El diario cada vez menos privado de Natsu

12 octubre 2009

Zeitgeist contrastado (X). Cómo criticar de verdad a las religiones. Un ejemplo práctico: la afirmación de que la Tierra es plana en la Biblia.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Bueno. Pues vamos a poner un ejemplo de cómo podemos discernir cuándo una religión dice la verdad o no, para que veáis que no es necesario mentir sobre lo que una religión dice (cosa que hace Zeitgeist), para poder criticarla.

Voy a utilizar un ejemplo de los que considero más fáciles de entender: la afirmación de que la Tierra es plana que aparece en la Biblia.

La he escogido por eso, porque es fácil de comprender y porque el total y absoluto desconocimiento de la astrología que tenían los judíos invalida una de las principales teorías expuestas en la primera parte de Zeitgeist: la de la Biblia como híbrido astrológico, literario y teológico. Literario y teológico mucho, pero de astrológico la Biblia no tiene NADA. Porque los judíos no sabían NI JOTA de astrología, astronomía o nada que se parezca. Y si no me creéis, agarrad el libro en cuestión y comprobadlo vosotros mismos.

He decidido que voy a incluir no sólo las citas sobre la forma de la Tierra, sino también las que hablan de su inmovilidad o su composición. Ya que me pongo, añado todas las barrabasadas que NO deberían mentarse en una clase de Ciencias, y así lo dejamos claro de una sola vez. Por supuesto, en ninguna parte se dice que la Tierra es plana literalmente… sólo se la describe como tal. Pero aun así, en un par de citas queda bastante claro.

He aquí las citas:

Crónicas I 16: 30.
¡Que tiemble en su presencia toda la tierra!
Él afirmó el mundo para que no se conmueva.

Sobran las explicaciones, ¿no? Bueno, espero que a nadie se la haya ocurrido que el uso del verbo conmover signifique aquí “mover a compasión”. Significa que “no será movido de su lugar”.

Job 9:6.
Él remueve de su lugar la tierra,
y hace temblar sus columnas.

Si la tierra tiene columnas ya sabemos que la tierra no es esférica. Pero es que, además, esas columnas… ¿sobre dónde se asientan?

Job 26:7.
Él extiende el Norte sobre el vacío,
cuelga la tierra sobre la nada.

Este versículo está citado por Yatoshi, y yo no lo conocía. El problema es que esa palabra “vacío” también puede traducirse por “abismo” o “las profundidades”. Por lo que yo he podido averiguar en los foros filológicos (de algo me sirvió estudiar Filología), se piensa que este versículo es otra forma de describir a la Tierra como extendida sobre las profundidades (de las aguas, se entiende). De hecho, justo antes, en ese mismo capítulo del libro de Job la frase se enlaza paralelamente con otra que habla de la expansión de los cielos, y la palabra “nada” es utilizada literariamente para compararla con la palabra “vacío” o “profundo” que utilizan en la primera frase y en el versículo anterior que es Job 26:5

Las sombras tiemblan en lo profundo,
los mares y cuanto en ellos mora.

Job 28:24.
porque él observa hasta los confines de la tierra
y ve cuanto hay bajo los cielos.

Pues va a ser que si la tierra tiene confines, entonces sí que se pueden ver desde los cielos. Porque siendo esférica como es, no se podría observar TODA la tierra desde un solo punto, por muy alto que sea. Si la Biblia dice que la Tierra tiene confines observables desde los cielos, eso quiere decir también que lo que se ve desde los cielos es… plano.

Job 37:3
Por debajo de todos los cielos lo dirige,
y su luz alcanza los confines de la tierra.


Job 38:12-13.

12 ¿Has dado órdenes a la mañana
alguna vez en tu vida?
¿Le has mostrado al alba su lugar,

13 para que ocupe los confines de la tierra
y sean sacudidos de ella los malvados?

En estos tres versículos (Job 28:24, Job 37:3 y Job 38:12-13) se tradujo en ediciones anteriores “los confines de la tierra” por “los fines de la tierra”. Obviamente no se lee bien en esta traducción de la Biblia, pero la cosa cambia mucho cuando en lugar de “los confines de la Tierra”, se traduce más literalmente y se obtiene desde “el fin de la Tierra”, como sucede en las versiones Valera Antigua y Reina-Valera del año 1960 (en vez de la de 1995, que es la que uso yo):

Job 37:3
Porque él mira hasta los fines de la tierra,
Y ve cuanto hay bajo los cielos.


Y ahí es donde quiero ir. Si la Biblia dice que la tierra tiene fin (fines o confines), es porque la Tierra debe de ser plana. Un plano tiene fin. Una esfera, no tiene bordes: es visualmente infinita. Geométricamente hablando.


