El diario cada vez menos privado de Natsu

12 octubre 2009

Zeitgeist contrastado (XXXII). Las guerras. 2ª parte.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Zeitgeist procede a desvelar que la verdadera causa de la guerra de Vietnam era mantenerla y no ganarla, y que la prueba estaba en las llamadas “Vietnam’s rules of engagement” (“reglas de intervención en Vietnam”).

Éstas fueron una serie de normas elaboradas por el alto mando americano para dirigir las operaciones militares y tenerlas bajo el máximo de control posible. Obviamente, para el que no sepa nada del contexto de la situación política del momento, aquellas reglas militares pueden sonar un poco absurdas. Son absurdas… si nos enteramos de ellas hoy día.

Efectivamente, era cierto que los aviones americanos no podían bombardear las baterías antiaéreas de los norvietnamitas si no estaban seguros al 100% de que fueran operacionales. ¿Por qué? Os dejo con mi marido.

Chemazdamundi:
Las “reglas de intervención en Vietnam” fueron diseñadas por el gobierno americano para impedir que la guerra de Vietnam se convirtiera en la antesala de la Tercera Guerra Mundial. A diferencia de la Primera o de la Segunda Guerra Mundial, los americanos no podían hacer lo que les saliera de sus yanquis cojones:

-Todo el mundo estaba pendiente de aquella guerra. La prensa estaba a la que saltaba ante cualquier noticia. No podían aparecer escenas, fotografías ni reportajes de masacres, ni bombardeos indiscriminados, ni batallas campales al estilo de la Segunda Guerra Mundial. Si os fijáis, la guerra de Vietnam se parece más a un conjunto de acciones tácticas aisladas que a una guerra en toda regla, con ofensivas claras, gran cantidad de tropas de tropas en movimiento y divisiones acorazadas en marcha como la Segunda Guerra Mundial.
-La guerra de Vietnam, a diferencia de la Segunda Guerra Mundial, era muy impopular (con razón), tanto dentro como fuera de los Estados Unidos. Aquello no era una guerra de liberación, ni se tenía enfrente a un enemigo malísimo que quería conquistar el mundo como lo eran los nazis. Hasta el más tonto podía ver que aquello era una guerra filocolonial e imperialista cuyo objetivo era frenar a los comunistas.
-Importantísimo : las LEVAS. A los jóvenes americanos tampoco les hacía ni maldita gracia que los enviaran a morir a una guerra de la que no querían saber absolutamente nada. Porque ésa es otra: hoy en día Estados Unidos de América tiene un ejército profesional, y si no quieres pringar en la guerra, con no alistarte tienes bastante, y si te alistas, muchos piensan que «bueno, te mandamos a donde nos dé la gana que para eso te pagamos y para eso firmaste». Pero en la guerra de Vietnam se usaron levas. O sea, que cogieron a muchachos normales como usted y yo, y los OBLIGARON a ir a la guerra, mandándolos a Vietnam un añito. La gracia que les hacía a los chavales el irse obligados al quinto carajo del mundo a arriesgarse a morir en un conflicto que a nadie le importaba, pues se la pueden imaginar. Ha sido la guerra más impopular de la historia de Estados Unidos, más que la de Irak, y eso es porque se obligó a gente a ir.
-La mayor parte del mundo estaba en contra de la guerra, ESPECIALMENTE los enemigos de siempre: la URSS y China, las grandes potencias comunistas de la época, a las que no les hacía ni puta gracia ver cómo los americanos capitalistas metían las zarpas en su zona de influencia, y menos aún para atacar a un aliado. El presidente Johnson pudo frenar la intervención de la URSS gracias a que los soviéticos necesitaban desesperadamente el cereal del mundo capitalista, y China no estaba precisamente muy sobrada por aquella época. Las potencias comunistas no intervinieron directamente, pero eso no significaba que si los americanos se “pasaban”, no saltarían en defensa de Vietnam del Norte. Es por eso que EE.UU. se lo pensó mucho antes de atacar Camboya o Laos.
-En la guerra de Vietnam se suponía que eran aliados de un gobierno (Vietnam del Sur), al que intentaban ayudar. No podían llevar el peso de la guerra ellos solos. Se suponía que eran los sudvietnamitas los que debían llevar el peso de las operaciones.

Resumiendo: los americanos no podían sacar a relucir todo su potencial bélico en Vietnam, no se lo podían permitir por diversas razones, una de las cuales era que podían causar la Tercera Guerra Mundial si los americanos se ponían “violentos”. Aquí tenéis la prueba:

Restrictive rules of engagement were put in place for Rolling Thunder chiefly due to the fear of escalation and direct involvement of the Soviet Union or China in the war. The goals of the air campaign were limited and President Johnson hoped to achieve results through tightly controlled, applied pressure on the N. Vietnamese government.

Traducción:
“Se impusieron reglas restrictivas de enfrentamiento en la operación “Trueno Rodante”, principalmente debido al miedo a una escalada en la guerra con la intervención directa de la Unión Soviética y de China. Los objetivos de la campaña aérea fueron limitados ya que el presidente Johnson esperaba obtener resultados aplicando una presión controlada sobre el gobierno norvietnamita”.

Viene de aquí:
http://www.globalsecurity.org/military/library/report/1995/DM.htm

Aquí tenéis más datos:
http://www.cc.gatech.edu/fac/Thomas.Pilsch/AirOps/cas-roe.html

Vuelvo yo, Natsu.

En resumen: que allí los estadounidenses se habían metido en contra de todo el mundo: en contra de Vietnam del Norte, de muchos de Vietnam del Sur, de toda la esfera comunista, de la mayor parte de los europeos… y en contra de los propios americanos, empezando por los desgraciados a los que les tocaba ir «a pringar». Cualquier fallo, abuso o atrocidad, iba a tener a la prensa allí dando por saco (como debe ser que para eso están), y para terminarlo de arreglar, había tantas bombas atómicas en ambos bandos que si la cosa se ponía demasiado seria, todo el mundo temía que empezaran a volar pepinos nucleares de un lado para otro.

En suma, los norteamericanos se habían metido en una guerra, y querían ganarla sin romper nada y sin hacer pupa a nadie, por favor. O al menos, sin que nadie se enterara de que rompían cosas y le hacían pupa a esa pobre gente. Y eso es IM-PO-SI-BLE. Si estoy en contra de las guerras, es porque para ganarlas hay que hacer «guarrerías», del tipo de matar, torturar, destrozar, y soltar agente naranja y napalm por la selva, porque resulta que por muy bien equipado que vaya mi joven americano, el vietnamita de 13 años que lleva viviendo toda la vida en la selva, me lo coge por la espalda en su terreno y se larga antes de que mis otros jóvenes yankis sepan dónde apuntar. Esto hace que, en igualdad de condiciones, los vietnamitas me sacudan más palos que a una estera. Asi que me pongo borde y suelto napalm, y vienen los fotógrafos del mundo libre, sacan fotos a niños corriendo desnudos bajo la lluvia de napalm, y viene MI gente a sacudirme en MI casa porque soy un hijoputa. Y eso es porque a MI gente no le interesaba este fregado desde el principio. Cuando los japoneses atacaron Pearl Harbor, el pueblo americano pedía hamburguesa de japoneses. Y sin embargo, el mismo pueblo americano se escandalizaba cuando se hacían perrerías a los vietnamitas… y es que los estadounidenses en general serán palurdillos, pero entienden perfectamente la diferencia entre «ése me ha pegado y le odio, y ese otro se está pegando con su vecino y a mí me da igual».

En fin, que con semejantes limitaciones impuestas por la Guerra Fría, no es de extrañar que los americanos se quedaran estancados en Vietnam. Lo siento mucho por los yanquis, pero es lo que pasa cuando te enfrentas en igualdad de condiciones a un enemigo… puede pasar que este enemigo te iguale… o te gane.

¿Hubo alguna conspiración al respecto de Vietnam? Pues SÍ, claro está. El presidente Kennedy quería hacer lo lógico y lo razonable cuando en un país se matan entre ellos: financiar a uno de los dos bandos. Kennedy quería mandar suministros, armas y entrenamiento a los Sudvietnamitas… pero ya está. El problema es que así se gasta poco dinero de las arcas del estado en armas, acero, transportes, etc. El problema con Kennedy fue rápida y prontamente despachado. Eso fue una conspiración (evidentemente), pero tampoco está oculta. Vamos, que en mi enciclopedia viene que Kennedy fue asesinado para impulsar intereses económicos relacionados con la guerra de Vietnam (Atlas histórico mundial de Kinder & Hilgemann, tomo II, página 262).

Obama, si ganas, págate los guardaespaldas aparte de los agentes de la CIA. Si ganas…

Ahora viene una recopilación de Zeitgeist:

Entonces, ¿dónde estamos ahora?
El 11 de Septiembre fue el inicio de lo que es ahora, una acelerada agenda creada por la cruel élite. Fue un pretexto para preparar la guerra, sin ser distinto del hundimiento del Lusitania, la provocación de Pearl Harbor y la mentira del golfo de Tonkín.
De hecho, si el 11 de Septiembre no fue un pretexto planeado de guerra, sería una excepción a la regla.

Ya.
O sea, que aunque el 11 de Septiembre no hubiera sido un pretexto… sería raro.
Fijaos como retuercen las palabras los autores de Zeitgeist, ¿eh?
Lástima que el hundimiento del Lusitania NO fuera la causa de la Primera Guerra Mundial, y lástima que lo de Pearl Harbor no fuera una provocación sino un ataque en toda regla de los japoneses (con declaración incluida, que ellos son muy puntillosos con las formas), y lástima que el incidente de Tonkín fuera un ERROR y no una mentira.

Sin embargo, el 9/11 fue el pretexto para otra guerra. La guerra contra ti.

A ver… Aquí parte de razón sí tienen: no está probado ni de lejos que el atentado lo orquestaran los mismos americanos, pero desde luego, lo que ha sido es un pretexto para retirar libertades a los estadounidenses. Y para meterse a roñear en Irak, también.

Ahora empiezan a despotricar contra la Patriot Act, y las nuevas leyes antiterroristas surgidas al calor de los atentados del 11 de Septiembre:

http://en.wikipedia.org/wiki/Patriot_act

Bien, vamos a dejarlo claro. Por supuesto que esas leyes son una auténtica mierda que hay que quitar de enmedio, ya que eliminan o restringen los derechos básicos de millones de ciudadanos estadounidenses.
Pero tengo que puntualizar un par de cosas:

-Eso es un problema de los estadounidenses, no del resto del mundo.

-Si esas leyes son malas, y son ampliamente reconocidas como malas porque eliminan derechos civiles… que muevan sus gordos culos americanos y las eliminen, votando o denunciando. Seguro que en Europa no nos cuelan semejante porquería. Británicos y españoles hemos sufrido atentados tan demoledores como los del 11-S en nuestras propias carnes:
http://en.wikipedia.org/wiki/7_July_2005_London_bombings
http://en.wikipedia.org/wiki/Madrid_bombings

…Y no nos hemos puesto a cambiar nuestro magnífico sistema de libertades civiles por ello. Eso sería seguirles el juego a los terroristas.
Mi sistema de libertades civiles ha costado sangre, sudor y lágrimas, y no van a venir cuatro hijos de puta a meternos miedo en el cuerpo para eliminarlo en tres días. Eso sería una falta de respeto hacia las víctimas, hacia los que han luchado por las libertades, y hacia nosotros, que veríamos mermada nuestra calidad de vida… ¿para qué? ¿Para volver nuestra sociedad más fascista? Y un cojón de pato voy a tolerar eso. Si los americanos creen que quitando libertades civiles, van a estar más seguros, allá ellos. Si son unos cobardes que ante un ataque terrorista prefieren ceder libertades, que con su pan se coman su «land of the brave and the free» (tierra de valientes y libres). Pero ése es su problema, no el nuestro. Los europeos sabemos ya de sobras (por desgracia) lo que hay que hacer y lo que no. Y seguirles el juego a los terroristas NO es lo correcto.

