si lo sabéis, pero Zeitgeist: the Movie no es una sola película… son tres. Esa película ha sufrido tres reediciones desde que Peter Joseph la sacó. La primera, que es la que nosotros estamos analizando; la que presentó en el Festival Artivist, llamada Full review; y la llamada Remastered Edition, la corregida. A mí me hace mucha gracia, porque en la primera versión, se equivocó, y puso la fotografía del mariscal Kitchener en lugar de la de Edward Grey, el ministro de Exteriores inglés de la época. En la última ya la había corregido. Y, como ese fallo, montones más. ¡Coño! Con deciros que en la primera se equivocó en una cita de Lindbergh hijo atribuyénsosela a Lindbergh padre, el senador. Y la cambió de inmediato. Seguro, seguro… que alguien le hizo notar que Lindbergh hijo… fue un pronazi. Je…

14) –Utiliza un formato fílmico que levanta pocas sospechas: el documental. Eso le confiere respetabilidad (todos tenemos arraigada la noción de que los documentales tienen una base científica, o de estudio, y que muestran la realidad). Eso no es cierto. La única característica definitoria del género documentalista es que presenta “documentos”.

Yo insisto en que Zeitgeist es un pseudodocumental no porque no presente documentos… sino porque los que presenta SON FALSOS (por ejemplo, asegura que Horus fue crucificado según su mitología, y los documentos que aporta mienten directa y frontalmente sobre esa crucifixión, asegurando que se produce… en la mitología maya; también asegura que no hay libros ni leyes sobre impuestos federales, y los hay a carretones).

De ahí lo de “pseudodocumental” (“falso documental”).

Hay muchos conspiranoicos que se defienden diciendo que el título de Zeitgeist (Zeitgeist: the Movie, es decir, “Zeitgeist: la película”), ya especifica que no es un documental, sino una película.

Y yo como periodista les respondo… no, «listos», no. Es más que obvio que es un documental, porque se emperra en mostrar “documentos” que reafirmen sus afirmaciones.

Y si no, ¿por qué lo presentó al festival Artivist como “documental”?

Y si fue un error de los encargados de Artivist, ¿por qué no rechazó el premio y pidió que participara como película de ficción? Por ahí no se escapa.

Una “película” normal no presenta documentos, ni nos habla de política, Historia, Mitología, Astronomía, Economía, con un narrador que habla en voz en off, y realizando una disertación argumentativa. No os escapéis por lo fácil… que no podéis. Porque, entre otras cosas, los términos “película” y “documental” no son mutuamente excluyentes. Al contrario. Es decir… una película puede ser documental, y un documental siempre es película.

Las definiciones de “documental”, aquí:

 .

DEFINICIÓN En la cinematografía, el documental […] constituye un mundo aparte con respecto a los demás géneros, en lo referente al contenido y la forma. Se puede definir como un tipo de cine eminentemente informativo y didáctico, que intenta expresar la realidad de forma objetiva.

http://www.mariapinto.es/alfamedia/cine/documental.htm

 .

documental.

1. adj. Que se funda en documentos, o se refiere a ellos.

2. adj. Dicho de una película cinematográfica o de un programa televisivo: Que representa, con carácter informativo o didáctico, hechos, escenas, experimentos, etc., tomados de la realidad. U. t. c. s. m.

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=documental

.

 [Película] cinematográfica tomada de la realidad con propósitos meramente informativos.

http://www.wordreference.com/definicion/documental

.

V) Seguimos con Peter Joseph.

Peter Joseph también concedió estas dos entrevistas radiofónicas a estas cadenas:

Expansion Radio (2008):

No es exactamente una cadena de radio, sino una confederación de programas de radio realizados por diferentes personas, que tienen en común que hablan sobre teorías de la conspiración.

Éste es el apartado de Sophia, la mujer que entrevista a Peter Joseph.

Como podéis ver, esa radio se dedica a programas sobre ocultismo, el 11-S, el Nuevo Orden Mundial, y demás.

 .

The Power Hour (octubre 2008):

Esta radio se dedica a retransmitir noticias sobre teorías de la conspiración. Es relativamente conocida por ser de las primeras en retransmitir noticias sobre conspiraciones del 11-S.

Ésta es su página web.

,

Bueno.

Pues después de todas esas entrevistas de «graaaaan difusión» en «reconocidas» cadenas radiofónicas «serias», «internacionales» y «de gran prestigio»… no sabemos nada de las titulaciones de este Peter Joseph, de qué autoridad tiene para hablar sobre Egiptología, Economía, Arquitectura… y ni siquiera sabemos… su nombre auténtico.

Mucho ojo, que yo no estoy diciendo que no por no tener titulaciones no pueda OPINAR sobre todos esos temas.

El problema con este tipo es que no opina: expresa afirmaciones completamente rotundas y las da como verdaderas e incuestionables. Por ejemplo, llega a decir en la tercera sección de Zeitgeist: the Movie que:

Third, at the present day roughly 35% of the average worker’s income is taken from them via this tax. That means you work 4 months out of the year to refill this tax obligation. And guess where that money goes? It goes to pay the interest on the currency being produced by the fraudulent Federal Reserve Bank, a system that does not have to exist at all. The money you make working 4 months out of the year goes almost literally into the pockets of the international bankers who own the private Federal Reserve Bank. And forth, even with the fraudulent Government claim as to the legality of the Income Tax there is literally no statute, no law in existence that requires you to pay this tax. Period.

Traducción: “Tercero, a día de hoy, casi el 35% del salario medio de un trabajador se lo lleva este impuesto [el federal]. Eso significa que trabajas cuatro meses del año para cumplir con esta obligación. ¿Y adivinas dónde va ese dinero? Va a pagar los intereses sobre la moneda que es producida por el fraudulento Banco de la Reserva Federal, un sistema que no debería existir en absoluto. El dinero que ganas trabajando cuatro meses al año va casi literalmente a los bolsillos de los banqueros internacionales que poseen el banco privado de la Reserva Federal. Es más, incluso con la fraudulenta aseveración del Gobierno acerca de la legalidad del Impuesto sobre Ingresos, no hay literalmente ninguna ley ni estatuto en existencia que requiera pagar este impuesto. Punto”.

Sí, ya sé que el Peter Joseph asegura en la página web de su… película… que “no hay que tomarla al pie de la letra”, y que son “visiones personales” e “interpretaciones” de la sociedad.

Pues a mí eso de “punto” no me ha sonado precisamente a “interpretación”. A mí me ha sonado a una afirmación tajante y sin posibilidad de discusión.

Afirmación que, por otra parte, es mentira total, ya que hemos visto en otras entradas que:

-Un americano no descuenta un 35% de impuestos sobre sus ingresos de media, sino que ése es el máximo.

-Que la Reserva Federal es una institución cuasi-pública, no privada (NO tiene accionistas ni dueños).

-Que, por tanto, no tiene banqueros como dueños, ni mucho menos “internacionales” (no americanos), sino que el “dueño” es el Estado… y la prueba es que los beneficios de la Fed VAN A PARAR AL ESTADO. (Otra mentira eso de que el dinero se lo llevan “los banqueros internacionales”).

-Es más, en los estatutos de la FED está prohibida EXPRESAMENTE la participación de entidades extranjeras en el sistema de banca federal americana.

-Que la FED fue legalmente creada.

Que hay libros y libros, y más libros y leyes sobre impuestos y dónde hay que pagarlos.

.

Una conclusión más que podemos obtener es que… Peter Joseph no es un documentalista profesional: él mismo asegura que es diseñador gráfico. Tampoco es técnico en Economía, ni Astronomía, ni ná de ná.

Insisto: que eso no le quita derecho a opinar. Pero sí le quita derecho a dárselas de experto.