Job 38:4-6.

4¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
¡Házmelo saber, si tienes inteligencia!

5¿Quién dispuso sus medidas, si es que lo sabes?
¿O quién tendió sobre ella la cuerda de medir?

6¿Sobre qué están fundadas sus bases?
¿O quién puso su piedra angular,


En la traducción original es “¿Dónde estabas tú cuando yo (Dios) ponía los cimientos (o fundaciones) de la tierra?” O sea, que la tierra tenía fondos, bases o cimientos. La Tierra se dice que “tiene medidas” y que se usó “una cuerda de medir”… para medirla entera.
Otra cosilla. Así que la tierra tiene unas bases, ¿no? Y no se queda ahí la cosa, sino que se menciona una piedra angular sobre la que está apoyada la Tierra. Toma castaña.

Salmos 18:15.
Entonces aparecieron los abismos de las aguas
y quedaron al descubierto los cimientos del mundo:
a tu reprensión, Jehová,
por el soplo del aliento de tu nariz.

Aquí sí que casi todas las traducciones citan “cimientos”. Luego la Tierra tenía una base. Que a saber sobre qué estaba apoyada.

Salmos 24:1-2.
1De Jehová es la tierra y su plenitud,
el mundo y los que en él habitan,

2 porque él la fundó sobre los mares
y la afirmó sobre los ríos.

Aquí me están diciendo, básicamente, que la Tierra flota sobre las aguas. ¿Y las aguas sobre qué están?

Salmos 93:1.
¡Jehová reina! ¡Se ha vestido de majestad!
¡Jehová se ha vestido, se ha ceñido de poder!
Afirmó también el mundo y no será removido.

En este versículo se afirma que la Tierra es inamovible. Y todos sabemos hoy en día que la Tierra rota sobre su eje y alrededor del Sol.


Salmos 96:10.

Decid entre las naciones: «¡Jehová reina!
También afirmó el mundo, no será conmovido;
juzgará a los pueblos con justicia».

El significado aquí es el mismo que en el versículo de Crónicas I.


Salmos 104:1-2.

1 ¡Bendice, alma mía, a Jehová!
Jehová, Dios mío, mucho te has engrandecido;
te has vestido de gloria y de magnificencia:

2 el que se cubre de luz como de vestidura,
que extiende los cielos como una cortina,


Galileo llegó a citar este verso en una carta a la Gran Duquesa Cristina de Lorena en el año 1615, asegurando que “los astrónomos parecen declarar lo contrario a lo que dicen las Escrituras, porque mientras que ellos mantienen que los cielos son esféricos, en las Escrituras dice que están extendidos como una cortina”.

Salmos 104:5-9.
5 Él fundó la tierra sobre sus cimientos;
no será jamás removida.

6 Con el abismo, como con vestido, la cubriste;
sobre los montes estaban las aguas.

7 A tu reprensión huyeron;
al sonido de tu trueno se apresuraron;

8 subieron los montes ,descendieron los valles
al lugar que tú les fijaste.

9 Les pusiste un límite, el cual no traspasarán,
ni volverán a cubrir la tierra.

Aquí observamos una descripción más detallada de la creación del mundo en el día tercero. En el versículo 5 hay una citación expresa de que la tierra tiene cimientos (otras traducciones citan “pilares”) para que ésta no se mueva. Los versículos del 6 al 9 describen cómo sucedió esto. El versículo 6 describe la condición primigenia: que la cubrió con el abismo. Las aguas de las profundidades cubrieron la tierra como una túnica o como un vestido. Las montañas estaban sumergidas bajo el agua. En los versículos 7 y 8 Dios hace retroceder las aguas y las montañas se levantan, y los valles se hunden para poder emplazar todo lo que Dios había creado (las criaturas). En el versículo 9 se dice que Dios ata o ancla el mar a un sitio para que no pueda volver a cubrir la tierra. De todo esto se concluye que tanto el cielo como la tierra fueron extendidos (sobre una base fija) durante la Creación.

Salmos 136:6.
al que extendió la tierra sobre las aguas,
porque para siempre es su misericordia.

Vueeeelta a la idea de que la tierra flota sobre las aguas.

Eclesiastés 1:4-5.
4Generación va y generación viene,
pero la tierra siempre permanece.