Y ahora, encima, me viene Zeitgeist comparando las aciones del gobierno americano, con las de Hitler en 1933, cuando ordenó quemar el Reichstag y le echó la culpa a los comunistas, tras lo cual creó leyes de control muy restrictivo (y destruyó la República de Weimar y con ella la democracia, porque eso de pedir a la gente que te vuelva a votar es cansado).

A ver… La comparación es exagerada, aunque lleva parte de razón. Si bien he de añadir una GRAN diferencia entre unos y otros… Hitler nunca ganó por mayoría absoluta, y a Bush le han votado en su país… DOS VECES. Bush todavía no ha eliminado las elecciones en su país (aunque leo cada cosa sobre las máquinas de votación y los censos electorales que me pone los vellos de punta). O sea, algo hay. Exagerado hasta el punto de hacerles perder muchísima credibilidad (comparar con los nazis es lo más fácil, y es simplificar el problema en demasía). Pero, repito, Bush no se ha cargado la democracia (bueno, esa cosa que tienen ellos), y los norteamericanos todavía tienen libertades civiles… Y neuronas. La prueba es que hay multitud de asociaciones americanas luchando por que se eliminen la Patriot Act:

http://en.wikipedia.org/wiki/Patriot_act#Controversy
http://en.wikipedia.org/wiki/Controversial_invocations_of_the_USA_PATRIOT_Act

Pero, insisto: si los americanos consienten ese tipo de cosas, es su problema. Luego que no vengan lamentándose. Tú no puedes quejarte de que tu sociedad se vuelve más fascista o más intolerante… y luego vuelves a votar a semejante esperpento como George W. Bush. Cada uno tiene lo que se merece.
En Europa ese tipo no habría salido elegido en la vida. Hitler, por ejemplo… nunca obtuvo la mayoría absoluta.
Creo, sinceramente, que están forzando las comparaciones entre Hitler y Bush junior. Obviamente, Bush es un cabestro de cuidado, pero no creo que intente crear una dictadura en Estados Unidos. De hecho, creo que es bastante probable que tengamos un presidente de raza negra próximamente… o eso espero por el bien del mundo.
Cuando George W. Bush salga de la casa Blanca y entre otro presidente democráticamente elegido, veremos si Zeitgeist tenía razón con lo de que se iba a instaurar una dictadura como la de Hitler en estados Unidos. Ya queda poco para averiguarlo. Leí el discurso de Obama en la convención demócrata, y si tiene intención de cumplir la mitad de lo que ha prometido, a los americanos les hace falta que gane ese señor, pero como el comer (y al resto del mundo ni os cuento). El problema es que ya no me fío de lo que vayan a hacer… Mis esperanzas en el sentido crítico de los estadounidenses se murieron cuando John Kerry perdió contra George W. Bush en 2004.

Hablando de paralelismos forzados entre Hitler y Bush, ahora viene una buena.
Zeitgeist da una cita, ésta:
“Un mal existe que amenaza a cada hombre, mujer y niño de esta nación. Debemos tomar medidas para asegurar nuestra seguridad interna y proteger nuestra nación.”

En un principio aparece el nombre de George W. Bush. Luego, el nombre es tachado infográficamente, y aparece el de Adolf Hitler.

¿Qué intenta aquí Zeitgeist? ¿Hacernos creer que los dos dijeron lo mismo? ¿Que Bush no lo dijo pero que podría heberlo dicho? ¿Que Bush lo podría haber dicho… y nadie notaría la diferencia?
No sé lo que Zeitgeist pretende (seguramente tergiversar) pero, buscando por internet, me he encontrado con multitud de páginas conspiranoicas que aseguran que tanto Bush como Hitler dijeron la misma frase.
Es mentira. Mentira de conspiranoicos. La frase es de Hitler, pero Bush nunca dijo eso (con lo que le cuesta al hombre terminar una frase…). Aquí tenéis la prueba:
http://www.quickrob.com/weblog/?p=1158

Si alguna vez os encontráis con alguien que os dice que tanto Bush como Hitler dijeron esas frases, ya sabéis que es un conspiranoico.

Un detalle para que quede bien claro: George W. Bush ha sido el peor presidente de los EE.UU. desde George Washington. ¡Qué coño! ¡El peor desde el padre de Pocahontas! Ese tío es un impresentable, y si bien no considero que sea exactamente malvado (es demasiado estúpido como para eso), ese tipo nunca, NUNCA, JAMÁS debió llegar a un alto cargo. NUNCA. Puedo perdonar a los americanos que valoren la vida sexual de sus políticos. Me parece ridículo que se vilifique a Clinton, que es el mejor presidente que han tenido desde Roosevelt, por incidentes privados que nada tienen que ver con los más de veinte millones de puestos de trabajo creados durante su presidencia y el superávit que dejó. Pero aunque no lo justifique, puedo intentar entenderlo… en parte (aunque me cuesta, porque no concibo que te preocupe más lo que haga el presidente con su entrepierna que lo que haga con TU dinero). Lo que no entiendo, no concibo, y no me cabe en la cabeza, y no entenderé jamás es que alguien pueda votar como presidente de su país y de la nación más poderosa del mundo a un tío que con cincuenta años NO SABE HABLAR SU PROPIO IDIOMA. Mira, pase que no los quieras promiscuos, pase que les exijas que vayan a la iglesia… me parece estúpido y superficial, ya que lo importante no es lo que haga con su vida sino lo que hace con las vidas de los millones de habitantes de tu país, pero bueno, tiene un pase… Pero joder, ¡es que no sabe hablar su idioma! ¡¿A quién coño se le ocurrió que ese hombre estaba capacitado para el mando de algo más complicado que una sartén?! ¿¿Cómo llegó este tipo a gobernador de Texas?? ¿¿¿A qué genio del Partido Republicano se le ocurrió que sería un buen candidato a la presidencia??? Y sobre todo… ¿¿¿¿A QUIÉN LECHES SE LE OCURRIÓ VOTARLE???? ¡¡¡¡¡¡DOS VECES!!!!!!

Zeitgeist continúa:
“Es hora de despertar”.

Sí, ya lo hice en el minuto siete del documental. Me di cuenta de que era una sarta de estupideces y mentiras.
Lo que viene ahora es más genérico y fácil de analizar, ya que no marean con tantos datos técnicos.
Zeitgeist empieza ya a hilar más genéricamente su teoría de la conspiración:
Los medios de comunicación están manipulados, especialmente en todo lo relacionado con la política.
Y no nos damos ni cuenta.

A ver… que los medios de comunicación están manipulados o tienen intereses detrás, es algo que sabe cualquiera con dos dedos de frente. El ABC es conservador y monárquico, El País es un folleto del PSOE, El Mundo intenta ser objetivo menos en todo lo que afecta al PSOE, porque Pedro J. Ramírez que es el director, le tiene al PSOE un odio atroz y declarado, La Razón es de extrema derecha, El Correo de Andalucía es otro folleto del PSOE… Pues sí, objetivo de verdad no hay ni uno… ¡Pero eso ya lo sé yo! ¿Por qué creéis que machaco el teclado hablando de contrastar la información? Si busco información sobre cualquier tema, tendré que contrastar varias fuentes, porque El País me va a decir una cosa, el ABC otra, y El Mundo otra… y yo ya llegaré a una conclusión entre tanto dato. Porque…

… Todos los medios de comunicación son iguales, según Zeitgeist, ¿verdad?
Todos dicen lo mismo y todos manipulan, ¿no?
Toooodas las agencias informativas, todos los periódicos, cadenas de radio, televisión, e incluso internet… todos dicen lo mismo al servicio de unos oscuros intereses, ¿no?
Pues ahora voy a desmentir eso… con las mismas palabras de Zeitgeist.

Después de decir que todos los medios manipulan, Zeitgeist nos pone como prueba que los americanos creen que la guerra en Irak va mal porque la violencia sectaria no se detiene. Y dice Zeitgeist que la violencia sectaria no se detiene porque es alimentada por los gobiernos, ejércitos y servicios de inteligencia de Estados Unidos y Gran Bretaña. La prueba es que dos soldados británicos fueron pillados por la policía iraquí de Basora disfrazados de árabes, con armamento y explosivos para atacar y enfrentar ocultamente a los bandos de la guerra.

Y ahora digo yo… si todos los medios manipulan y están al servicio de oscuros intereses y de los gobiernos… ¿cómo leches nos hemos enterado de lo de estos soldados británicos?

Si hubiera una conspiración, tal y como dice Zeitgeist, para mantenernos desinformados y manipulados… esa información no habría sido retransmitida por casi todas las cadenas de televisión del mundo, incluídas las americanas y las británicas. Vamos, digo yo…

http://en.wikipedia.org/wiki/Basra_prison_incident

http://www.guardian.co.uk/world/2005/sep/20/iraq.military
http://www.abc.net.au/news/newsitems/200509/s1463925.htm
http://www.timesonline.co.uk/tol/news/world/iraq/article568921.ece

Ay, señor… si es que los autores de Zeitgeist se contradicen ellos mismos solitos. Ellos mismos ponen imágenes de la BBC inglesa hablando del tema en el pseudodocumental.

El problema no es que nos oculten la información: el problema es que a la mayor parte de la gente no le interesa. El problema es que la gente prefiere informarse sobre el fútbol o las noticias del corazón, o sobre qué juegos salen para la play 3 y cuáles para Xbox, antes de informarse sobre cómo va el mundo. La información está disponible. La verdad es alcanzable.

Para el que quiera buscarla.

A continuación ponen a un señor hablando de que la mejor forma de destruír una zona es enfrentando a sus habitantes (la vieja táctica del “divide y vencerás”), y que eso es lo que se está haciendo en Irak.
Dos cosas:

-¿De quién es la voz que está dando el discurso? Me he ido a la página oficial de Zeitgeist, a su apartado de “fuentes” y no he podido averiguarlo. Si hay alguien que me pueda indicar quién es, le estaría muy agradecida. Ya podrían los autores de Zeitgeist haber puesto algún subtítulo diciendo quién es y en qué contexto (como hacen con sus “citas” tan verdaderas y sin tergiversar que dan por todo el pseudodocumental). No me gustan las frases anónimas.

-¿En qué quedamos? ¿Se trata de conquistar Irak o de destruírlo? A ver si nos aclaramos. Primero nos dicen que todo este rollo es para apoderarse de las riquezas de Irak y plantar bases militares desde las que atacar países petrolíferos no aliados como Irán y Siria (cosa posible, es cierto, excepto que Siria no es un productor petrolero)… y ahora nos dicen que el objetivo es que las gentes de Irak destrocen ellos mismos el país para ahorrárselo al ejército americano. Entonces… ¿para qué han desplegado los americanos más de cien mil soldados en el país y llevan más de tres mil muertos en bajas propias? ¿No se supone que se tienen que matar los iraquíes entre ellos?

Zeitgeist no se aclara ni a la de tres. No es coherente ni en las conspiraciones que se inventa.

Voy a dejar algunas cosas claras:
-Por supuesto que Estados Unidos ha invadido Irak ilegítimamente sin la sanción de la ONU.
-Lo ha hecho por el petróleo.
-Lo ha hecho para intimidar a Irán y Siria.
-Lo ha hecho para que los contratistas de defensa ganen una pasta.
-Lo ha hecho para que los senadores que apoyaron la invasión se llevaran un buen dinero en comisiones.
-Lo ha hecho para que Halliburton y tantas otras empresas se hagan de oro con el petróleo iraquí.

Todo eso es innegable y el que no se lo crea es que o es tonto o es partidario de ello.