Si a mí me va a venir alguien a cuestionar las verdades establecidas hasta ahora en Economía y Matemáticas… espero que, al menos, entienda un poco de lo que sabíamos hasta ahora.

Otra idea que podemos sacar del pseudodocumental es que, en efecto, como dice el mismo Peter Joseph, no se esperaba un éxito tal de su vídeo… en el extranjero. Sí en el mercado americano, no obstante.

Esa es otra característica que me gustaría resaltar del primer pseudodocumental:

Zeitgeist: the Movie está destinada a un público estadounidense.

Si os fijáis bien, todas sus afirmaciones se centran en teorías de la conspiración que afectan a aspectos de la sociedad americana:

-El fanatismo religioso (que en América está muy presente).

-Las teorías sobre el 11-S.

-Hablan sobre la Reserva Federal, que es el banco central de EEUU, extrapolando sus características a los demás bancos centrales del mundo, cuando cualquier economista os dirá que la FED es diferente de otros bancos centrales del mundo. También se centran mucho en la educación en América (los EEUU, vamos), el amero, Rockefeller,  Jekyll Island, la guerra de Vietnam, dan una visión americanocéntrica de la Historia y del mundo (no dice que las dos guerras mundiales se originaron en Europa por causas europeas, tratan esas guerras sólo desde que entraron los EEUU en guerra), etc.

Algunos habéis comentado con mucha guasa que Zeitgeist parece totalmente pensado para americanos… y es cierto. No tiene en cuenta al resto del mundo más que de pasada. De hecho, me hace gracia cuando mencionan lo del amero, y hacen referencia a la Unión Europea (cierto), la unión NAFTA (medio probable) la Unión Africana (altamente improbable)… y la Unión Asiática (¿¿¿qué??? ¿¿¿perdón??? ¿¿¿una unión de lo cómo y de qué???). Ésa última se la ha inventado el autor. Tal cual. Se inventa ésa… y se olvida de Mercosur y de la Liga Árabe. Muy bieeeeen.

También dice que todos los bancos centrales son como la FED, y que ésta controla el mercado financiero mundial (sí, y el banco central de China, de Japón y el BCE también, ¿no te jode?)… y que la FED pronto poseerá todo el mundo (eso lo dice en el Addendum). Sí, claro, claro… y la Luna también, y pasado mañana Urano.

Pues creo que le queda poco dinero a la FED en estos tiempos de crisis económica, la verdad.

.

En fin…

Hasta aquí todo lo más resumido que pude encontrar en su momento acerca del supuesto autor material de este despropósito (los vídeos Zeitgeist) que se hace llamar Peter Joseph.

Insisto en que, a fecha de hoy (inicios de 2011), dispongo de mucha, mucha, mucha más información sobre su persona, pero me la reservo para sorprender a sus seguidores con un artículo exclusivo sobre él. Las sorpresas son mayúsculas… Sólo voy a adelantar un detalle muy revelador: Peter Joseph no es ningún santo alternativo, antiglobalización y enemigo de las corporaciones como creen sus fanáticos seguidores. Todo lo contrario. Es más, se hizo rico especulando durante la burbuja inmobiliaria estadounidense. Qué… ¿cómo os habéis quedado? ¿Intrigados? Ja, ja, ja…

En artículos posteriores también pasaremos a hablar de quién está detrás y en quién se basan las afirmaciones que se hacen en cada parte de Zeitgeist: the Movie.

Aviso: me voy a centrar en la tercera sección de Zeitgeist: the Movie («No hagas caso a los hombres tras la cortina»), que considero la más interesante… y peligrosa, ya que la mayoría de fuentes que utiliza Zeitgeist: the Movie ahí son ultraderechistas.

Vamos a dejar esto claro desde un principio… no hay un grupo único ni una sola persona detrás de todas las afirmaciones de Zeitgeist. Son grupos de personas interrelacionadas, sí… pero no son los mismos. La característica común a la inmensa mayoría de ellos es que son más peligrosos que una piraña en un bidé.

Más detalles, en el índice de artículos.

.

VI) Ya que estamos, vamos a dar una relación de por qué Zeitgeist ha tenido tanto éxito.

1) Zeitgeist: the Movie ha causado una gran sensación, entre otras cosas, porque ha conjuntado en una sola película todas las teorías de la conspiración más actuales:

A) Jesús no existió, sino que es una figura mitológica más.

B) Los atentados del 11-S los causó el gobierno americano adrede para iniciar una política de control de su gente y saquear los recursos de países extranjeros.

C) Todo el mundo está controlado sutilmente por una serie de grupos muy misteriosos (masones, illuminati, Nuevo Orden Mundial…), que hacen y deshacen a su antojo, y tienen planes que están continuamente implementando.

D) Muchísimas otras teorías menores (o menos conocidas) repartidas a lo largo de las tres partes de Zeitgeist: mencionan de pasada los asesinatos de Kennedy, Lincoln, Andrew Jackson; que todos los dioses y religiones provienen del mismo sitio; la teoría de que el gobierno americano sabía que los japoneses iban a atacar Pearl Harbor, y lo dejó suceder; todas las teorías sobre que Rockefeller (hijo) está metido en todos los “jaleos” económicos y del Nuevo Orden Mundial del siglo XX; la teorías anti-impuestos federales tan propias de los americanos (sí, esa teoría es propia de ellos); que la FED fue creada ilegalmente; la teoría conspiratoria sobre el amero; las uniones forzosas de países bajo un gobierno mundial; que el dinero es deuda (teoría conspiratoria de la escuela de Austria); la simbología astroteológica de los teosofistas que dice que los símbolos de poder ocultos están por todas partes, etc., etc., y etc… hasta decir “basta”.

.

Tabla-resumen humorística sobre las conspiraciones más comunes en el imaginario estadounidense.

Tabla-resumen humorística sobre las conspiraciones más comunes en el imaginario estadounidense.

.

2) Con este “refrito” de teorías, el autor se ha garantizado que, de entre muchos públicos objetivos posibles… alguno iba a acabar viendo y le iba a acabar gustando al menos una parte de Zeitgeist. A ese respecto, admito que ha sido muy astuto. Buena técnica comercial y propagandística (¡márketing, márketing!).

Fijaos si no en los comentarios que me habéis hecho muchos de vosotros: “a mí no me ha gustado la parte sobre el 11-S, pero creo que,  en la parte económica, tiene razón”, “pues a mí me da igual la religión, pero está claro que lo del 11-S fue verdad”; “lo del 11-S no se lo puede creer nadie, pero es cierto que la religión es una mentira”, etc. Ha acabado llamando la atención de todo el mundo.

3) El pseudodocumental ha sido distribuido gratuitamente (eso ayuda a su popularidad, no es lo mismo tener que pagar para acudir a ver algo), y a través de internet (una distribución más fácil, cómoda, anónima y rápida es prácticamente imposible). Internet es la plataforma ideal de transmisión de las ideas “rebeldes”, “antisistema”, o simplemente contestatarias.

Y ahí se quedan…

Es por eso que un activista como yo no tiene más remedio que acusar (sí: acuso) a las nuevas generaciones de cobardía y pereza: mucho teclado, mucho foro y mucho chat, pero poco empuñar pancartas y tirarles piedras a los políticos. Lo cierto es que si algo malo ha tenido internet, desde mi punto de vista (es mi opinión, que conste) es que ha desmovilizado físicamente a la gente. Ahora, las personas creen que con teclear cuatro palabritas en los foros, ¡hala!, ya estamos informados y con eso ya hemos solucionado el problema. Y los sindicalistas, ecologistas y afiliados políticos activos… somos cada vez menos (de “boquilla” o que aparentan serlo los hay a millones, eso sí). Y los políticos y empresarios corruptos… riéndose a mandíbula batiente de ello. Luego me dicen que por qué me cabreo con los conspiranoicos…

Bueno, a lo que íbamos. Hasta hace muy poco, los medios tradicionales (televisión, radio y prensa, los llamados mass media), tenían el monopolio de la distribución de la información, y los contenidos de ese tipo contestatario no tenían lugar en los medios “serios”, relegando a estas temáticas “conspiranoicas” a los fanzines callejeros o revistas ocultistas y programas de radio piratas. Hoy en día todo eso ha pasado a la Historia, y la conspiranoia (amor desmedido por las teorías de la conspiración) tiene tanto eco (si no más en algunos casos) que la “versión oficial” que tanto critican. Como dice Natsu, “vivimos en la era de la información, pero no en la del conocimiento”.