5 Sale el sol y se pone el sol,
y se apresura a volver al lugar de donde se levanta.

Creo que más demoledor, imposible. Estos versículos nos muestran que la tierra no rotaba (para los antiguos hebreos, se entiende)… pero el Sol sí. O sea, que la tierra no se mueve y es el Sol el que lo hace… en torno a ella. Cuando llegaron Copérnico y Galileo a decir lo contrario (que es la Tierra la que gira en torno al sol), la Iglesia Católica montó el pollo y… bueno, supongo que conocéis el resto de la historia.

Isaías 11:12.

Levantará pendón a las naciones,
juntará los desterrados de Israel
y desde los cuatro confines de la tierra
reunirá a los esparcidos de Judá.

¿La Tierra tiene cuántos confines? ¿Cuatro confines? O sea, que la Tierra tiene cuatro esquinas o lados, ¿no? Si tiene cuatro esquinas o lados… es que, obviamente, la tierra es plana. Que sí, que ya sé que me vais a decir que si se refiere a los cuatro puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste). El problema es que la traducción literal es “esquinas”, no “direcciones”. El traductor de esta Biblia optó por el más poético (y políticamente correcto) “confines”. Pero el original dice que la Tierra tiene CUATRO ESQUINAS… Las esferas no tienen esquinas. Blanco y en botella.


Isaías 40:22.

Él está sentado sobre el círculo de la tierra,
cuyos moradores son como langostas;
él extiende los cielos como una cortina,
los despliega como una tienda para morar.

Yo no sabía lo que Yatoshi ha comentado acerca de que se puede traducir la palabra “círculo” en hebreo como “esfera”. Sí, es cierta esa posibilidad en ese versículo en concreto, pero esa traducción no concuerda con la visión general que da el Antiguo Testamento de que la Tierra flota sobre las aguas, y que está anclada con pilares. Así que me inclino por la más aceptada y extendida traducción de “círculo” en vez de “esfera”. Cosa, por cierto, sospechosamente parecida al mito babilónico sobre la creación del mundo. Según este mito, el dios Marduk creó el mundo como un disco circular plano que flotaba sobre las aguas. Os recuerdo que los babilónicos eran parientes culturales de los antiguos hebreos. Abaraham, el fundador del pueblo judío, era nativo de Ur, ciudad mesopotámica, de donde emigró a la actual Palestina, y durante el cautiverio de los judíos en Babilonia (Primera Diáspora), éstos adoptaron numerosos elementos de la cultura de sus captores. De hecho, los babilonios-mesopotámicos y los semita-hebreos, como comunidad cultural del Oriente Medio que eran, compartían numerosos mitos comunes, como el del diluvio universal y Noé, así como referencias a los zigurats (la torre de Babel), etc.

Oooootra cosita más. El verbo uqr utilizado en Isaías 40:19 (“El artífice apareja la imagen de talla, el platero le extiende el oro, y le funde cadenas de plata”) se utiliza en Job 37:18 (“¿Extendiste tú con él los cielos, firmes como un espejo fundido?”). Es decir, se usa el verbo uqr, “extender”, con el significado de “extender algo sobre una superficie plana”.

De todas formas, existe un poco de incoherencia interna dentro del libro de Isaías, ya que la inmensa mayoría de referencias acerca de la forma del mundo en este libro, hacen referencia a un pliego o un plano con extremos y esquinas.

Isaías 42:5.
Así dice Jehová, Dios,
Creador de los cielos y el que los despliega;
el que extiende la tierra y sus productos;
el que da aliento al pueblo que mora en ella
y espíritu a los que por ella caminan:

Los cielos no se pueden “desplegar”, esto es, abrir en un pliego… porque un pliego es plano. Los cielos cubren la tierra que es esférica, luego los cielos también son esféricos, y no podrían ser “desplegados”. ¿Alguien ha intentado alguna vez cubrir un balón de fútbol con una sábana o un trapo? ¿A que salen arrugas, verdad? Eso es porque una forma plana no se corresponde con una forma esférica.


Isaías 44:24.

Así dice Jehová, tu Redentor,
que te formó desde el vientre:
«Yo Jehová, que lo hago todo,
que despliego yo solo los cielos,
que extiendo la tierra por mí mismo;

Y estamos otra vez a vueltas con lo del pliego. Por cierto, os pongo las definiciones principales de pliego y plegar según la Real Academia de la lengua Española.

Pliego (Del verbo plegar).

1. m. Porción o pieza de papel de forma cuadrangular, doblada por el medio. En el papel impreso los dobleces son dos o más.

Plegar (del lat. plicāre).

1. tr. Hacer pliegues en una cosa. U. t. c. prnl.

2. tr. Doblar e igualar con la debida proporción los pliegos de que se compone un libro que se ha de encuadernar.