Pero, al contrario de lo que dice Zeitgeist, eso ni está oculto (lo sabe CUALQUIERA), ni los medios de comunicación lo ocultan (yo lo veo en los telediarios todos los días), ni eso es parte de una gran megaconspiración que busca subyugar el mundo. Coñe, anda que no hemos ido a manifestaciones en contra de la guerra de Irak en este país… Que Zeitgeist no nos tome a todos por idiotas… Lo de que la guerra de Irak estaba injustificada y han usado el 11-S como pretexto es algo que sabíamos TODOS. Y es que la gente será poco instruida y a veces dejada, pero no es imbécil, y en el caso de la guerra de Irak, se les vio venir desde lejos… ¿Pues no iban con la excusa de buscar armas de destrucción masiva, y ni se han molestado en poner algunas por allí? Yo francamente pensaba que las armas de destrucción masiva ésas aparecerían, y que dentro de 20 años nos dirían que las pusieron allí ellos mismos. Pero es que, en un alarde de caradura sin precedentes en la historia de las guerras sin excusa, ¡ni se molestaron en hacer eso! Joder, es que es ofensivo por parte de todos: por parte del desgobierno de George W. Bush, el mentirnos y ni siquiera intentar fingir que iba en serio. Y por parte de los autores de Zeitgeist, el pensar que alguno nos hemos creído las patéticas excusas de Jorgito and Company. Por favor, ¿podrían dejar de tomarnos por imbéciles, unos y otros?

Los autores de los desmanes de la guerra de Irak son conocidos: George W. Bush, Dick Cheney, Karl Rove, Rumsfeld, Bremer… las empresas Halliburton, Shell, KBR, Blackwater, Triple Canpopy, etc.

Los nombres de los autores son conocidos (no son masones o illuminati desconocidos ocultos tras las sombras), y de la justicia de su país dependerá el que sean juzgados. Rove y la empresa Blackwater, por ejemplo, YA han sido juzgados.
Y nos hemos enterado de todo ello no a través de Zeitgeist y sus informaciones conspiranoicas, sino a través de los medios de comunicación que, supuestamente según Zeitgeist, tratan de ocultar y manipular todo lo que afecte o esté en contra de los gobiernos y de “los poderes en la sombra”.
Por supuesto que existen medios de comunicación afines al gobierno en todos los países del mundo, pero es falso que TODOS los medios de comunicación de TODOS los países y de TODAS las agencias de información del mundo estén bajo el control de una cábala de señores ocultos, desconocidos e innombrables a los que no podemos tocar. Si así fuera, no nos enteraríamos de NADA. Hay culpables, están señalados, y ahora hay que ir a por ellos.
Zeitgeist me enfurece mucho porque nos hace creer que las culpas de todo lo malo que pasa son obra de unos pocos a los que no conocemos y no podemos tocar.
Eso es mentira. Investigando, se les encuentra, y denunciándolos, se les juzga y se les puede encarcelar. Ahora bien, sentados detrás de un ordenador o viendo vídeos de pseudodocumentales conspiranoicos no vamos a arreglar nada. Es la labor de gente como periodistas y activistas por los derechos civiles, que Karl Rove ha sido expulsado de la Casa Blanca, y ese cabronazo de Jack Abramoff ha sido juzgado:

http://en.wikipedia.org/wiki/Karl_Rove

http://en.wikipedia.org/wiki/Jack_Abramoff

Zeitgeist nos intenta hacer ver que sólo ellos tienen la visión de la verdad que trasciende a todo, y que sólo ellos se han dado cuenta. Y que incluso son tan buenos como para compartir esa información (y sus puntos de vista) contigo. Qué buenos son, ¿verdad?

Y todos los demás, ¿qué se creen que somos? ¿Ciegos? ¿Malvados? ¿Idiotas?

Esto no os va a gustar, pero os lo tengo que decir de todas formas:

Lo que Zeitgeist os cuenta de verdad (y es muy poco), lo podíais haber leído en cualquier otra parte si os interesa buscarlo. Y el resto, la mayor parte, es mentira.

Peeero… si Zeitgeist os anima a leer, investigar, aprender, contrastar, preocuparos de saber dónde está Uzbeksitán y cómo se está llevando la transición de Bhután y qué está pasando en Colombia… repito: bienvenido sea mil veces. Lo único que lamento es que haga falta un Zeitgeist para que algunos se animen a hacer todo eso.


Safe Creative #0809120979063

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/31416.html

.

Siguiente artículo.

Zeitgeist contrastado (XXXI). Las guerras. 1ª parte.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Se acabó. Estoy harta. Voy a terminar con la tercera parte de Zeitgeist pero que ya. Voy a ir a velocidad de vértigo y en vez de frase a frase voy a ir por segmentos. Así que os aviso. Espero que los que quieran seguir contrastando lo hagan con el “pseudodocumental” al lado. Pierdo mucho copiando transcripciones y refutando paso a paso. Esto ya está casi terminado, pero como livejournal no permite entradas muy largas, colgaré las 24 páginas del total divididas en tres partes durante los próximos días, ¿vale? Sentáos que esto es largo.

Segunda Guerra Mundial.

Zeitgeist acusa al gobierno americano de Franklin Delano Roosevelt de buscar la guerra con Japón.

Sí y no.

De la misma forma que en la Primera Guerra Mundial, la población de los Estados Unidos no quería saber nada de la guerra, pero eso no quiere decir que el gobierno americano estuviera ansioso por entrar.

Sí es cierto que el gobierno americano se las veía venir más que en la Primera Guerra Mundial… pero no por Alemania, sino por Japón.
El Imperio del Japón era un adversario muuuucho más peligroso que los nazis desde el punto de vista americano:
-Los dos se disputaban la primacía sobre la misma área de influencia: el sudeste asiático.
-Al igual que Alemania, Japón se autoproclamaba potencia hegemónica y dominante de su continente (en este caso, Asia), y afirmaba que necesitaba de sus conquistas para desarrollarse y obtener materias primas… y no toleraba interferencias de ningún gaijin, que sus orientales cojones eran los que mandaban en Asia, y punto. El problema era que los americanos controlaban Filipinas y media Oceanía, los australianos Nueva guinea, los holandeses Indonesia, los franceses Indochina, y los ingleses el resto hasta la India.
Las tortas estaban más que aseguradas con o sin América. Y de hecho, Japón llegó a luchar contra todos esos países en la Segunda Guerra Mundial.
-El problema es que nunca era suficiente para Japón: necesitaba el caucho de Malasia, el arroz de Indochina, el trigo de Manchuria y tooooodo lo que le pudiera sacar en petróleo, hierro, tungsteno y manganeso al resto. Las atrocidades japonesas en China y Corea salían a menudo en la prensa americana. Fueron tan brutales ¡¡¡que incluso los nazis se asustaron al saberlas!!!! Véase la “Violación de Nanking” para más señas:

http://www.cnd.org/njmassacre/
http://angamos.blogspot.com/2005/04/holocausto-en-asia-la-violacin-de.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Nanking_Massacre

-Japón era un país con una población gigantesca y un ejército formidable, con una política expansionista muy agresiva que le iba a llevar a chocar pronto con los americanos.
Obviamente, los dos países estaban destinados a darse de tortas porque chocaban en demasiados puntos y demasiadas zonas.
Mientras se evaluaban el uno y otro, Japón y Estados Unidos se “putearon” todo lo que pudieron sin tener que llegar a las manos. Se temían mutuamente y se lo pensaron bastante.
Los Estados Unidos ayudaron a China todo lo que pudieron, le negaron la venta de petróleo y materias primas a los japoneses, y congelaron sus bienes en América. Eso es cierto.

Lo que dice Zeitgeist acerca de que América ayudó ilegalmente a Inglaterra y China es mentira.
Eso es una falta de lógica brutal: si Estados Unidos era un país neutral, podía ayudar a quien le diese su soberana gana. Eso no es ilegal según ninguna ley de la guerra. Si eres neutral le puedes vender armas y suministros a quien te salga de tus cojones. ¿Que América le vendió armas a Inglaterra y no a Japón? Pues estaba en su derecho de venderle a quien le caía más simpático y de no venderle a quien le caía más antipático.
Eso de la ilegalidad es una chorrada que desafía el sentido común.
España, por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, era un país neutral, pero el gobierno de Franco era amigo del de Hitler. ¿Le impidió eso a Franco venderle suministros de acero a Inglaterra provenientes de los Altos Hornos de Vizcaya? No.

Seguimos.

¿Conocía Estados Unidos de antemano que los japoneses iban a atacar Pearl Harbor y se dejaron atacar para poder declararle la guerra al Japón tal y como dice Zeitgeist?

Yo no soy experta en Historia Militar. Mi marido, sí. Os dejo con él.

Chemazdamundi: Resumiendo: NO, no es cierto. Sabían que tenían que atacar, pero no dónde ni cuándo. Los americanos sabían que con tanto embargo y tanto buscarles las cosquillas a los japoneses, éstos iban a acabar saltando. Pero no sabían que iban a atacar concreta y específicamente Pearl Harbor. Los americanos se esperaban un ataque en masa sobre las Indias Orientales, porque era allí donde había petróleo, no sobre Hawai. Lo que sucedió es que el alto mando japonés estimó necesario desguazar la flota americana de Hawai que estaba demasiado cerca para su gusto, y así poder invadir Indonesia, Indochina, Nueva Guinea y Filipinas como que más tranquilamente, vaya.
Los americanos esperaban algún ataque, sí, pero no en Pearl Harbor. Eso es una conspiración más de tantas. Aquí os la explican mejor:

http://en.wikipedia.org/wiki/Pearl_Harbor_advance-knowledge_debate

Y en esta página, donde desmontan todos los mitos sobre el ataque de Pearl Harbor:

http://www.ibiblio.org/pha/myths/

Lo de que los australianos detectaron a la flota japonesa camino de Pearl Harbor no se lo creen ni los de Zeitgeist, hombre. La flota japonesa se movió a miles de kilómetros de las costas australianas. El trayecto Japón-Hawai es casi recto y no necesitaban pasar por aguas australianas ni de coña. A ver si estos conspiranopicos miran un mapa, y ven dónde está Japón, dónde Australia, y dónde Hawai. Los australianos no podían haber visto nada porque ni sus aviones ni sus barcos (que eran muy pocos y bastante anticuados) estaban en la otra punta del mapa.

Vuelvo yo, Natsu, para decir:
Ni de Geografía saben. Ay, señor…

Bueno, ahora vamos con la Segunda Guerra Mundial y la Alemania nazi.

Según Zeitgeist la empresa de Rockefeller, la Standard Oil, ayudó a la empresa alemana IG Farben a que los aviones nazis pudieran volar.

Bueno, pues es mentira.

¿Otra vez? Sí, hijos, sí… otra vez.

La empresa alemana IG Farben comenzó fabricando tintes (para el pelo) y pinturas. Era un conglomerado de empresas que acabó monopolizando el mercado químico alemán.
¿Ayudaron a los nazis? Sí, como todas las empresas alemanas de la época… por cojones o si no, a la cárcel o a los campos de concentración.

Bien, a lo que íbamos. Según Zeitgeist, la empresa americana Standard Oil de Rockefeller ayudó a IG Farben a fabricar el Zyklon B, un pesticida que se usó para gasear a los judíos en los campos de concentración:

http://en.wikipedia.org/wiki/Zyklon_B
http://es.wikipedia.org/wiki/Zyklon_B

Falso. Lo fabricó DEGESCH, la fabricante alemana de pesticidas de la época, una subsidiaria menor de IG Farben que nada tenía que ver con Rockefeller. De hecho, la empresa se opuso en un primer momento a los requerimientos de los nazis de quitarles la etiqueta de “veneno” que venía en las latas (decían que los usaban para despiojar a los judíos en los campos de concentración), porque se temía que le pudieran quitar la licencia de sanidad en muchos países. Unos cuantos soldados de las SS con sus respectivas ametralladoras les indujo a pensar a los directivos de la DEGESCH de que era mejor quitar la etiquetita.
Como podéis ver, Rockefeller no tenía nada que ver con el Zyklon B (que transcribe mal el traductor de Zeitgeist, escibiendo “Zyckon”).