¿Os acordáis de los famosas seis soluciones de Zeitgeist Addendum? Una de ellas era no utilizar los medios masivos tradicionales, “y utilizar internet”. Qué… de bien nacidos es ser agradecidos, ¿no? Cómo se te ve el plumero, Peter Joseph.

4) Por cierto, hablando de eso del “conocimiento” (sí, eso que muchos de los que entran aquí, NO tienen ni buscándoselo), he de recordar que uno de los grandes factores del éxito de Zeitgeist es que ha habido muy poca gente dispuesta a rebatirlo. Y eso es así porque:

A) -Es laaaargo y tedioso de rebatir.

B) -Hace cientos y cientos de afirmaciones que, para desmentirlas, hace falta retrotraerse a lo más básico.

C) -Hay muchas personas que han sabido rebatir algunas afirmaciones sobre alguna temática en concreto… pero no las de todas las temáticas. Me explico: el que sabe de religión no sabe de Economía, y el que sabe de Economía, no sabe de Arquitectura. Con nosotros Peter Joseph lo ha tenido más difícil para escaquearse… porque mi mujer sabía de algunas temáticas… y yo de las demás. Y de la que no sabíamos (algunas cosas del 11-S), las hemos dejado para el final, y habiendo consultado a gente y técnicos que saben más que nosotros.

D) -Los que se han dado cuenta de que era una sarta de chorradas, han optado por lo más fácil… ignorar el pseudodocumental. Es por eso que el pseudodocumental ha encontrado, en parte, tanto eco: como nadie lo rebatía, a algunos les ha parecido… que decía cosas que no se podían rebatir. Venga, admitidlo… nadie tiene ni la paciencia ni las ganas de hacer lo que hemos hecho nosotros, de ir punto por punto.

E) –Muy poca gente tiene la cultura general suficiente como para darse cuenta de que todas las partes de Zeitgeist mienten. La mayoría se han quedado con la duda de “en lo que no entiendo puede que tenga razón”.

5) El pseudodocumental alude a emociones.

Mucha gente quiere creer que Jesús (el Jesús histórico, no la figura religiosa, mucho ojo) no existió, y así poder quitar de enmedio cualquier nimia justificación que tenga esa obsoleta institución que es la religión.

Mucha gente quiere creer que fue el cabrón de George W. Bush el que tiró las torres y así sumarle otra putada más a las que tiene en su haber.

Mucha gente quiere creer que no tiene que pagar impuestos, y que culpables son malvados ocultos e inalcanzables son los responsables de que no pueda llegar a final de mes, que saque malas notas en el examen de ortografía, que tenga una hipoteca que sube con el EURIBOR, o de que la gasolina suba de precio este próximo domingo.

Resumiendo: Las conspiranoias son fáciles y divertidas, y nos gusta creérnoslas.

Seguramente habréis leído que he empleado hasta ahora varias veces el término informal «conspiranoico«: con él me refiero a los amantes de las teorías de la conspiración… los «paranoicos de las conspiraciones». Estos conspiranoicos constituyen  buena parte (si no la mayoría) de los integrantes del público de Zeitgeist: the Movie.

.

VII) Terminología conspiracionista. Definiciones.

Todo esto entra dentro del fenómeno psicológico conocido como “conspiracionismo:

El conspiracionismo se define como tener un punto de vista sobre el mundo en el que las teorías de la conspiración son cruciales y centrales en el devenir histórico.

Las teorías de la conspiración (conspiracy theories, en inglés) afirman que un grupo coordinado está o ha estado trabajando secretamente para cometer acciones ilegales o dañinas, lo que incluye el intento de ocultar la existencia del grupo y sus actividades.

Hasta que yo no empecé a analizar en profundidad todo este mundillo de las teorías de la conspiración, yo no tenía ni la más remota idea de las dimensiones de este fenómeno que ya ha sido más que estudiado de sobras por psicólogos y sociólogos. La verdad es que yo, que soy una persona bastante lógica, atea, culta y científica a rabiar, y a la que le han enseñado sentido común dejándoselo marcado a hierro candente en mi cerebro, todo esto de las conspiraciones siempre me había parecido una estupidez gargantuesca que no se merecía ni mi atención ni mi tiempo, que debía emplear en cuestiones más pragmáticas, como la lucha sindical, por ejemplo.

Recordemos que nosotros (Natsu y yo) diferenciamos entre conspiranoia (conspiración falsa y/o no demostrada, como la de que el hombre no llegó a la luna), que es como llamamos nosotros dos al conspiracionismo, y conspiración, a secas (demostrada, como el asesinato de Matteotti).

Natsu dice que algún día le dedicará un artículo en concreto a detallaros qué es el conspiracionismo. El hacerlo ahora, en esta entrada, escapa a mis posibilidades, ya que me ocuparía mucho espacio y no es eso exactamente de lo que hemos venido a hablar aquí. Voy a resumir mucho, mucho, y voy a explicarlo rápidamente desde el punto de vista psicológico (hay más puntos de vista, como el meramente político, que espera obtener beneficio del lanzamiento de conspiraciones, pero de eso hablamos más adelante).

.

VIII) Características del conspiracionismo.

1) –Epistemofobia (miedo al conocimiento): nuestro habitual colombiano, Demacles, ha hablado muy bien, largo y tendido sobre ello en los comentarios. Consiste en que hay gente que le tiene miedo a saber… o a que haya quien sabe más que él. Y se paran en lo primero que consideran oportuno, no queriendo recurrir a explicaciones complejas o técnicas.

La simplificación es una de las manifestaciones más perniciosas de este epistemofobia.

[Nota: Por cierto: ¡viva Colombia! Son la nación que más personas con sentido crítico ha aportado a esta página web de entre todos los comentaristas hispanos que han pasado por aquí (más que españoles, fijaos)… y de los poquitos que nos han defendido a mi mujer y a mi persona. Yo soy de los que no olvidan ninguna de esas cosas. Juro por mi madre que al próximo que me haga un chiste sobre narcotraficantes colombianos o riéndose de las penurias de ese país, le parto la cara. Punto.]

.

2) –Proyección psicológica: se manifiesta en la atribución de características indeseables que uno tiene… hacia los supuestos responsables de las conspiraciones. Echarle la culpa a otro (uno inalcanzable a ser posible), de por qué fallo yo.

.

3) –Prejuicios epistémicos: si no tenemos cuidado, acabamos proyectando nuestras predisposiciones o tendencias particulares a la hora de buscarle una explicación a un problema. Es el famoso “el mundo no es como es, el mundo es como yo digo que es”. Es por eso que insisto tanto en el uso de la lógica y del sentido común… y en buscar siempre pruebas de lo que decimos.

Nacemos con el deseo de averiguar lo desconocido… a veces, incluso, sin pruebas.

Y ahí es donde está el verdadero peligro del conspiracionismo… que si no encontramos una respuesta o una respuesta que nos parezca satisfactoria… nos la podemos llegar a inventar.

.

4) –Orígenes socio-políticos: algunos psicólogos llaman a las teorías de la conspiración “el humo de las llamas exhaustas de la democracia”. Es el inevitable resultado de que grandes cantidades de información circulen entre grandes cantidades de personas.