Jeremías 16:19.
Jehová, fortaleza mía, fuerza mía
y refugio mío en el tiempo de la aflicción,
a ti vendrán naciones
desde los extremos de la tierra, y dirán:
“Ciertamente mentira heredaron nuestros padres,
una vanidad sin provecho alguno”.

Si la Tierra es esférica, no puede tener extremos. Sólo los planos finitos y lineales pueden tener extremos. Conclusión: el que ha escrito esto lo ha hecho pensando que la Tierra es plana.

Mateo 4:8.
Otra vez lo llevó [nota: a Jesús] el diablo a un monte muy alto y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

Y ahora digo yo, ¿cómo va a ver Jesús TODOS los reinos del mundo desde un monte, por muy alto que sea? Nunca llegaría a ver sus antípodas porque están por debajo de él, que se halla en el desierto de Judea. La Tierra taparía de su vista el punto diametralmente opuesto a aquel sobre el que se alzara, ¿entendéis?. Eso da a entender que el que escribió el libro creía que la TIERRA ERA PLANA, porque sólo siendo plana la Tierra, podría ver TODOS los reinos de la Tierra desde un punto lo suficientemente alto.
Este último versículo, como podéis observar, es del Nuevo Testamento. Lo incluyo para que veáis que si bien toda la Biblia es incoherente, la mayor parte de las incoherencias se las lleva el Antiguo Testamento, que es una recopilación de diferentes libros escritos por diferentes autores, cuyos mensajes no acaban de ponerse de acuerdo, mientras que el Nuevo Testamento sí es bastante menos incoherente… aunque también meta la pata de vez en cuando.

Todas las citas, salvo que se exprese lo contrario, son de la Biblia Reina-Valera edición de 1995.

Y, ahora, resumiendo. Aunque lo de que la Tierra es plana no lo dice con esas palabras exactas, sí se dice claramente que es inmóvil, que el sol gira a su alrededor, que la tierra flota sobre las aguas, que la tierra tiene una base, que la tierra descansa sobre columnas, que hay un océano por debajo, que tiene extremos, que se ve toda entera desde un punto alto y que tiene cuatro esquinas… Creo que con esto ya vamos sobrados, ¿verdad?

Por cierto, es un buen momento para recordar que la teoría sobre la procesión de los equinoccios, los cambios de era y las explicaciones astrológicas de la primera parte de Zeitgeist no se sostienen ni cogidas con pinzas… Porque repito, los judíos de astrología y astronomía no sabían prácticamente nada. Esas cuestiones estaban muy mal vistas por los judíos, que eran monoteístas acérrimos, y las veían como algo prohibido por Dios. De hecho, la Biblia condena la astrología y la brujería, prácticas que asociaban al mal, o a un poder distinto de Dios. Y según el Nuevo Testamento, los cristianos tampoco estaban muy puestos precisamente en astronomía.

Lo que yo quise demostrar con esta entrada es que la Biblia (especialmente el Antiguo Testamento) no la puedes llevar a la clase de Ciencias, ni se puede interpretar literalmente, por mucho que se emperren los evangelistas, los creacionistas y los Testigos de Jehová. No, no se puede. Porque objetivamente no es verdad lo que dice el Antiguo Testamento, que no es precisamente el culmen del descubrimiento científico… ni de la coherencia, vaya. Y lo digo para que no se me presenten doscientos mil fanáticos religiosos a ponerme estúpidas contestaciones a la respuesta que le doy a Yatoshi, porque ya ha habido alguno que se me ha puesto en ese plan. Es evidente que la Biblia no puede ser interpretada literalmente. Así que, cada uno en su casa crea lo que le haga más feliz y mejor persona, pero las creencias fuera del colegio, fuera de la universidad, fuera de los juzgados y fuera de las instituciones estatales.



Y ahora, añadiré algo más para que se me acabe de entender lo que quiero decir. En mi anterior entrada, critiqué a quienes utilizan la religión para dominar a las personas, especialmente a los niños, que son los más indefensos. Y lo que dije fue que la Biblia no se puede interpretar de modo literal, y desde luego no se puede llevar a la clase de Ciencias. Se puede hablar de religión, de contenido literario, de contenido moral, y pensar al respecto. Pero lo que no se puede hacer es tomárselo por lo literal, y mucho menos disfrazarlo de Ciencia.

Quiero dejar claro que no estoy intentando insultar a los creyentes, o criticar la Biblia como libro. No, señores, lo que estoy exponiendo es que la Biblia no se puede tomar al pie de la letra.