También nos dice que los aviones de la Luftwaffe alemana no podrían haber volado sin un aditivo especial que fabricaba la empresa de Rockefeller.

¿¿¿¿…????

Bueno… ¿y cuál es ese aditivo tan especial? ¿Por qué no nos dicen cuál es?

Es más, ¿no os parece un poco raro que los aviones alemanes pudieran volar antes, durante y después de la guerra con América?

Porque cuando los americanos entraron en guerra, bloquearon todo comercio con Alemania.
Si bloquearon todo comercio con Alemania, y no les vendían nada… ¿Cómo es que los aviones alemanes seguían funcionando?
Vamos, es una preguntita que me hago yo… que uso la lógica.

Ahora vamos a explicar todo esto:
¿Por qué le tienen tanta manía a Rockefeller los autores de Zeitgeist? ¿Qué tenía él que ver con IG Farben?

Esto:
http://en.wikipedia.org/wiki/IG_Farben#World_War_II
http://es.wikipedia.org/wiki/IG_Farben#Segunda_Guerra_Mundial

Resultó que la Standard Oil tenía un acuerdo de intercambio con IG Farben… lo mismo que las empresas Dupont, U.S. Industrial Alcohol Co. y su subsidiaria Cuba Distilling Co.
Y pudieron comerciar con América porque los Estados Unidos eran un país neutral, y nada impedía a esas empresas comerciar con los alemanes. El problema les vino a estas empresas cuando estalló la guerra con los alemanes y, de pronto, al gobierno americano le empezaron a preocupar las empresas que habían estado comerciando con los alemanes, mira tú por dónde.
Recordemos que Rockefeller era el mayor productor y distribuidor de petróleo del mundo. Por supuesto que todos querían tener tratos con él… incluídos los nazis. Los nazis también necesitaban combustible, claro.
¡¡¡Pero eso no implica que los alemanes no pudieran hacer volar sus aviones, leches!!! ¡¡¡De hecho volaron con el combustible de Rockefeller y sin el combustible de Rockefeller!!!… Si es que llegaron a utilizar el combustible de Rockefeller. Que yo haya podido comprobar, los alemanes sacaban su petróleo de Rumanía, no de los pozos de Rockefeller:

http://en.wikipedia.org/wiki/Ploesti#History

http://www.ploiesti.net/page12.html

Y eso era porque no tenían otro sitio de donde sacarlo.
Petróleo… sieeeeempre petróleo. Mira que se arman líos a cuenta del puñetero petróleo, ¿eh?

Seguimos.
Después Zeitgeist asegura que otra de las empresas “traidoras” era la Union Banking Corporation de Nueva York de la que era vicepresidente Prescott Bush, el abuelo de George W. Bush.

¿Es cierto
eso?

Sí. Sobre esos “angelitos” de la familia Bush hablaré más adelante, porque tienen miga, los jodíos.

Cuando Zeitgeist miente lo digo, y cuando tiene razón, también.

Aquí viene todo:
http://www.guardian.co.uk/world/2004/sep/25/usa.secondworldwar
http://en.wikipedia.org/wiki/Prescott_Bush
http://en.wikipedia.org/wiki/Union_Banking_Corporation

Resulta que el bueno del abuelo del presidente Bush fue vicepresidente de la Union Banking Corporation de Nueva York, que mantuvo negocios con banqueros alemanes que ayudaron a financiar al partido nazi en sus comienzos en Alemania.
Y lo que es peor. A diferencia de la Standard Oil de Rockefeller, que paró sus negocios con alemanes después de declararse la guerra, la empresa de Bush abuelo siguió negociando con alemanes… con alemanes que apoyaban a los nazis, incluída la IG Farben. La empresa de Bush abuelo fue incautada por el Estado americano, y él mismo se salvó de ir a la cárcel por los pelos, gracias a sus contactos, ya que prometió toda la ayuda económica y sus demás empresas para luchar por la causa americana. Lástima que no lo hubieran mandado a la cárcel y arruinado un poco más, hombre… igual su hijo no habría sido presidente, y entonces su nieto no habría sido presidente… ¿Dónde hay un juez estricto cuando le hace falta a la humanidad?

Esto TAMPOCO es una conspiración… La información está disponible en todas partes, y algunos habíamos leído algo al respecto antes de ver Zeitgeist. Aunque ahora es cuando he confirmado los datos que había visto antes por ahí… Y es que investigar es buenísimo, te enteras de cosas y aprendes.

Ahora toca Vietnam.

Como dije en otras entradas, esta guerra es “otro rollo”. Aquí no había nazis ni japoneses conquistando continentes a lo bruto, organizando campos de exterminio, haciendo vivisecciones con alegría, o secuestrando a mozas locales para los burdeles de las tropas (los coreanos y chinos están que trinan a este respecto, porque los alemanes han pedido disculpas, pero los japoneses se niegan). En fin, que en esta guerra no había un graaaaaan peligro para la humanidad que la gente pudiera pensar que les afectaba. Era una guera localizada en un país que estaba en el quinto pino, y del que mucha gente ni sabría la existencia de no ser porque había una guerra allí. De hecho, fronterizos con Vietnam están Laos y Camboya, y qué os apostáis a que mucha gente no sabe ni que Laos es un país.

Antecedentes: la guerra en Vietnam empezó, como tantas otras, tras la descolonización. El país se dividió en dos partes, que para mayor comodidad de geógrafos y estudiantes, se llamaron Vietnam del Norte y Vietnam del Sur. Al igual que había ocurrido antes con Corea, el norte se hizo comunista, y el sur se hizo capitalista-democrático-a-la-asiática. Al igual que había ocurrido en Corea, al los líderes comunistas del Norte les faltó tiempo para decir que el Sur era corrupto, y que allá que iban ellos a rescatar a sus compatriotas.

Vamos, que Vietnam del Norte (comunista) invadió Vietnam del Sur porque… bueno, según ellos porque el sur era corrupto y capitalista, y había que liberar a los camaradas del sur del yugo del capitalismo, y blablá, blablá. Vamos, que dieron las típicas excusas que han dado siempre los fascisto-comunistas para invadir cualquier sitio.

Pero el caso es que no invadieron nada más. Si Hitler se anexiona Polonia, Austria, parte de Francia y lo paran en Inglaterra sólo porque es una isla, los americanos pueden pensar «¡Glups! ¡Este tío es peligroso!» Y los judíos americanos ni os cuento lo que pensaban… Si Japón conquista media Asia en pocos años, el americano que sepa de qué va la cosa, va a pensar «¡Esta gente es peligrosa! ¿Es que no van a tener nunca bastante?» Pero si Vietnam del Norte invade Vietnam del Sur, pues el americano medio pensará que es un problema privado entre ellos y que con su pan se lo coman. Que si hay que ayudar a los sureños contra los comunistas malos, pues se les ayuda… «que les manden un par de rifles y un asesor del ejército». Y el americano va a por el último de los Beatles.

De hecho, el presidente Kennedy tenía pensado ayudar a Vietnam del Sur. Mucho, con muchas armas, y dinero y tal, pero de modo… «poco intrusivo». O sea, en plan «yo te doy armas y te mando un par de entrenadores y asesores, y tú te apañas, pero de mandar soldados míos ni de broma porque ahí mis chicos no pintan nada». Pero había en Estados Unidos quien no estaba de acuerdo con la idea no intervencionista de Kennedy. Así que a Kennedy lo dejaron como un colador (según la versión oficial con una sola bala), y en su sitio entró Johnson, que aunque hubiera querido retirarse de Vietnam, no hubiera podido. Si te matan a un presidente, demuestras debilidad… Los comunistas estaban en auge en todo el mundo (en todo el mundo POBRE, igual haciendo llover RIQUEZA y no balas habrían acabado antes, pero eso los yanquis no se lo plantearon), a Estados Unidos lo acababan de «despresidentar» a lo bruto, y Johnson no se podía permitir mostrar debilidad. Así que le dieron a la guerra con más saña… con consecuencias desastrosas para todos.

Según Zeitgeist, la guerra de Vietnam (lo que es la entrada oficial en combate de Estados Unidos en la guerra) fue causada por el llamado “Incidente del Golfo de Tonkín”:

http://en.wikipedia.org/wiki/Gulf_of_Tonkin_Incident

Ya os he dicho que no tengo mucha idea de historia bélica, ¿verdad? Pues os dejo otra vez con mi amado.

Chemazdamundi: A diferencia de las dos guerras mundiales, la de Vietnam no hay por dónde cogerla, señoras y señores. Esa fue una guerra imperialista, sin justificación, desastrosamente llevada y que, encima, no sólo no sirvió para nada, sino que llevó a miles de muertos y a que todavía hoy haya un régimen dictatorial comunista en Vietnam.
Aquí sí que los Estados Unidos estaban “deseandito” de entrar en la guerra a toda costa, para frenar la expansión comunista en el sudeste asiático.
No era ningún secreto que sin la ayuda estadounidense, Vietnam del Sur no iba a durar ni tres asaltos contra Vietnam del Norte. Al principio, los EE.UU. enviaron sólo armas, suministros y asesores militares. Pero con el paso del tiempo, era obvio que los norvietnamitas estaban mucho mejor preparados y motivados que los sureños. Los consejeros militares se lo dejaron claro a los presidentes americanos: o iba el ejército directamente, o Vietnam del Sur se perdía. Así de claro.
Desde luego, aquello no era como la Primera o la Segunda Guerra Mundial. Allí no había un megaenemigo superpoderoso cuya motivación era conquistar y subyugar al mundo civilizado. El gobierno americano no podía “vender” eso. Necesitaba de un motivo claro que mostrar no ya al público americano, sino al mundo entero.
Estudiando un poco de Historia, se acordaron de lo del telegrama Zimmermann, el hundimiento del Lusitania… y de Pearl Harbor.

Las incorrecciones de Zeitgeist:

1) Hubo DOS incidentes. El primero, el 2 de agosto de 1964. Un destructor americano, el “Maddox”, disparó a unos barcos torpederos que supuestamente le habían lanzado un torpedo. Ese torpedo nunca fue disparado. Los americanos se pusieron nerviosos al ver pasar los barcos, y les dispararon. Pero los vietnamitas no dispararon primero.
2) Zeitgeist miente al decir que no sucedió ninguna escaramuza. Sí sucedió. Chapuceramente, pero sucedió. Los barcos vietnamitas estaban allí aunque no fueron ellos los que empezaron la pelea.
3) El segundo incidente, el 4 de Agosto, que es al que supongo que se refiere Zeitgeist, no sucedió, efectivamente. Es el que se da históricamente como absolutamente falso. La marina americana estaba nerviosísima y veía fantasmas donde no los había. Detectaron un sonido con el sonar que creyeron eran torpederos vietnamitas y le dispararon a todo lo que veían. Lo que el técnico había oído era la hélice de su propio barco. Absurdo, pero cierto…
El mismo presidente Johnson admitió unos días después en privado, sobre este segundo incidente, que “por lo que yo sé, nuestros chicos le han estado disparando a las ballenas allí fuera”:

http://en.wikipedia.org/wiki/Gulf_of_Tonkin_Incident#Consequences

El gobierno americano utilizó aquella triste y patética excusa para involucrarse directamente en la guerra.

Es cierto: la entrada en la guerra de Vietnam se basó en un hecho erróneo.
Pero no lo causaron los americanos tal y como asegura Zeitgeist. Fue una ineptitud total por parte de la Marina estadounidense, pero no fue un hecho premeditado.
Sí es cierto que se aprovecharon de ello para meterse en la guerra… porque estaban deseando entrar a combatir a los comunistas.