.

5) –Motivaciones clínicas: son casos más extremos y circunscritos a personas concretas. Son manifestaciones particulares de paranoia, negación de culpa, esquizofrenia, síndrome de “mundo mezquino” (todo el mundo es malo y está en mi contra), etc.

.

Safe Creative #0902012503749

.

Y, ahora, sí que sí, ya que le hemos dado un buen “repaso previo”, podéis empezar a ver las falsedades de las cosas que afirman en las distintas partes de Zeitgeist, the Movie, en el índice

…continuar con el siguiente artículo (recomendado para seguir el hilo)…

…o podéis saltar directamente al artículo donde procedemos a revelar QUIÉNES están detrás de las afirmaciones de Zeitgeist.

Porque por mucho que las explicaciones sean inverosímiles… alguien las ha tenido que formular.

Las estupideces no se formulan solas, tiene que haber un estúpido que las formule en primer lugar.

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/36100.html http://natsufan.livejournal.com/36606.html

7 octubre 2009

Zeitgeist contrastado (I). Introducción. ¿Qué es Zeitgeist?

Vuelta al índice.

.

Introducción.

¿Qué es de lo que estamos hablando aquí?

De Zeitgeist: the Movie y Zeitgeist: Addendum.

.

¿Qué son Zeitgeist: the Movie y Zeitgeist: Addendum? Datos generales.

Zeitgeist: the Movie (2007) es una película (publicitada como documental), originalmente en lengua inglesa, de libre y gratuita difusión a través de internet. Zeitgeist: Addendum (2008) fue su secuela, en la cual, aparte de continuar con la temática conspiracionista del anterior vídeo, Peter Joseph Merola daba espacio a la presentación del Proyecto Venus de Jacque Fresco.

“Zeitgeist”, la palabra que da título a este vídeo, es una expresión alemana que se traduce aproximadamente por “espíritu de una época”.

En principio un proyecto personal de su autor, Peter Joseph, la primera película causó un gran impacto a nivel mundial por las afirmaciones que dentro de ella se hacen y que mucha gente que la ha visionado, ha dado como ciertas.

La película Zeitgeist: the Movie (2007).

Puede verse aquí, con subtítulos en español:

Ésta es la página web oficial de la película (y de sus secuelas, principalmente Zeitgeist: Addendum):

La transcripción de Zeitgeist: the Movie en su lengua original (el inglés).

La transcripción de Zeitgeist: Addendum en su lengua original (el inglés).

Nota: he seleccionado esos enlaces para las transcripciones en concreto porque el autor de los vídeos Zeitgeist, Peter Joseph Merola, ha ido retocando interesadamente con los años algunas partes de la transcripcion, eliminando especialmente las notas bibliográficas y las fuentes que empleaba para no dejar constancia de sus conexiones con la ultraderecha estadounidense y los autores conspiracionistas y del mundo del ocultismo. Todo ello lo veremos con más detalle en sucesivas entradas.

.

Repercusión.

La película Zeitgeist: the Movie tuvo un enorme impacto en la red de redes, gracias a los servicios de vídeo Google Video y YouTube. No se sabe con certeza cuánta gente ha visto la película, aunque el autor asegura en la página oficial y varias entrevistas, que ha sido visionada por más de cincuenta millones de personas desde su publicación, a principios de 2007, tan sólo en Google Video, y que puede haber sido vista por más de cien millones teniendo en cuenta todos los canales de distribución. Su éxito animó a su autor a continuar con Zeitgeist: Addendum, en el cual introdujo el Proyecto Venus y a su autor Jacque Fresco, un diseño personal de la sociedad del futuro.

Zeitgeist: the Movie fue premiada con el máximo galardón en el cuarto Artivist Film Festival (2007) un festival de cine activista, independiente y contestatario en Los Ángeles, California, en la categoría de largometraje documental. Zeitgeist: Addendum obtuvo también ese máximo galardón en la siguiente edición, la quinta.

La película Zeitgeist: the Movie y Zeitgeist: Addendum son ampliamente consideradas como ejemplos de «vídeos virales«. Ambas películas son muy tenidas en cuenta y muy afamadas en ambientes y círculos de amantes de la conspiración, New Age, alternativos y antiglobalización. Muchos de los integrantes de esos ambientes desconocen (o no les importa saber) que ambas películas contienen una gran cantidad de falsedades y conexiones con la ultraderecha libertariana (o libertaria) estadounidense, el ocultismo y las teorías de la conspiración. También desconocen que el Proyecto Venus, publicitado en Zeitgeist: Addendum está repleto de fraudes. De todo ello hablaremos en profundidad en los sucesivos artículos.

Si bien la primera película ya empezó a generar grupos de discusión, especialmente a través de las redes sociales, fue a raíz de la publicación de Zeitgeist: Addendum, que se creó una especie de movimiento social mundial llamado «movimiento Zeitgeist», con la intención de dar a conocer los vídeos, las ideas que en ellos se exponían (especialmente el Proyecto Venus y la Economía Basada en Recursos) y crear masa crítica de apoyo.

Imágenes del Proyecto Venus (viviendas, vehículos, ciudades).

Imágenes del Proyecto Venus (viviendas, vehículos, ciudades).

El Movimiento Zeitgeist se divide en «capítulos» a nivel nacional y regional/local. Éste es el enlace al Movimiento Zeitgeist España.

Si bien el Movimiento Zeitgeist y el Proyecto Venus fueron juntos, las desavenencias personales y luchas de poder entre Peter Joseph Merola de un lado y los dueños del Proyecto Venus, Jacque Fresco y Roxanne Meadows, por otro, provocaron una ruptura de la alianza entre ambos movimientos sociales de muy malos modos (con cruce de acusaciones e insultos) en 2011, después de la publicación de la tercera secuela, Zeitgeist: Moving Forward (2011).

Jacque Fresco (derecha) y Roxanne Meadows (izquierda), autores del Proyecto Venus.

Jacque Fresco (derecha) y Roxanne Meadows (izquierda), autores del Proyecto Venus.

Nota: no vamos a analizar Zeitgeist: Moving Forward dado que gran parte de la temática principal del mismo corresponde al Proyecto Venus, que ya hemos analizado de manera extensa… y la verdad sea dicha, cuando los lectores comprueben por sí mismos en los sucesivos artículos de la serie las falsedades de los dos primeros vídeos, deberían tener el suficiente sentido crítico y común como para poder deducir que el tercero sigue en esa misma línea.

Conforme iban apareciendo refutaciones y contrastaciones en el mundo científico y del análisis escéptico (del que nosotros, los autores de Zeitgeist contrastado somos miembros), de las falsedades que aparecen en ambos vídeos, el ímpetu tanto del Movimiento Zeitgeist como del Proyecto Venus fue decayendo hasta convertirse en algo residual, especialmente el primero. La negativa de estos últimos partidarios que les quedan a admitir la naturaleza de dudosa credibilidad de los vídeos y de los movimientos que han originado los ha llevado a ser calificados por psicólogos, críticos y analistas sociales como «miembros de sectas o cultos a la personalidad» e incluso «cultos a través de internet».

.

Autor.

El autor, productor, editor, distribuidor (a través de su propia compañía, GMP LLC) y compositor de banda sonora de ambos vídeos Zeitgeist, utiliza el seudónimo de Peter Joseph, y es una persona extremadamente desconocida. Los pocos datos que de él se tienen han sido suministrados por él mismo. Se sabe muy poco de él: que es estadounidense, nacido en Carolina del Norte, y que en la actualidad vive y trabaja en Nueva York como diseñador gráfico y como productor, editor y distribuidor independiente (principalmente).

Peter Joseph Merola, autor de "Zeitgeist: the Movie" (2007) y "Zeitgeist: Addendum" (2008).