Y aún así, sigo teniendo que “echarle la bronca” a Zeitgeist. El Incidente del Golfo de Tonkín no es ninguna conspiración. Está en los libros de Historia y hay documentación de sobra acerca de él:
http://www.nsa.gov/vietnam/releases/relea00012.pdf
http://www.usni.org/magazines/navalhistory/archive/index.asp
http://vi.uh.edu/pages/buzzmat/world198_4.html
http://www.mtholyoke.edu/acad/intrel/pentagon3/pent4.htm

No es la verdad «oculta» que nadie quiere que sepas. No es ninguna cosa oculta ni misteriosa. Cualquiera puede consultarlo… y muchos lo sabíamos desde hacía años. Me gusta la historia militar, y el incidente del golfo de Tonkín es muy conocido para los aficionados al coleccionismo bélico. Otra cosa es que los americanos no tuvieran ni idea, al igual que muy poca gente sabía que el nacimiento de Mitra se celebraba el 25 de diciembre. Pero que los americanos sean unos palurdos que no saben ni de los orígenes de su religión (con la importancia que le dan), ni de la historia de la guerra de Vietnam, es SU problema, y se arregla COGIENDO LIBROS y LEYENDO, estudiando y aprendiendo… que es lo que de verdad impide que manipulen a las personas.
Zeitgeist dice que “muchos otros enterados y oficiales han hecho público que fue una farsa preparada, una completa mentira”.
Vale. Pues… ¿les importaría darme el nombre de esos “otros enterados y oficiales”, por favor?
Es que, verán… en la página de fuentes de Zeitgeist no veo nada sobre Vietnam. Cuando yo acuso… me gusta tener pruebas.

Vuelvo otra vez yo, Natsufan.

Después de la introducción de la guerra de Vietnam, Zeitgeist continúa diciendo que la guerra era un negocio… y que la prueba era que el presidente Johnson autorizó en 1966 el levantamiento de restricciones comerciales con el bloque soviético… sabiendo que eran los soviéticos los que suministraban armas a los norvietnamitas.

Vamos a ver, hatajo de conspiranoicos… Johnson levantó las restricciones… sobre la venta de trigo.

Sí, como lo leéis: trigo. Cereales. Eso que se usa para hacer (¡oh, no!) harina, y luego pan.

No armas ni productos manufacturados. Viene de aquí:
http://etext.virginia.edu/journals/EH/EH39/glance39.html

Os lo resumo: en plena guerra fría, los americanos siempre estaban diseñando estrategias para poder controlar o frenar al enemigo de siempre, los soviéticos. Una de las estrategias era, por supuesto, usar las armas nucleares. Pero era un método de disuasión un poco bestia y peligroso.
Sucedió durante el mandato del presidente Johnson que los infames planes quinquenales de producción soviéticos se acabaron por ir a donde van las cosas mal hechas: a la mierda.

http://en.wikipedia.org/wiki/Five-Year_Plan_(USSR)
http://en.wikipedia.org/wiki/Agriculture_of_Russia
http://en.wikipedia.org/wiki/Famines_in_Russia_and_USSR

A este respecto, el autor del excelente blog “Un barco más grande”, tiene una entrada sobre “El jardinero fiel de Stalin”, que es muy, pero que muy interesante, (más corta que las mías, además), y que os recomiendo encarecidamente que leáis. Ilustra muy bien algunos de los motivos que llevaron a los soviéticos a la lamentable situación en que se encontraban.

Los rusos y sus aliados comunistas de Europa del Este se habían quedado sin alimentos básicos suficientes (trigo, principalmente).
Por aquel entonces, no había muchos países a los que comprar comida: durante los años sesenta, la mayoría de países asiáticos y africanos estaban pasando hambrunas terribles, y los países (más o menos) aliados de la URSS, como la superpoblada China, no se podían permitir el vender ni un miserable grano de arroz.
Sólo quedaba comprarle trigo… al enemigo: los capitalistas del primer mundo. Europa, la Commonwealth británica y los Estados Unidos se relamían de gusto viendo cómo el mundo comunista venía a mendigar las sobras de su sistema agrícola. Era la demostración palpable de que ese “paraíso de los trabajadores” que habían tenido que cercar con un muro cubierto de ametralladoras que apuntaban hacia adentro, ni era paraíso, ni funcionaba, ni daba de comer a los trabajadores. La URSS se moría de hambre por imbécil y occidente se partía de la risa (no, no había pena por los desgraciados muriéndose de hambre al otro lado del telón de acero porque de allí no se podía sacar información ni podían ir corresponsales a informar, y todos sabemos que una hambruna sin publicitar no existe).
Al equipo del presidente Johnson se le ocurrió una idea: utilizar la venta de cereales a los comunistas (estaba prohibida) a cambio de que se sentaran a negociar sobre varias “cosillas” urgentes: la carrera armamentística, la reunificación de Alemania, Corea… y la guerra de Vietnam.
Básicamente: o negocias o no te vendo trigo y vas a pasar más hambre que un caracol en un espejo.
Y se sentaron a negociar. No sin problemas. Los europeos fuimos muy inflexibles y quisimos sacarle más a las negociaciones con los rusos. Alemanes y franceses, en concreto, querían muchas concesiones a cambio de la comida. Tantas, que los rusos a punto estuvieron de salir de las negociaciones. Los americanos tuvieron que amenazar al canciller alemán Adenauer para que rebajara sus pretensiones de reunificar Alemania (Adenauer pedía mucho, y los comunistas antes dejan morir de hambre a millones de personas que devolver Alemania del Este).
http://en.wikipedia.org/wiki/Adenauer

Resultado: los rusos negociaron algunas cosas y Johnson levantó las restricciones que hasta entonces existían para vender grano a la URSS y sus aliados: fue la Food for Peace Act de 1966 (“Ley de Paz por Comida”, fijaos si tenía un nombre claro).
http://www.presidency.ucsb.edu/ws/index.php?pid=28038

Fue básicamente la estrategia del palo y la zanahoria. Sólo que en vez de zanahoria… fue trigo.
Una cosa que se les sacó a los rusos es que no intervendrían directamente en Vietnam (esto es, enviando soldados a gran escala, suministros sí que enviaban, sí).

¿Ha quedado claro?
Hablo de todo esto porque a lo largo de mi investigación me he encontrado con numerosas teorías de la conspiración, de las cuales Zeitgeist se hace más o menos eco. Y una de las que más me llaman la atención es la teoría de que tanto capitalistas como comunistas… estuvieron dirigidos por los mismos líderes ocultos tras las sombras.
Que la Guerra Fría fue un invento de masones e illuminati para distraer la atención del mundo y poder seguir manejándolo a su antojo, vaya.

Según los conspiranoicos, capitalistas y comunistas… eran lo mismo.

Bueno, es que es para tirarse de los pelos.
Eso no es ya desafiar la Historia, la lógica o el sentido común… es negar lo que yo he vivido y he tenido que pasar.
Señores lectores, yo no sé vosotros, pero yo soy lo suficientemente mayor como para haber vivido la Guerra Fría.
Aquello no fue un invento: fue real, lamentablemente. Y por poco acaba MUY mal. Yo estuve allí, ¿vale? He vivido la caída del muro de Berlín y recuerdo lo que había antes. Y mis padres y yo pasamos mucho miedo viendo la carrera de armamentos o acojonándonos cada vez que un avión militar traspasaba la frontera del otro, o cada vez que al Ronald Reagan se le cruzaban los cables y amenazaba con mandar a los rusos de vuelta a la Edad de Piedra. Y eso que mi país no era uno de los grandes partícipes de la guerra fría.
No sé cómo Zeitgeist o cualquiera de los conspiranoicos se atreven a decir barbaridades como ésa de que los dos bandos eran iguales. ¿Qué se creen? ¿Que los que lo hemos vivido no nos vamos a dar cuenta de semejante embuste? ¿O es que el público objetivo de Zeitgeist son adolescentes que no han vivido eso y así se lo pueden creer? Más bien es eso último, me imagino…
El mundo, conspiranoicos, estaba dividido en dos grandes bloques, totalmente enfrentados y que se llevaban a matar. Tan mal se llevaban que a punto estuvimos de irnos todos al carajo por culpa de las mil millones de veces malditas armas nucleares. Y ahora no vais a venir a inventaros la Historia y decir que capitalistas y comunistas eran iguales. ¿Iguales?
Hace cinco años fui de viaje con mi marido a Praga, la capital de la antigua Checoslovaquia. Preguntadle a los taxistas y a la gente de la calle lo que piensan de los soviéticos. Id a ver los monumentos a los presos políticos y los “centros de reeducación”. Id a ver los “barrios obreros” del extrarradio, con sus edificios de moles inmensas de cemento tan frío y gris que hicieron que se me bajara el corazón a los pies. Lo que tendría que haber sido trabajar y vivir allí, ¡qué desesperanza! Preguntadles cómo vivían antes, y si preferirían eso a vivir como ahora, con las tiendas llenas y bajo la protección de la Unión Europea.

Os voy a contar una anécdota que me pasó. Estábamos mi ahora marido y yo (entonces éramos novios) haciendo cola para comprar entradas a la “Torre de la Pólvora”, un monumento emblemático de Praga. Delante de nosotros había otra parejita de pipiolos, altos, rubios y blancos como la leche, muy lindos ellos. Vendiendo los tickets estaba una señora anciana muy mayor, con toooodo el aspecto típico de funcionaria que lleva toda su vida en el puesto. La parejita sacó sus pasaportes y se los dio a la señora. Ésta, ni corta ni perezosa, cuando vio la nueva bandera de Rusia en la portada, los puso boca abajo y, con el dedo en alto, les dijo a los chavales:

-Ruski, niet sovietski…
(“Rusos sí, soviéticos, NO”).

Los dos se pusieron coloradísimos y nerviosísimos, y se pusieron a agitar con los brazos delante de toda la cola:
-¡¡¡Niet, niet!!!
(“¡¡¡No, no!!!”).

La señora sonrió maliciosamente y les dio los tickets.

Madre mía, qué vergüenza que pasaron los dos novios. Qué pena, no poder viajar por ahí tranquilos, arrastrando las culpas de cosas que hicieron personas que seguro que ni conocerían. De verdad, me dio un apuro por ellos… Supongo que sería lo mismo que ir a América y que me echaran las culpas o me restregaran por la cara que soy del mismo país que los conquistadores españoles que acabaron con mayas e incas.

Cambiando de tema… No os podéis ni imaginar las cosas que se aprenden viajando, de verdad. Viajar abre la mente. Y sirve para aprender. Así es cómo pude comprobar in situ lo que los libros de Historia decían. No es lo mismo oír hablar de las atrocidades de los nazis… que ver el campo de concentración de Terenzin en Praga. O la Sinagoga Antigua de Praga… ¡que tiene una habitación entera llena con los nombres de los judíos muertos por los nazis en la ciudad! ¡Con letra diminuta! Más de treinta mil.
A mi marido se le ocurrió preguntarle a uno de los taxistas que cómo es que no había judíos en Praga a pesar de que había cinco sinagogas. La respuesta: “Ahora son monumentos, no templos. No hay muchos judíos en Praga… los alemanes acabaron con todos ellos”. Como se puede ver, los europeos del Este no tienen muy buen recuerdo ni de los nazis ni de los soviéticos. Los pobres fueron invadidos por todos los cabrones del siglo XX.

¿Sabéis quiénes añoran los tiempos de la Unión Soviética? Los mismos rusos. En el trabajo de mi marido hay una inmigrante rusa. Cuando le preguntan, ella siempre dice lo mismo: que ahora están desamparados en su país y que en los tiempos de la URSS estaban mejor, porque por lo menos había algo de comer. Rusia ha sido el país que más ha salido perdiendo con la caída del comunismo. Según ella cuenta, todo allí es un caos, los precios están por las nubes, los médicos ganan menos que los albañiles, no hay seguridad social, los salarios son bajísimos, hay un problema gravísimo con el alcohol (¡la juventud bebe alcohol etílico del que se usa para curar heridas!)…

En fin, que al próximo que me diga que los comunistas y capitalistas eran lo mismo, le pienso poner la cara roja de vergüenza.

Safe Creative #0809120979063

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/31209.html

.

Siguiente artículo.

Zeitgeist contrastado (XXX). Impuestos y antecedentes históricos.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Volvemos a la carga con el análisis de Zeitgeist, pero antes voy a hacer una pequeña anotación. Como veo que las últimas entradas son un poquito técnicas, me he propuesto hacer esta nueva que estáis leyendo, algo más “ligera”, más enfocada desde un punto de vista humorístico.
La risa es la base de una vida mental sana. La risa eleva el espíritu y te hace ver las cosas desde un prisma mejor… y más claro. La risa mata el miedo, por eso el poder la odia. Y por todo eso, yo voy a usarla en esta entrada. Muchos de mis críticos se han indignado con el estilo que utilizo para contrastar Zeitgeist, porque dicen que es muy “infantil”, y cuando me pongo a analizar desde el punto de vista científico, me dicen que uso un lenguaje muy complicado. ¿En qué quedamos? ¿No les gusta ningún estilo?

Yo más bien creo que lo que les irrita es que pueda criticar Zeitgeist desde todos los ángulos posibles: el científico, el moral, el técnico, el lingüístico… y el humorístico.
Le temen a cómo escribo porque lo hago de manera sencilla y fácilmente entendible. O procuro hacerlo. Y he de admitir que, tras repasar las últimas entradas, quizás haya pecado de emplear un lenguaje y una argumentación demasiado técnicos. Y lo he notado en el hecho de que poca gente ha criticado las entradas más técnicas. Eso quizás se deba a que he empleado demasiados términos técnicos (o a que la cultura de mis críticos no les permite comentar de lo que no saben), así que he pensado que lo mejor es volver a las raíces y hacer un poquito más amena la lectura. Que me perdonen los que buscan una tesis doctoral de análisis fílmico, pero he de recordarles que esto es un blog personal enfocado a la divulgación de información.

Amos p’allá.

En la anterior entrada habíamos dejado claro que los americanos no tienen a dónde agarrarse. Tienen que pagar sus impuestos como todo hijo de vecino, se pongan como se pongan, y se levanten como se levanten.
Obviamente, cuando Zeitgeist salió por internet diciendo que los americanos no tenían que pagar impuestos, surgió una multitud de americanos enardecidos, aplaudiendo a rabiar y babeando de regusto ante la expectativa de que alguien pudiera demostrarles que, en efecto, no tenían que hacerlo. Mira que les revienta a esta gente tener que pagar impuestos, ¿eh?

Zeitgeist dice que:
-No tienen por qué pagar los impuestos federales porque son inconstitucionales.
-Y aunque sean constitucionales, la enmienda que los hace constitucionales, no es válida.
-Y aunque esa enmienda fuera válida, no especifica en ninguna ley que tengan que pagarlos.

Sí, sí, sí, claro, claro… Ya sólo les faltaba a Zeitgeist decir:
-Y aunque existiera una ley que lo especificara, no me daría la gana de pagarlos, ea.
O más claramente: -¡Ofúuuu! ¡No quiero pagaaaaar!

De verdad que tiene narices el ver los argumentos de Zeitgeist, ¿eh? Primero te dicen que son inconstitucionales, y luego te dicen que sí, que bueno, que hay una enmienda pero que no se firmó de manera válida, y luego, encima, ya de remate, te dicen que aunque la enmienda esté ratificada por las instituciones, que da igual, porque no hay ninguna ley que diga que los tienes que pagar.

Y ahora voy yo a plantearme una preguntita que, no sé, a lo mejor a nadie se le había ocurrido plantearse:

-¿Pero cómo te atreves a decir así, “a las buenas de Miguel”, que no hay ninguna ley sobre impuestos en la nación más rica del planeta?

¿¿¿Pero vosotros os podéis creer que no hay libros, códigos, leyes y reglamentos en tooooodo el sistema fiscal y tributario de Estados Unidos que no digan que hay que pagar impuestos???
Venga hombre, por favor, señores de Zeitgeist: no nos tomen por tontos.
Ahora va a resultar que los americanos son especiales, ¿no?: ellos no tienen leyes sobre impuestos, y no tienen que pagarlos.

Para los interesados, en la anterior entrada he dejado un listado de leyes americanas sobre impuestos (que las hay a porrillo, como en casi todos los países del mundo), pero aquí vamos a tratar lo siguiente. Obviamente, para demostrar tan esperpéntica afirmación de que “los americanos no están obligados a apagar impuestos”, no pueden decirte: “busquen entre los reglamentos fiscales del código X, a ver si encuentran algo”… porque entonces, nos ponemos a buscar, y seguro, seguro, que encontramos algo.

Así que, para no pillarse los dedos, han optado por… ¡tatachán!… poner testigos.

Uuuuuy, qué guays y qué listos y qué buenos investigadores son estos autores de Zeitgeist, ¿eh? Se lo han “currado”, y nos han buscado a dos ex agentes del IRS (antiguos inspectores de Hacienda), que nos van a desvelar el más oscuro secreto de las leyes americanas: “que no hay ninguna ley que especifique que debo pagar mis impuestos federales”.

Así que los dos ex-inspectores de Hacienda Joe Turner y Sherry Jackson dicen que no hay que pagar impuestos, ¿no? Que no hay ley que diga que están obligados, ¿no?
Pues aquí está la denuncia que condena a Sherry Jackson por no pagar impuestos durante cuatro años, incumpliendo la sección 7203 del apartado 26 y la sección 4083 del apartado 18 del Código Legal de los Estados Unidos de América:

http://www.penaltyprotester.com/files/JacksonGovRespRe18USC4083.pdf

La condena es de un año de prisión por cada año de fraude fiscal. Y va y dice la señora que se ha negado a pagar los impuestos desde que renunció. Ja, ja, ja… y tanto. Como que la han condenado por no hacerlo.

El hombre que presentan en Zeitgeist se llama en realidad John Turner, no Joe Turner (ni escribir bien saben los de Zeitgeist), y es un conocido farsante que se dedica a asesorar (cobrando por sus servicios, claro) a todo aquel que se niegue a pagar impuestos federales. A todos sus asesorados les cuenta la misma milonga: “no pagues porque no hay ninguna ley que te obligue, porque las leyes sobre impuestos fueron aprobadas fraudulentamente”. Resultado: todos sus asesorados acaban ante un juez, denunciados por la Hacienda americana por defraudadores. Y sí, John Turner también ha sido condenado a prisión:
http://www.irs.gov/compliance/enforcement/article/0,,id=162992,00.html
http://chuckgallagher.wordpress.com/2008/04/04/real-estate-agent-john-turner-jr-sentenced-to-prison-for-mortgage-bank-fraud/

Ja, ja, ja… Pues vaya testigos, oiga. Desde luego… vaya fuentes fidedignas. Zeitgeist se ha lucido.

Y ahora, ¿qué?

Yo no tengo más remedio que hacer la siguiente pregunta: ¿cómo se atreve Zeitgeist a decir mentiras tan gordas? ¿Se creen los autores de Zeitgeist que nadie va a investigar las afirmaciones que hace? Leche, pues a mí me ha bastado con leerme el código fiscal americano, y con unos cuantos clicks de mi ratón, buscando por internet. No es muy difícil desmentir a Zeitgeist. Cualquiera puede hacerlo.

¿Cómo es que hay gente que se cree cosas como ésta?
Muy sencillo: porque hay gente que está dispuesta a creérselas.

No se explica otra cosa. Nadie en su sano juicio, y haciendo uso de un poco de lógica y de sentido común puede creerse semejante mentira, falsedad, falacia, “trola”, cuento, “bola”, etc., tan evidente de que un país como Estados Unidos no tenga ni una sola reglamentación acerca de los impuestos y que nadie está obligado a pagarlos.
Es, sencillamente, absurdo. Los americanos han tenido dos siglos para estructurar su sistema fiscal, y cualquiera puede acceder a los libros donde se detalla ese sistema. No están ocultos para nada, y por supuesto que aparecen en ellos las leyes sobre impuestos. Por ejemplo, en el Internal Revenue Code of 1986, sin ir más lejos (Código Interno de Tasación de 1986).

Bueno, y ahora, no contentos con eso, los autores de Zeitgeist saltan de argumento cual saltamontes sobre mis geranios, para cambiar radicalmente de tema. Ahora van a hablar de la guerra. Yo no sé muy bien qué releches tiene que ver la guerra con no pagar los impuestos federales y con la decimosexta enmienda.
Pero claro, Zeitgeist dice que sí, que el cambio de argumento tiene mucho que ver, que una cosa y la otra están íntimamente relacionadas. Pues no sé cómo, pero ellos no me dan más explicaciones que ponerse a hablar de historia bélica. En realidad yo sé por dónde van encaminados, los muy ladinos, lo que quiero señalaros con esto, lectores, es lo arteros que son retorciendo los argumentos.

Zeitgeist dice:
“La próxima herramienta para ganancia y control es la guerra. Desde el origen de la Reserva Federal de 1913, un número de grandes y pequeñas guerras han comenzado. Las tres más pronunciadas fueron la Primera Guerra Mundial, la Segunda guerra Mundial y Vietnam.”

O sea, que Zeitgeist me da a entender que esas tres grandes guerras las causó… el mismo grupito que, según ellos, montó la Reserva Federal.

La Segunda Guerra Mundial no la causó Hitler, ¿no? Y la primera no tiene nada que ver con tensiones geopolíticas en Europa. Náh. Los “grandes banqueros internacionales”.

(Inciso: Veréis que en el párrafo anterior no he mencionado Vietnam. Vietnam es tema aparte. Aquí vamos a hablar de las dos primeras guerras mundiales).

Ahora me pregunto yo… ¿¿¿Pero cómo puede alguien creerse eso??? ¿Nadie ha estudiado Historia en el instituto? ¿Nadie sabe que la Segunda Guerra Mundial se debió a las ansias expansionistas de Adolf Hitler? Y ahora va y resulta que sesenta años después nos enteramos que en realidad los causantes fueron los… ¿banqueros que controlan la Fed? Manda todo lo mandable, de verdad…  ¡Ni que hiciera falta tener un doctorado en Historia Contemporánea para saber eso!

En fin, a ver por dónde salta ahora Zeitgeist:


“Primera Guerra Mundial. En 1914, las guerras europeas empezaron centradas alrededor de Inglaterra y Alemania. El público americano no quería saber nada con la guerra, y el presidente Wilson declaró públicamente la neutralidad.”

Hasta ahí es cierto. Históricamente, eso fue lo que sucedió.

“Sin embargo, bajo la superficie, la administración americana buscaba alguna excusa para poder entrar en la guerra.
En una notoria observación hecha por el secretario de Estado William Jennis:
Los grandes intereses bancarios estaban profundamente interesados en la guerra mundial, debido a las oportunidades de grandes ganancias.
Es importante entender que la cosa más lucrativa que puede ocurrir a los banqueros internacionales es la guerra, porque obliga a un país a pedir aun más dinero al Banco de la Reserva Federal.”

Es cierto que los grandes fabricantes de armas hicieron mucho dinero con la política armamentística de las naciones que lucharon durante la Primera Guerra Mundial. Mucho.
Los fabricantes de armas, no los banqueros.

La Primera Guerra Mundial no la causó la Reseva Federal. La causaron:
-La rivalidad entre los estados europeos, derivada de sus ambiciones imperialistas.
-La carrera de armamentos entre las grandes potencias.
-La rivalidad anglo-alemana por la supremacía naval.
-Las dificultades internas del Imperio austro-húngaro, constituído por grupos étnicos dispares.
-Pérdida del carácter defensivo de las alianzas europeas.
-La política rusa en los Balcanes.
-Movilizaciones y ultimátums precipitados motivados por los planes tácticos militares.
-Nacionalismo francés (política revanchista) y alemán.
-Rivalidad económica entre los países de capitalismo más avanzado.

Esto ha salido de:
Atlas Histótico Mundial II, de Kinder y Hillgemann, página 136, Causas y responsabilidades de la Primera Guerra Mundial.