Peter Joseph Merola, autor de «Zeitgeist: the Movie» (2007) y «Zeitgeist: Addendum» (2008).

Se desconocen sus titulaciones y curriculum, aunque él asegura haber asistido a una escuela de artes gráficas. Le hemos dedicado un artículo en exclusiva a recopilar la poca información que sobre él se tiene. Está en preparación el último artículo de la serie en el que informaremos de los datos que sobre él hemos ido descubriendo desde la aparición de Zeitgeist: Addendum. Ahora sabemos, por ejemplo, que se llama Peter Joseph Merola y que no sólo se ha dedicado a hacer vídeos, sino que ha sido broker y especulador en Wall Street.

.

Sinopsis.

Zeitgeist: the Movie está dividida en tres partes, cada una con su arco argumental, pero la temática general de la película-documental trata sobre las conspiraciones históricas y modernas que, supuestamente, han moldeado al mundo.

1) La primera parte se llama “La historia más grande jamás contada” y da una visión sobre los orígenes del cristianismo, supuestamente construido en torno a un mito: Jesús. En esta parte, se discute el papel de las religiones, dando una visión completamente diferente a la de la historiografía y arqueología modernas. Los principales argumentos de esta parte intentan ensamblar distintas teorías astrológicas para justificar este argumento de que Jesús no existió, y las supuestas similitudes de la figura de Jesús con otras figuras religiosas, como la deidad egipcia Horus.

2) La segunda parte se llama “Todo el mundo es un escenario”. Trata sobre los atentados del 11 de Septiembre de 2001 en Estados Unidos. En ella, el autor intenta desmentir la versión oficial de los atentados. El autor llega a decir que los atentados del 11-S fueron en realidad una acción de  falsa bandera para facilitar la aceptación de la población estadounidense de la guerra contra Irak.

3) La tercera parte se llama “No prestes atención a los hombres detrás de la cortina”. En ella se hace una visión rápida sobre una multitud de conspiraciones, siendo la conspiración del origen del sistema financiero estadounidense sobre la que más se centra. En esta parte, se explican cosas como que el origen de la Reserva Federal (el banco central de EEUU) fue ilegal, que las diferentes crisis económicas (como la de 1929) fueron causadas adrede, así como las entradas de EEUU en la Primera y Segunda Guerra mundiales. También se tratan rápidamente temas como la situación de la educación actual, la posibilidad de la creación de uniones supranacionales, la existencia de una nueva moneda («el amero»), el control mediante chips de la población…

Zeitgeist: Addendum se divide en dos partes claramente diferenciadas:

1) En la primera parte, Peter Joseph Merola continúa con las conspiraciones sobre el sistema económico estadounidense (que él aplica a todo el mundo), centrándose especialmente en la Reserva Federal estadounidense (el banco central de los EEUU) y en la creación monetaria que ya tocó incialmente en el primer vídeo.

2) En la segunda parte, Peter Joseph Merola presenta a Jacque Fresco, supuesto ingeniero (en los artículos correspondientes podréis comprobar que es falso que lo sea), creador de un proyecto integral de diseño utópico de una «sociedad del futuro» (que incluye, entre otras cosas diseños de ciudades, viviendas, medios de transporte y una «Economía Basada en Recursos»), como solución alternativa a la sociedad actual.

.

Más enlaces relacionados.

Ficha de Zeitgeist: the Movie en IMDB (International Movie Data Base).

Ficha de Zeitgeist: Addendum en IMDB (International Movie Data Base).

.

Notas.

La intención de esta serie de artículos titulados “Zeitgeist contrastado” es la de analizar la veracidad de las afirmaciones que se realizan en Zeitgeist: the Movie y Zeitgeist: Addendum.

Ya que estamos, os recuerdo que es necesario y muy, muy recomendable que sigáis los artículos por orden, según aparecen en el índice.

Para todas las cuestiones pertinentes relacionadas con esta nuestra página, léase antes de nada…

Sobre esta página, y Normas de uso y para poder comentar.

Gracias.

.

Declaración de intenciones de la autora.

Antes de empezar con la crítica en sí a los vídeos, voy a realizar una declaración de intenciones personal y menos aséptica de lo que he expuesto arriba.

Durante la redacción de todos los artículos de «Zeitgeist contratado», se me ha acusado, al haber desvelado que es falsa la inmensa mayoría de las afirmaciones que en la película se hacen… de que “tu crítica a Zeitgeist está haciendo que la gente no quiera cambiar el mundo”.

¡Toma ya! ¡Eso sí que es echar balones fuera, como para pitar mil tiros de córner!

Me han escrito muchas, muchas cosas desde que empecé a redactar artículos sobre Zeitgeist. Me han hecho todo tipo de críticas, constructivas, insultantes, algunas groseras, otras irónicas, otras divertidas. Pero esta última acusación que me encontré en los comentarios (léase: “por tu culpa los que han visto los Zeitgeist no quieren cambiar el mundo”), es que se pasa de rosca. Por lo ridículo, por lo increíble… y por la jeta de cemento que demuestran tener algunos. En serio, me han dicho de todo, pero esta acusación es de una caradura tan increíble que al leerla se me quedó la cara a cuadros.

Así que ahora resulta que la culpa de que la gente no quiera cambiar el mundo es mía. Que YO estoy haciendo, con mis escritos sobre Zeitgeist, que la gente se decepcione (¿de qué?) y no quiera luchar para mejorar las cosas.

Queridos lectores, pro-zeitgeisteros, anti-chemazdamundis, anti-natsus y simples personas humanas en general todos. Os voy a mandar un mensajito y espero que quede claro.

No hay que cambiar el mundo porque un día veas una película alternativa y te dé el volunto. Los intentos de cambiar las cosas surgidos de un “calentón” ni duran nada, ni arreglan los problemas.

Parece ser que ocurre lo siguiente. Zeitgeist despierta sentimientos y emociones en las personas que lo ven. Luego esas mismas personas se dan cuenta de que miente, y se hunden, y se les acaba el “sentimiento” de querer arreglar las cosas, ¿es eso de lo que se me acusa? ¿Están intentando hacerme a mí responsable de la desidia, la ignorancia y la vagancia de los demás? ¿Y de verdad se creerán que pueden justificarse ante nadie, siquiera ante sí mismos, con semejante patética excusa? Si a esta panda de verdad se les han desinflado las ganas de cambiar el mundo porque existe mi blog, si tan débiles eran sus intenciones, sus convicciones y sus motivos, entonces jamás habrían llegado a mejorar ni arreglar nada de todas formas. ¿Y sabéis por qué?

Porque un calentón sentimental no cambia el mundo por sí mismo. Los sentimientos pueden impulsarte si están dirigidos por la razón, pero sin razón que los guíe, ni verdades que los avalen, lo que harán será desviar la energía a objetivos equivocados. Como un coche muy potente pero sin dirección, el destino de la acción impulsada por sentimientos y no dirigida por la razón, es estrellarse… de forma estrepitosa. Yo puedo tener la ilusión de que las faldas a cuadros escoceses salvarán al mundo, pero esa ilusión de cambiar el mundo, esa energía y ese impulso no servirán para nada si las invierto en difundir la verdad sobre las faldas a cuadros escoceses. Repito: el impulso y los sentimientos deben ser dirigidos por la razón, o están abocados al desastre.

Lo siento, pero la idea de “ser uno con el cosmos” y ponerse en plan “flower power” es bastante antigua. Ya la predicaron los hippies durante los años sesenta. Se rebelaron contra el sistema, lucharon por la libertad sexual y otro tipo de libertades, y quisieron cambiar el  mundo. Woodstock, el mayo del 68… qué tiempos aquéllos, ¿verdad?

¿Os cuento quién ganó las elecciones en Estados Unidos tras el hippismo?

Richard Nixon.