Los fabricantes de armas estaban haciendo mucho dinero vendiendo armas a las potencias beligerantes. A todas: Gran Bretaña, Francia y Alemania. Eso era así porque las fábricas americanas estaban lejos del conflicto europeo y de los bombardeos: podían producir muchas armas sin parar… y se las vendían a todos sin distinción.
A los americanos no les interesaba entrar en la guerra: YA le vendían armas a todo “quisqui” y sin mancharse las manos. Es más, no les interesaba entrar en la guerra, porque perderían clientes.
Cuando EE.UU. entró en guerra, ya no le pudo vender a los alemanes… porque eran el enemigo.
Eso es falso. Quería seguir siendo neutral para poder seguir vendiéndoles armas a todos los países peleones.
Zeitgeist miente al hacernos creer que el gobierno americano estaba ansioso y deseoso de entrar en la guerra a cualquier coste. Más abajo hablaremos de por qué, cómo y cuándo entraron los americanos en la guerra.

Otra cosita sin importancia, nada, nada, una menudencia. Éste es el Secretario de Estado William Jennings Bryan, el que menciona Zeitgeist. Por cierto, se escribe así y no Jennis como ha escrito el traductor de Zeitgeist:
http://en.wikipedia.org/wiki/William_Jennings_Bryan

La cita que ponen en su boca en Zeitgeist:
Los grandes intereses bancarios estaban profundamente interesados en la guerra mundial, debido a las oportunidades de grandes ganancias.

Yo no encuentro esa cita por ninguna parte. Si alguien la encuentra que me lo diga por favor… y de dónde ha salido, a ser posible.
Ahora bien, lo que sí he encontrado de este tipo son “perlas” de sabiduría como éstas:

If we have to give up either religion or education, we should give up education.


Traducción: “Si tenemos que elegir abandonar la religión o la educación, deberíamos abandonar la educación.” (Vaaaaaaya con el mozo, oigan… Todo un ejemplo de… de lo que no se debe hacer, y de la gente a la que no hay que escoger como ejemplo).

If the Bible had said that Jonah swallowed the whale, I would believe it.

Traducción: “Si la Biblia dijera que fue Jonás quien se tragó a la ballena, yo lo creería.”

La madre que lo parió. Valiente elemento debía ser…
Todo esto viene de por aquí:
http://en.wikiquote.org/wiki/William_Jennings_Bryan

Y ahora viene la buena:

The Imperial German Government will not expect the Government of the United States to omit any word or any act necessary to the performance of its sacred duty of maintaining the rights of the United States and its citizens and of safeguarding their free exercise and enjoyment.

Traducción:
«El gobierno imperial alemán no puede esperar del gobierno de los Estados Unidos que omita ninguna palabra o actuación necesaria para llevar a cabo la sagrada tarea de mantener los derechos de los estados Unidos y sus ciudadanos y la salvaguarda de su libre ejercicio y disfrute”.

http://thinkexist.com/quotes/william_jennings_bryan/3.html

Con ésta última cita observamos que este individuo no estaba tan en contra de la guerra. Es más, llegó a solicitar que lo enrolaran como soldado:
http://en.wikipedia.org/wiki/William_Jennings_Bryan#Secretary_of_State:_1913.E2.80.931915

Os cuento todo esto de este hombre para que veáis por qué se le menciona en Zeitgeist. Era un hombre muy cristiano y muy populista, antiimperialista y contrario a la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial. Tan opuesto estaba que se enfadó con Wilson por cómo manejó el presidente el hundimiento del Lusitania, y dimitió. Por eso lo mencionan en Zeitgeist como fuente de argumentación. Ya veremos más adelante lo del barquito. Fue un personaje curioso, por eso os hablo también de él, para que no sólo aprendamos cosas sobre Zeitgeist, sino un poco de cultura general, que nunca viene mal.
Por ejemplo, fue un gran partidario de la Ley Seca. Aunque yo lo conocía sobre todo porque este “buen hombre” estaba tan opuesto a la enseñanza de la Teoría de la Evolución, que luchó para que se prohibiera enseñarlas en las escuelas americanas. Véase los “juicios del mono” de 1925:
http://en.wikipedia.org/wiki/Scopes_Trial

Vamos, que fue uno de los primeros “creacionistas”.

Zeigeist continúa. Ahora viene algo bue-ní-si-mo:


“El asesor principal y mentor de W. Wilson era el coronel Edward House, un hombre de conexiones íntimas con los banqueros internacionales que querían entrar en la guerra.
En una conversación documentada entre el coronel House, asesor de Wilson y sir Edward Grey, el secretario Exterior de Inglaterra, sobre cómo hacer que América entre en la guerra.”

Éste es el hombre que dice Zeitgeist que es el coronel Edward House:
http://en.wikipedia.org/wiki/Edward_House

Y ésta es su foto:

Todo eso es correcto.

Éste es el hombre que según Zeitgeist que es el ministro de exteriores (no “secretario” de Exteriores como dice Zeitgeist) británico Sir Edward Grey:
http://en.wikipedia.org/wiki/Edward_Grey

Y ésta, según Zeitgeist, es la foto de Sir Edward Grey…

Pues es mentira. Esa foto es la del mariscal Kitchener,
http://en.wikipedia.org/wiki/Herbert_Kitchener,_1st_Earl_Kitchener#Death

un hombre que no tenía nada que ver con Sir Edward Grey. Éste es el auténtico Sir Edward Grey:

Vamos, que se han equivocado de individuo y de foto.

Vaaaaaya porquería de “documental” que está hecho Zeitgeist.

Muchos, muchos… pero que muchos de los que entran en este blog, no paran de criticarme que me “meto mucho con Zeitgeist”, que si le tengo manía al documental. Pues perdonen que les diga, pero Zeitgeist no es un documental.

Un documental serio no se equivoca de fotografía ni confunde a una persona con otra. Por eso insisto tanto en llamarlo pseudodocumental, y no “documental”… porque es una película de ficción con formato de documental, defendida en su página web con pretensiones de documental… que no documenta nada bien, que no usa una fuente primaria ni a tiros, y que falla más que las escopetas de feria.

Y luego me acusan a mí de no hacer un trabajo serio y riguroso. Pues lo siento: mi trabajo es mucho más serio y riguroso que el de Zeitgeist, eso es seguro. Un documental no se puede equivocar en los documentos que muestra. Lo he dicho por activa y por pasiva: Zeitgeist no es un documental… es un trabajo de pésima calidad que no para de difundir mentiras y comete fallos en cantidades industriales. Y aquí tenéis esta prueba de las fotografías que es de las más gráficas, claras y evidentes que puedo mostrar.
Una prueba que no deja lugar a dudas… hasta el más imbécil se podría dar cuenta de que Zeitgeist falla aquí: no se trata de tener más o menos cultura ni de estar más o menos informado… se trata de tener ojos con los que ver.

Yo no pido que la gente se crea mi investigación porque sí. Yo aporto pruebas claras y evidentes de lo que digo, no me invento nada. Y yo no soy ningún genio para darme cuenta de estas cosas, soy una persona normal. Cualquiera que investigue un poco… un mínimo… se dará cuenta de las mismas cosas que yo, sin necesidad de ser un experto en Historia.

Y esto ya va dirigido a los conspiranoicos: podéis creer lo que dice Zeitgeist, sois libres de hacerlo, pero está claro que Zeitgeist es indefendible. El que lo defienda es porque quiere creérselo, no porque sea cierto. Así de claro.

¿Cómo logré averiguar esto de las fotos? No fui yo, sino mi marido. La primera vez que vimos Zeitgeist, y vio la foto, pegó un salto de la silla y dijo llevándose las manos a la cabeza:
-¡¡¡Qué coño Edward Grey ni qué niño muerto!!! ¡Ése es el mariscal Kitchener, el héroe de la guerra contra los bóers!

Yo no me di cuenta, lo reconozco. Mi marido sí es un aficionado de la historia militar, y lo notó en seguida… porque reconoce a simple vista los retratos de todos los grandes militares occidentales del siglo XV en adelante.

Bueno, esto es mi opinión personal: ¿por qué pusieron la foto de Kitchener en lugar de la de Grey? ¿Por qué se equivocaron?
Insisto, esto es una mera opinión, pero creo no equivocarme mucho cuando digo que tiene algo que ver el hecho de que el mariscal Kitchener… murió estando a bordo de un barco que fue torpedeado por los alemanes cerca de las islas Órcadas. Nunca encontraron el cuerpo del mariscal. Y, sí, supongo que ya lo habréis adivinado… eso ha producido multitud de teorías conspiratorias acerca de su muerte. Aquí las podéis leer:
http://en.wikipedia.org/wiki/Herbert_Kitchener,_1st_Earl_Kitchener#Death

Resumiendo: quienquiera que fuera el inútil que se estaba documentando para sacar información sobre conspiraciones para meterlas en Zeitgeist, de tanto buscar conspiraciones, barcos hundidos por torpedos alemanes y Primera Guerra Mundial, se hizo un lío entre Kitchener y Grey, y acabó confundiendo las fotografías. Eso es lo que ocurre cuando en lugar de buscar en las fuentes primarias, vas directamente a fuentes secundarias que te dicen lo que quieres leer. Por ejemplo, buscar si los reyes que adoraron a Jesús eran tres, cinco, siete, o no se dice cuántos, lo puedes buscar en los evangelios (que es una fuente primaria sobre la tradición cristiana, -no sobre la historicidad de Jesús, mucho ojo-)… y ahí está claro que no hay número de reyes. Si en vez de eso te vas a un libro de un conspiranoide que se quiere creer la teoría de que las tres estrellas de Sirio son los tres reyes, pues entonces te cuadran todos los datos… Y es que no se puede hacer un documental sin mirar una sola fuente primaria. Porque la foto de Kitchener en cualquier enciclopedia militar se encuentra, y en casi todas las de Historia.

¿Ya he acabado? No, qué va. Sigo… si es que esto no tiene fin, señoras y señores:

1) –Edward House no quería la guerra, como dice Zeitgeist. Al contrario, quería la paz:
House threw himself into world affairs, promoting Wilson’s goal of brokering a peace to end World War I. He was enthusiastic but lacked deep insight into European affairs and was misled by British diplomats. After the sinking of the Lusitania on 7 May 1915, tension escalated with Germany and U.S. neutrality was precarious. House decided the war was an epic battle between democracy and autocracy; he argued the United States ought to help Britain and France win a limited Allied victory. However, Wilson still insisted on neutrality.

Traducción: “House se sumergió de lleno en los asuntos exteriores, promoviendo el objetivo de Wilson de llegar a una paz que acabara con la Primera Guerra Mundial. Él era un entusiasta, pero adolecía de conocimientos acerca de los asuntos europeos y se dejó llevar por los diplomáticos británicos. Después del hundimiento del Lusitania el 7 de mayo de 1915, las tensiones con Alemania crecieron, y la neutralidad de Estados Unidos era cada vez más precaria. House decidió que la guerra era una batalla épica entre la democracia y la autocracia: aseguraba que era el deber de Estados Unidos el ayudar a Gran Bretaña y Francia a ganar una victoria limitada. Sin embargo, Wilson aún insistía en la neutralidad.”

Sale de aquí:
http://en.wikipedia.org/wiki/Colonel_House

2) -House no tenía amigos entre los banqueros. Eso es mentira. En Zeitgeist dicen eso porque ayudó a redactar algunos aspectos de la Currency Act, que luego dio lugar a la Reserva Federal. De hecho, como fue un agricultor de algodón en Texas, no le caían bien los banqueros:
http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/pageviewer-idx?c=genpub;cc=genpub;rgn=full%20text;idno=acl9380.0001.001;didno=ACL9380.0001.001;view=image;seq=200;page=root;size=s;frm=frameset;
Es más, llegó a decir (en ese enlace que os he puesto):
“Creo que la afirmación de Woodrow Wilson de que el consorcio del dinero es el más pernicioso de los consorcios, es cierta.”
House había sido granjero. No le gustaban los banqueros. Por eso fue uno de los que aconsejó a Wilson que creara la Reserva Federal… para tenerlos controlados. Recordemos que los banqueros no quisieron al principio un organismo regulador como lo es un banco central.