¿Y quién ganó las elecciones en Francia tras el mayo del 68?

La derecha. La de Charles de Gaulle.

¿Veis un patrón en todo esto?

Mirad, chicos, sé que a todos nos gustan los buenos sentimientos, y la idea de ser todos uno con el cosmos, me parece estupendísimo. Pero lo que quiero dejaros claro es que sólo los buenos sentimientos no van a cambiar el mundo, nunca lo han hecho, y nunca lo harán. Comprobado. Field tested.

Mirad, muchachotes, de verdad que siento mucho la decepción que algunos os habréis llevado leyendo este diario y viendo que Zeitgeist decía mentiras una detrás de otra. Siento mucho que Zeitgeist os inflara las ilusiones, y que estas entradas las desinflaran. De verdad que lo lamento. Pero si os sirve de consuelo, ese “calentón” que os produjo Zeitgeist, esos sentimientos elevados que experimentasteis tras ver la película… NO habrían servido para cambiar el mundo, más que nada porque Zeitgeist defiende postulados de ultraderecha. Ron Paul, el político que aparece  siendo alabado en Zeitgeist: Addendum y para quien Peter Joseph, el autor de Zeitgeist: the Movie pidió el voto, es un libertariano en contra de los derechos civiles, los impuestos y, por tanto del sistema de seguridad social universal. ¿De verdad creéis que habría sido bueno que fuérais defendiendo esas ideas? Ya habéis visto los ejemplos anteriores. Por mucho que penséis en el poder del amor, y la unidad de la raza humana, los buenos sentimientos no bastan.

Lo que no quiere decir que no sean un excelente principio. Es sólo que no son suficientes. También hacen falta conocimiento, verdad, valor y trabajo duro. Y si los sentimientos se basan en mentiras, entonces nunca se llegará al conocimiento y a la verdad, y nunca se podrán cambiar las cosas a mejor. Es más, el “subidón” de ilusión y ganas de cambio, si no está guiado por el conocimiento y la razón, puede llevar a la gente a ser utilizados y manipulados por quienes sí conocen la verdad.

Y alguno afirma:

“¿Por qué insistes tanto en la verdad, la verdad? Nada es verdad o mentira, todo es relativo.”

¿Ah, sí? Cuando el equipo del profesor Salk descubrió la vacuna de la polio, evitando que millones de personas en todo el mundo enfermaran y quedaran lisiadas de por vida, ¿A qué creéis que se atuvo? ¿Al relativismo? ¿Al poder del amor? ¿A la unidad del cosmos? No, cariños, no. Se atuvo a jodidos principios científicos. Y encontró la vacuna de la polio, y curó la puta polio a todo el mundo, hasta el punto de que estamos a punto de erradicar la enfermedad del planeta.

.

Os lo voy a preguntar, y quiero que os contestéis a vosotros mismos. Os duele la cabeza y vais al médico. ¿Qué opinaríais si el médico os dice lo siguiente?

-Vale, para arreglar tu dolor de cabeza, vas a beber orines de caballo.

-Oiga, eso no me parece muy profesional… normalmente me suelen recetar ibuprofeno o ácido acetilsalicílico…

-Pero la historia de la medicina la han escrito los vencedores, los que tenían el dinero y el poder para pagar los estudios sobre el ibuprofeno y el ácido acetilsalicílico. La respuesta está en los orines de caballo.

-Pero oiga, es que los estudios del Journal of the Royal Society of Medicine

-¡No me salgas con tus fuentes oficiales manipuladas! ¡Sólo un idiota se creería todas esas enciclopedias, revistas científicas y estudios, manipulados durante siglos por el poder!

-Pero la aspirina se lleva usando más de cien años y está demostrado por estudios de laboratorio y por pruebas que es efectiva…

-¡Estudios manipulados! ¡Manipulados por los vencedores de la historia de la medicina, por los que tienen el dinero y el poder!

-Pero la experiencia previa…

-Mira, tengo aquí los estudios del Dr. Hiyek, de la escuela de medicina de Viena, que dicen que los orines de caballo son lo que cura el dolor de cabeza, y que la aspirina y el ibuprofeno sólo llevarán al tumor cerebral y el Alzheimer.

-¿Hiyek, de la Escuela de Viena? ¿Pero qué método utiliza ese señor?

-La escuela de Viena utiliza el razonamiento directo, y rechaza impedimentos a la lógica como pueden ser el método científico y la experiencia previa.

-¿Que rechazan el método científico y la experiencia previa? ¿En Ciencias?

-Así es. Y además, siempre funciona. Hiyek predijo que surgirían nuevas enfermedades en un futuro, para que veas que su sistema funciona.

-Pero nuevas enfermedades surgen siempre, no es más que la evolución funcionando, mutaciones… Cualquiera puede decir que van a surgir nuevas enfermedades.

-Está siendo usted obtuso y cerrado de mente… ¿es que no ve que los orines de caballo salvarán al mundo?

-¿Qué? ¿Ahora me insulta? Pero oiga, ¡que el que está diciendo estupideces es usted!

-¡Cómo osa! ¡Estúpido pelele, marioneta del sistema! ¡Usted no hace más que defender a los mayores criminales del mundo, los que controlan el mundo desde la sombra desde hace milenios, y han convencido a la gente de que la aspirina y el ibuprofeno son sanos y válidos! ¿Acaso han terminado la aspirina y el ibuprofeno con las enfermedades? ¿Es que no ve la de millones de enfermos que hay en el mundo?

-Sí, claro, pero eso tiene que ver con la pobreza, con la falta de alimentación, la corrupción de los gobiernos… no se va a solucionar dando a los enfermos orines de cab…

-¡Cerdo capitalista! ¡Tú debes de ser un agente del MOSSAD! ¡O estar a sueldo de los poderes en la sombra y las farmacéuticas que pretenden dominar a las personas a base de aspirina e ibuprofeno!

.

Vale. Pues ahora, de todos vosotros, me gustaría saber cuál se bebería los orines de caballo en lugar de buscarse otro médico que le recetara algo científicamente probado, basado en el método científico, comprobado por la experiencia previa. Y sed sinceros. Porque el que me diga que se tragaría los orines de caballo, tiene que dar su nombre y apellidos, y quedar conmigo un día para bebérselos ante una cámara. A ver si así se os quita la tontería de que “nada es verdad o mentira”. ¿ES VERDAD O MENTIRA QUE LOS ORINES DE CABALLO NO SON SANOS PARA BEBER? El que diga que es mentira porque “todo es relativo”, “son tus fuentes contra las suyas” o “las enciclopedias están manipuladas”, que esté dispuesto a beberse orines de caballo en público, o admita de una puñetera vez que existen verdades y mentiras incuestionables, y que existen mentiras dañinas. Como por ejemplo, el decirle a la gente que el condón no impide el contagio del SIDA (mentira dañina que es culpa de la iglesia católica, cabrones) o lo de decirle a la gente que el SIDA no existe y es un bulo (mentira dañina que es culpa de los negacionistas del SIDA).

Por favor, lo he escrito varias veces y voy a seguir insistiendo: existen verdades y mentiras. Puede haber lagunas en el conocimiento, puede haber dudas al respecto de los detalles, puede haber opiniones distintas (opiniones puede haber todas las que queráis)… pero los HECHOS son los que son. Y flaco favor hace al mundo y a la humanidad quien empieza dinamitando la base de la civilización: la inteligencia humana y su capacidad para discernir las verdades de las mentiras.

Ahora, tengo que dirigirme a todos vosotros, lectores, los más ricos herederos que hayan existido jamás. Sí, querido lector, y esta vez, con querido lector, me refiero a todos vosotros, zeitgeisteros y no zeitgeisteros, los que amáis Zeitgeist y me odiáis a mí, los que disfrutan con mis escritos y los que los desprecian, esto va para todos vosotros.

Tú… sí, TÚ, tú eres el heredero más rico que ha existido en siglos. Sí, .

¿Sabías que en toda tu vida, TÚ, querido lector, has vivido más experiencias, disfrutado más comida, bebida, lectura, poseído más cosas, y tenido más posibilidades, que toda la aristocracia de todo el mundo, al menos hasta el siglo XIX? Alguno dirá: “yo no he disfrutado tantas cosas”… Bueno, para empezar, estás leyendo esto. Considérate afortunado sólo por ese poder que tienes, de ver manchas en un fondo blanco y convertirlas en conceptos en tu cabeza. Mucha gente no ha tenido esa oportunidad en toda su vida… Y sí, debemos cambiar eso. Pero para animarte a cambiar eso, debes ser consciente de la suerte que tienes.

¿Alguna vez has comido una chocolatina? Pues Julio César conquistó las Galias y fue emperador, un breve tiempo… pero no tuvo acceso a una chocolatina. Alejandro Magno, que conquistó todo el mundo conocido, no pudo escuchar una orquesta, ni una canción de los Beatles, ni la Cabalgata de las Valkirias de Wagner. El Faraón Keops, cuya tumba aún asombra al ser humano, nunca montó en un avión, ni tuvo medicinas como las que tú puedes comprar en una farmacia. Sí, sé que no todos los seres humanos tienen todo esto… y odio esa injusticia tanto como tú, querido lector, y quiero cambiar esa injusticia y que todos seamos igual de prósperos. Pero me gustaría recordarte dónde estás, para que veas tu vida en perspectiva. TÚ eres el heredero de millones de personas que vivieron sin higiene, sin derechos, sin medicina, sin más comida que el pan, el arroz y el mijo, trabajando de sol a sol para apenas mantenerse. Tú eres el descendiente de los desgraciados que sobrevivieron a miles de guerras, mutilaciones y sufrimiento. Tú eres el descendiente de las mujeres que  fueron violadas en aquellas guerras.

Tú, querido lector, tienes una moña que no te la crees. Sí, sé que el trabajo está fatal, que la vivienda está fatal, que la ecología está fatal, que hay pobreza en el mundo y hambre y guerras y delincuencia y violencia. Pero tú, TÚ, tú estás de puta madre. Tú has comido mejor que muchos reyes, emperadores y nobles… Sí, tú. ¿Has probado las patatas, los tomates? Pues Gengis Khan no tuvo nada de eso. En la Edad Media o la Antigüedad, sólo tenía médico el rico del pueblo. Sólo Enrique VIII comía barquillos, porque sólo se hacían en su cocina, antes de Enrique VIII, no comió barquillos nadie, ¿Has comido un bombón, un barquillo, unas patatas fritas, unos tomates, probado el sushi? Cleopatra no probó tantas cosas como tú. Tú, querido lector, no puedes tener un jet privado como un millonario, pero SÍ puedes tener un billete de avión. Sí, sé que NO toda la humanidad tiene todo esto… pero TÚ que lees esto, que sabes leer y tienes una conexión a internet o acceso a ella, tienes que saber la suerte que tienes. Tú no puedes tener al mejor médico, pero sí puedes ir al médico. No te voy a negar que el rico tiene más cosas y mejores que tú, pero tú puedes, al menos, disfrutar de esas cosas alguna vez. En la Edad Media, un libro valía más que un pueblo. Tú puedes acceder a las grandes obras de la literatura universal a precio asequible, o en una biblioteca. Tú puedes leer estas líneas, y si hubieras nacido hace mucho tiempo, o en otra parte del mundo, ni siquiera tendrías esa oportunidad. Tú has nacido en una sociedad en la que, legalmente, eres igual al rico y poderoso. Sí, el dinero es importante. Sí, el rico tiene mejores abogados, mejores médicos, mejor comida, mejor gimnasio, y para sobornar si quiere… Pero legalmente, en teoría, no es mejor que tú. ¿Tienes idea de lo grande, lo impresionante, lo valioso que es ese derecho? ¿Tienes idea de la sangre que se ha derramado para conseguirlo?

¿Y gracias a quiénes tienes todos esos derechos? Gracias a quienes han investigado para mejorar los cultivos, la medicina, las ciencias. Gracias a quienes se han rebelado para conseguir libertades. Con su vida pagó Miguel Servet su búsqueda de la verdad, con sangre se pagaron las libertades de que disfrutáis, con hambre se sufrieron las huelgas que consiguieron vuestro derecho a trabajar ocho horas al día y no dieciséis, quemadas murieron en una fábrica las mujeres que solicitaron trato igual con los hombres en su trabajo, allá por el siglo XIX.

Querido lector, ¿te das cuenta de que el trabajo duro está todo hecho? Te lo repito, EL TRABAJO DURO YA NOS LO HAN DADO HECHO. Tocaba matarse y morir por las libertades, Y DE ESO SE HAN ENCARGADO LAS ANTERIORES GENERACIONES. ¿Te das cuenta de que ya nos han dado lo más importante? ¿Te das cuenta de que sabes leer y escribir, de que sabes buscar información, de que tienes libertad de expresión, de asociación, de creencia, sexual? ¿Te das cuenta? Realmente, ¿te das cuenta de lo privilegiado de tu posición en el mundo?

Y ahora entran algunos, y se atreven a acusarme con frases como:

“Lo máximo que consigues escribiendo todo esto es que si alguien había despertado, por el motivo que sea (pues creo que es lo de menos) y había decidido empezar a cambiar un poquito el mundo, lo máximo que consigues, es que vuelva a su estado de currar/ver tele/dormir (…)”

Claro, porque los lectores de mi blog deben de ser todos idiotas apáticos con la personalidad y la autoestima de una col lombarda. Según esta persona, entre mis lectores no debe de haber ni uno lo bastante inteligente como para querer cambiar el mundo con el corazón partío por la decepción causada por Zeitgeist, no hay ninguno con convicciones, ética o sentido del deber propios, sin Zeitgeist, no hay nada… ¿no te jiba, el andoba?

“Alguien ve el documental. Ahora quiere hacer algo bueno por el mundo. Lee vuestro blog y pierde las ganas. ¿Donde está el sentido?”

El sentido de este blog es enseñar a la gente a contrastar, a tener sentido crítico y a no dejarse llevar por los “calentones”. El sentido de hacer ver a la gente que se ha tragado una trola, consiste en que la próxima trola que les llegue difícilmente se la tragarán, o al menos, no se la tragarán al completo, con el cebo, el anzuelo y la caña. El sentido está en que las personas que lean este diario comprendan la importancia del conocimiento, y vean cómo un mensaje aparentemente izquierdista y New Age como el de Zeitgeist, podía ocultar propaganda de ultraderecha libertariana. El sentido consiste en que no se sustituya una creencia ciega por otra creencia ciega. El sentido consiste en enseñar a la gente a no dejarse manipular por el primero que les dice lo que quieren oír. El sentido consiste en no dejar que ultraderechistas que están en contra del sistema de Seguridad Social universal, te cuelen sus teorías en un bonito paquete. Ahí está el sentido de estos artículos… y mientras más comentarios me entran como el tuyo, más sentidos tienen mis artículos y los de mi marido, Chemazdamundi.

“No digo que mientas, digo que quitas ilusión a gente por hacer algo positivo.”

¿o_o?

¿o_O?

¡¡¡O_O!!!

P-pe-pero…

¡¡¡¡PERO ESO QUÉ MIERDA DE EXCUSA ES!!!!

Pocas cosas me cabrean, y no me gusta dar berridos ni copiar el estilo de Chema, pero en serio, ¡estas acusaciones son para reventarle la paciencia al más tranquilo!