Zeitgeist continúa:

“Grey preguntó: Qué harían los americanos si los alemanes hundieran un crucero con pasajeros americanos a bordo?
House respondió: Creo que una llamarada de indignación barrería los EE.UU. y eso por sí mismo sería suficiente para llevarnos a la guerra.
Así que el 7 de mayo de 1915 bajo esencialmente sugerencia de sir Edward Grey, un barco llamado el Lusitania fue enviado intencionalmente a aguas controladas por Alemania, donde se sabía había barcos militares.
Y como es de esperarse, barcos alemanes U bombardearon el barco, haciendo explotar municiones almacenadas, matando a 1200 personas. Para entender mejor la naturaleza intencional de esta conspiración, la embajada alemana de hecho colocó avisos en el New York Times, diciendo a la gente que si abordaban el Lusitania, lo hicieran a su propio riesgo, porque pasaría navegando de América a Alemania a través de la zona de guerra, y sería propenso a ser destruido. De hecho y como fue anticipado, el hundimiento del Lusitania causó una ola de ira entre la población americana y América entró a la guerra poco después.”

1) -Esa conversación que supuestamente mantuvieron el “coronel” House y sir Edward Grey, en la que el inglés se pregunta qué pasaría si un barco americano fuera atacado… no aparece por ninguna parte. Yo no la encuentro.
2) -Y no la encuentro porque eso que dicen en Zeitgeist es MENTIRA. House viajó a Gran Bretaña en 1915 en el mismísimo barco Lusitania que más tarde ese año fue hundido por los alemanes.
La conversación no fue como dicen en Zeitgeist, sino ésta:
http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/pageviewer-idx?c=genpub;cc=genpub;rgn=full%20text;idno=acl9380.0001.001;didno=ACL9380.0001.001;view=image;seq=416;page=root;size=s;frm=frameset;
Grey y su ayudante le explicaron a House, que era el representante americano que intentaba la paz, la importancia que tenía para la supervivencia inglesa el que los mares fueran libres y le pidieron su cooperación para que los barcos neutrales pudieran llevar mercancías a la asediada Inglaterra.
Ahí no se sugirió nada de permitir hundir ningún barco, panda de chalados conspiranoicos. Eso es poner mentiras en boca de las personas.

3) –El hundimiento del Lusitania:
http://en.wikipedia.org/wiki/RMS_Lusitania

El Lusitania era un barco inglés con bandera inglesa.
Hacía el trayecto Liverpool-Nueva York-Queenstown llevando mercancías Y pasajeros, algunos de los cuales eran americanos. Era uno de los barcos más rápidos de su tiempo.
Los alemanes habían advertido que torpedearían todo barco aliado o neutral que navegara por aguas inglesas. ¿Por qué? Porque las leyes del mar dictaban que los barcos neutrales no podían ser objetivo de ataques por parte de los beligerantes. Un truco muy extendido entre los navegantes ingleses era el de izar la bandera de Estados Unidos cuando se acercaban a aguas peligrosas, para hacer creer a los submarinos alemanes que eran barcos americanos y que, por tanto, no podían ser atacados.
Así lograban esquivar los ataques alemanes. El mismísimo House fue testigo de este truco cuando viajó a bordo del mismísimo Lusitania en su viaje a Europa. Al llegar cerca de Irlanda, el capitán ordenó arriar bandera inglesa e izar la americana.
Obviamente, los alemanes se cabrearon con este truco. ¿Qué hicieron?
Para evitar la trampa, declararon que todo barco aliado o neutral sería torpedeado sin piedad.
Pero eso no lo podían permitir ni Estados Unidos ni las naciones neutrales (como España), ya que eso implicaba que nadie podría viajar seguro, ni aunque fuera neutral. Eso era poco menos que decir que los mares eran propiedad de Alemania y que podían atacar a quien les saliera de sus germánicos cojones.
Estados Unidos lo dejó claro: no iba a consentir que sus barcos, ciudadanos, o bienes fueran atacados. Y muchos otros países dijeron lo mismo: que eso era piratería y de la mala.
Los alemanes se tomaron aquella amenaza con un granito de sal y, efectivamente, la embajada alemana advirtió con un anuncio de periódico de que ese barco iba a viajar a aguas peligrosas. Ese anuncio lo ponían en muchos de los viajes hacia Inglaterra, no sólo en el Lusitania:
http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Lusitania_warning.jpg

Hasta ahí todo claro, ¿no?

5) –En Zeitgeist nos dicen que el barco fue enviado intencionalmente por sugerencia de Grey a aguas peligrosas.

Mentira.

El barco estaba haciendo su ruta habitual, la misma que hacía desde que lo fletaron en 1907. Ningún político envió al puñetero barco a hacer nada que no tuviera que hacer.

6) –En Zeitgeist nos dicen que el Lusitania, al ser atacado por un torpedo, explotó por la cantidad de municiones escondidas con destino al ejército inglés.

Mentira.

Leéos esto:
http://en.wikipedia.org/wiki/RMS_Lusitania#cite_note-13

Lo que había era unos cuatro millones de balas de fusil no explosivas. No estaban escondidas (figuraban en el listado de carga del puerto de Nueva York)… y no explotaron. ¿Cómo lo sabemos? Porque los buzos han encontrado esas balas intactas en el fondo del mar, matarile, rile, rile. Y para el que no lo sepa, era muy difícil que explotaran las balas de fusil de la época… y más bajo el agua (la pólvora se moja).
Eso de que hubo una segunda explosión en el barco aparte de la del torpedo, causada por munición oculta es oooootra conspiración.

¿Qué causó la segunda explosión que hundió al Lusitania?
El torpedo alemán le dio de lleno a la sala de máquinas… y reventó. Fin de la conspiración:
http://en.wikipedia.org/wiki/RMS_Lusitania#Controversies

Y no, no pongo la página del Lusitania en la wikipedia en castellano porque está llenita de conspiraciones y no tiene fuente alguna. Leéosla si no me creéis. Os tengo dicho que la wikipedia, en inglés, la castellana no se puede consultar… está plagada de tergiversaciones y conspiranoicos.

7) –En Zeitgeist nos dice que fue el hundimiento del Lusitania lo que causó la declaración de guerra a Alemania.

Mentira gorda.

Eso se estudia en Historia. Y ahora mismisto voy a poner las pruebas:

El Lusitania fue hundido en 1915. Estados Unidos declaró la guerra en 1917.
Leches, ya se lo pensaron los americanos eso de declarar la guerra, ¿no? Se esperaron casi dos años a acabar de cabrearse por el hundimiento del barquito, ¿eh?

Efectivamente, los americanos se cabrearon y mucho porque en el barco, aunque fuera inglés, iban muchos pasajeros estadounidenses inocentes. También se cabrearon otros países que tenían pasajeros a bordo.
Pero Wilson no declaró la guerra porque murieran 128 pasajeros americanos en un barco que ya había sido avisado de antemano y que era un objetivo legal de la guerra. No podía hacer eso. Lo que sí es cierto es que protestó formalmente ante el gobierno alemán, y éste se abstuvo de bombardear tan alegremente (por el momento), porque veía que los países neutrales se le echaban encima.

8) –El Lusitania no causó la entrada de EE.UU. en la guerra, pero sí que predispuso a la opinión americana en contra de la guerra.

Lo que causó la entrada de EE.UU. en la guerra fue el descubrimiento del “telegrama Zimmerman”:

http://en.wikipedia.org/wiki/Zimmermann_Telegram

http://en.wikipedia.org/wiki/WWI#Making_the_case

Los británicos habían logrado descifrar el código de los telegramas que los alemanes usaban en sus misiones diplomáticas, y descubrieron uno dirigido al gobierno mexicano de parte del canciller Zimmermann.
En ese telegrama los alemanes se comprometían a ayudar a México a recuperar los territorios perdidos de Texas, Arizona y Nuevo México, que les fueron arrebatados en la guerra mexicano-americana de 1846-48, en caso de que Estados Unidos entrara en guerra a favor de Gran Bretaña.

Los ingleses le pasaron el telegrama a Wilson y a la prensa americana.
El telegrama (admitido por los alemanes como auténtico), el odio por aquel entonces a Pancho Villa (que acababa de atacar Texas), y el hundimiento sistemático de todo barco por el Atlántico, fuera neutral o no… provocó que ahora sí que sí, se declarara la guerra a Alemania en 1917.

Zeitgeist finaliza:

“La Primera Guerra Mundial causó 323000 muertes americanas. JD Rockefeller ganó alrededor de 200 millones de dólares. Eso es alrededor de 3 mil millones actuales. Sin mencionar que la guerra costó alrededor de 30 mil millones de dólares para los americanos, la mayor parte fue pedida al Banco de la Reserva Federal con interés, expandiendo aun más las ganancias de los banqueros internacionales.”

Sí, ya. El problema es que:

1) Las bajas americanas fueron 117000:
http://en.wikipedia.org/wiki/World_War_I_casualties#Casualties_by_country

115000 según el Atlas Histórico Mundial II, página 140.

2) No he encontrado información sobre lo que ganó JD Rockefeller en la Primera Guerra Mundial, pero una cosa es segura: lo que ganó fue gracias a que tenía el monopolio de la venta de combustible. Su negocio era el petróleo y todos sus variados. Lo de que traficara con armas no lo he podido confirmar, si alguien conoce una fuente fiable que confirme ese dato, por favor que la pase. En cualquier caso, repito que tenía el MONOPOLIO de los combustibles… Mover flotas, armas y soldados de un lado para otro es carísimo. Dinero le debió de sacar a la guerra sí o sí. Pero no hay NINGUNA prueba de que él, o cualquier otro banquero, provocara la guerra. Una cosa es que monopolistas sin escrúpulos como Rockefeller se aprovechen de la desgracia ajena y traten de aplastar a la competencia a la primera de cambio (que eso sí lo hacía Rockefeller a menudo, no era ningún santo), y otra cosa es que dicten la política de Alemania desde lejos… Lo primero es posible, lo segundo es mentira.
http://en.wikipedia.org/wiki/John_D._Rockefeller%2C_Jr.#Business_career

3) Y por último… el dinero que costó la I Guerra Mundial a Estados Unidos NO fue pedido a la Reserva Federal con intereses. Ya hemos dejado claro en las entradas sobre la Fed y los Bancos Centrales, que el gobierno NO puede pedir prestado a la Fed. Lo que USA se gastara durante la primera guerra mundial lo sacaría como todos los gobiernos, primero de los presupuestos generales del estado; y cuando eso se acaba, de emitir deuda pública y aumentar el déficit.

En fin… terminaría con un párrafo sobre que Zeitgeist miente y es un mal documental… pero es que ya lo he dicho por activa y por pasiva, las fuentes están ahí, los errores están ahí, la foto de Kitchener donde no debe está ahí, y me empiezo a aburrir. Estoy siguiendo con la tercera parte hasta el final porque prometí que lo haría, y que la iba a revisar punto por punto… Pero lo cierto es que esto es de un cansino singular, y aparte, los que ya están convencidos de que Zeitgeist miente no necesitan más datos (a no ser que quieran aprender sobre el tema), y los que están convencidos de que Zeitgeist es lo único que dice la verdad y que lo que se equivoca es el resto del universo, han demostrado ser irreductibles y van a seguir creyéndoselo… Eso hace el trabajo mucho más arduo, ya que la gente con un cierto criterio tiene que estar, o convencida de que Zeitgeist es una sarta de mentiras, o buscando información por su cuenta en fuentes fiables. Con lo que posiblemente estas entradas interesen cada vez menos… Pero si vas a hacer algo, tienes que hacerlo bien… Y ahora toca terminar.

Como siempre, registrado en Safecreative.


Safe Creative #0808110888422

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/30538.html

.

Siguiente artículo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.