¡Por Dios, por Marx, por Nietzsche y Rand, por el Monesvol y el Unicornio Rosa! ¡Cómo podéis ser tan quejicas, tan lloricas, tan vagos y tan cobardes! ¡Mirad atrás, maldita sea! ¡Mirad atrás a los muertos en la toma de la Bastilla y durante los años del Terror! ¡Mirad a los científicos como Hipatia y Servet, asesinados en la búsqueda y protección del conocimiento y la verdad, asesinados a manos de los fanáticos para poder dejar a la siguiente generación el siguiente peldaño en la carrera del conocimiento! ¡Mirad atrás a los miles, millones de muertos en guerras, en luchas por la libertad, en manifestaciones! ¡Mirad a los muertos en la Guerra Civil, y la Segunda Guerra Mundial, caídos luchando para detener el avance del fascismo, caídos para dejar mayor libertad y más justicia a la siguiente generación! Imagináoslos, imaginaos a Hipatia siendo descuartizada por la turba fanática, imaginaos a Servet ardiendo en la hoguera, imaginaos a una familia en huelga muriendo de hambre, tras días sin comer, porque piden un horario justo, imaginaos a tantos soldados muertos luchando contra el fascismo.

Y ahora, cuando en vuestra mente los tengáis ante vosotros, miradles a los ojos y decidles que no queréis cambiar el mundo porque Natsu escribió artículos sobre Zeitgeist que hirieron vuestros sentimientos. Decidles que quisisteis cambiar el mundo porque una película os emocionó, pero que al primer obstáculo, a la primera mentira, a la primera dificultad, os rajasteis y volvisteis a casa a llorar porque “todo es una mierda, y confié en un documental que mintió”. Decidles a los rebeldes, a los luchadores, a los investigadores, a los héroes, a los mártires de la ciencia, que da igual que ellos dieran su vida por mejorar el mundo, que vosotros os topasteis con un vaso de agua en forma de blog, y os ahogasteis.

Y dentro de veinte años, cuando las cosas hayan ido a peor, si tenéis hijos, o sobrinos, o veis a cualquier niño por la calle, miradle a los ojos y decidle:

-Iba a cambiar el mundo, pero lo dejé porque Natsu escribió un blog.

Suerte tendréis si el niño sólo os llama “cobardes”.

Algunos diréis:

-Pero es que yo me conmoví con Zeitgeist, la película me emocionó, y cuando demostraste que Zeitgeist mentía destruiste la emoción que me hizo desear cambiar las cosas.

Os voy a contar un secreto a voces: vuestros sentimientos son algo poderoso. Siempre he dicho que si Zeitgeist os anima a pensar, a buscar, a investigar y a aprender, bien está. Esa emoción que os hizo sentir la película, podéis conservarla si queréis. Podéis canalizar vuestras emociones y hacer que os impulsen a perseguir grandes objetivos. Si Zeitgeist os impulsó a desear cambiar el mundo, ¡entonces hacedlo! Sencillamente, cuando intentéis cambiar el mundo, buscad información y plantead alternativas reales y posibles. La ciudad del Proyecto Venus dirigida por un ordenador “que no falla”, diseñada ineficientemente y con edificios sin cimientos, no es una alternativa razonable.

¿Mi blog os ha deprimido? Bien, tenéis dos opciones: poneros a intentar cambiar el mundo partiendo desde algo que no sea Zeitgeist (voluntariado, política, ONGs, etc), o si lo deseáis, podéis intentar redirigir el movimiento Zeitgeist admitiendo todas las mentiras que incluyen las películas. Vosotros mismos.

Lo que no es de recibo, no es justo, y además es de una monumental caradura, es que os neguéis a intentar solucionar los problemas de la humanidad, y encima me echéis la culpa a mí.

Si mi blog os ha detenido las ganas de trabajar, tampoco os creáis que habríais durado mucho. ¿Cuánta perseverancia necesitó Gandhi para aguantar sin violencia hasta conseguir la independencia de la India? ¿Creéis que se pueden cambiar las cosas sin perseverancia? ¿Creéis que si mi blog os detuvo, no os habría detenido la primera piedra en vuestro camino? Zeitgeist habla de rebelarse contra los grandes poderes… ¿y pretendíais enfrentaros contra “los hombres tras la cortina”, pero lloráis porque mi blog os desinfló las ilusiones?

Si mi humilde blog ha bastado para pararos las ganas de cambiar el mundo, jamás habríais cambiado nada, porque os habríais cansado al primer obstáculo. La perseverancia consiste en intentar las cosas una vez, y otra, y otra, y otra, y seguir intentándolo, y seguir insistiendo. La perseverancia consiste en caerte setenta y nueve veces, levantarte, sacudirte el polvo y decir, “¡vamos a por la número ochenta!” Si queréis cambiar las cosas para mejor, acostumbraos a encontrar piedras en el camino. Y haceos a la idea de que serán más serias que los escritos de esta humilde bloguera.

Sé que hay gente para la que este blog ha sido justo lo contrario… la primera piedra de “entrenamiento”. El primer obstáculo. La primera cosa que sale mal. Hay algunos de mis lectores que dicen “en lugar de pensar en qué se diferencian Zeitgeist y el diario de Natsu, pienso qué tienen en común… ¡y ambos hablan de pensar por ti mismo, de aprender, de leer, de cambiar el mundo! Y yo me voy a quedar con eso y voy a luchar por el movimiento”.

¿Mi blog os ha decepcionado? Utilizad esa decepción como combustible de vuestros actos, estudiad, aprended, gritaos a vosotros mismos “¡No me volverán a colar semejante trola!”

Si a pesar de las mentiras decidís que os gusta Zeitgeist y queréis odiarme, ¡usad ese sentimiento como combustible! Gritaos a vosotros mismos “¡Voy a trabajar duro para cambiar las cosas y le demostraré a la petarda de Natsu y al cabrón de Chema que el movimiento Zeitgeist puede dar cosas buenas!” Eso sí, sólo os pido que no vayáis repitiendo las mentiras de Zeitgeist, y que os centréis en cambios posibles y útiles. Pero si Zeitgeist es en vuestra vida “lo que me conmovió el alma para empezar a cambiar las cosas, lo que me abrió los ojos”, ¡usadlo para animaros y guiaros! Pero no os creáis las mentiras que dice… Si Zeitgeist es la plataforma sobre la que queréis empezar, recordad el sentimiento de ilusión que os despertó, y trabajad con él. Pero guiad ese sentimiento con verdades, con la razón, con el método científico, con las pruebas, con el sentido común. De nada sirve manifestarse en el mayo del 68 para que luego gane de la derecha. De nada os servirá la conmoción y el impulso que os dio Zeitgeist, sin la verdad, la razón y la lógica para guiarlas. Pero ese impulso es bueno si lo dirigís bien.

Dirigidlo bien. Cambiad el mundo. Si lo deseáis, podéis canalizar bien hasta la manía que podáis tenerme. Haced las cosas tan bien que podáis restregármelas por la cara.

Pero no me digáis, ni a mí, ni a todos vuestros sufridos ancestros, que “Natsu me paró las ganas de cambiar el mundo”. Nadie va a creerse esa excusa. Ni vosotros mismos, dentro de veinte años, cuando os miréis al espejo. Así que dejad de autojustificaros y de culparme a mí de la desidia de los demás y de la vuestra, y moved el culo.

No nos atañe a nosotros dominar todas las mareas del mundo, sino hacer lo que está en nuestras manos por el bien de los días que nos ha tocado vivir, extirpando el mal en los campos que conocemos, y dejando a los que vendrán después una tierra limpia para la labranza.

El retorno del Rey

El Señor de los Anillos, J. R. R. Tolkien.

Safe Creative #0905243713253

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/40619.html

.

Para que podáis seguir el orden correcto de lectura de «Zeitgeist contrastado», el siguiente artículo está aquí.

.

Blog de WordPress.com.