Se me ha argumentado, por parte de personas razonables, que ellos leen la Biblia como un libro poético, metafórico, sobre el que piensan antes de llegar a una conclusión en lugar de tomárselo al pie de la letra, y eso me parece muy bien. Pero me parece que no saben que hay gente que no piensa como ellos. Existe un movimiento llamado literalista, que como su propio nombre indica, defiende una interpretación literal de la Biblia. Los Evangelios se salvan bastante de algo así… pero el Antiguo Testamento no se sostiene. Por eso creo que los que han comentado se han pasado de inocentes.

Argumentos que me han dado:

Hay que tener en cuenta también que la Biblia no pretendía ser un libro de ciencias.

¡Pues claro! ¡El problema es que hay gente que quiere que lo sea! Hay un 28% de estadounidenses que quieren que en clase de Ciencia se dé Creacionismo (Diseño Inteligente o Creation Science, como lo llaman ellos) y no la Teoría de la Evolución. Es que tú lees la Biblia razonando y pensando, y te crees que todo el mundo hace igual. Pero hay gente dispuesta a quitar derechos a otras personas (a los homosexuales, a los niños que tienen derecho a una educación científica correcta, a las mujeres), porque según ellos «la Biblia dice que». Yo no me estaba metiendo con la Biblia en este artículo. Estaba poniendo frases que, interpretadas literalmente, resultan absurdas, y por lo tanto no se pueden llevar a la clase de Ciencias.

Si por cimientos entiendes que está diciendo que la Tierra tiene cimientos literales como pueda tener una casa pues vale, pero yo lo veo más como una figura literaria para dar a entender que Dios creó la Tierra sobretodo teniendo en cuenta que en muchos de los sitios donde se habla así son libros poéticos.

¡Pues claro! El problema es que tú te lees la Biblia, y ves la poesía, las metáforas, y el hecho de que quien escribía (iluminado por una divinidad o no) era humano y podía cometer errores. Pero hay quien dice que la Biblia es, de punta a cabo, la palabra de Dios, y por lo tanto no tiene errores. Ninguno. Y quieren llevarla a la clase de Ciencias tal cual. Esto es lo que yo criticaba.

Y con esto abarco tanto columnas, como cimientos, como piedras angulares, cuerdas de medir, y cielos desplegados. Son metáforas apra contastatar un hecho (Que él es el creador) más que para instruir a los judios en el arte de la astronomía.

Si todos los creyentes se lo tomaran así, me daría con un canto en los dientes. El problema aquí es que estás dando por sentado que nadie va a ser tan burro como para entender esas frases de forma literal. Tú lo ves tan razonable, y ves tan claro lo de las metáforas, que te extraña que yo haya querido mostrarlas de forma literal. Cuando lo que estoy haciendo es criticar a quienes se toman esos textos de forma literal. Pero te comprendo… al principio resulta difícil hacerse a la idea de que haya gente que se lo tome al pie de la letra.

El que sea inamovible. Bueno, creo que todavía no se ha salido de su órbita. Si, tiene rotación y traslación, pero siempre en su misma órbita.

Pero a Galileo le obligaron a retractarse de esto, porque si no lo quemaban. Sí, lo de Galileo fue hace muchos años. Pero lo de que los fósiles «los ha puesto Dios para probar la fe de los creyentes» es de ahora, del siglo XXI. No sé si me estoy explicando… Yo sé que eso no es para tomárselo de modo literal: el problema es que hay gente que lo hace, y que encima quiere convencer a los demás.

Por «extiende sobre las aguas» se entiende que hay tierra por el encima del nivel del mar. Pensar que se refiere a que flota sobre ellas me parece un tanto rebuscado, para que voy a engañarte.

Y a mí también me lo parece. El problema es que hay gente a la que no.

Repito que no estoy criticando la Biblia per se. Estoy criticando a quien se empeña en leerla de forma literal y en llevarla a la clase de Ciencias de un colegio.

Sobre el rexto de Mateo 4:8 estás buscando algo literal.

Pues claro, pero no porque yo piense que haya que leer la Biblia de modo literal. Sino porque quiero demostrar lo malísimo que puede ser leer la Biblia de modo literal.

El texto no da a entender que se lo llevara al Everest a ver las casitas desde arriba, sino que le mostró la grandeza y el poder que podría tener en la tierra.

Cualquier persona habría entendido esto mismo. Pero repito, que el problema es que hay gente dispuesta a tomarse todos y cada uno de los versos de la Biblia al pie de la letra. Quieren prohibir el aborto, incluso en casos de violación o incesto (dicen que en tal caso, mejor matar al padre y no al niño, ¡la leche!), que sea delito el sexo anal (te puede gustar o no, pero no creo que sea para detener a nadie), restringir derechos a mujeres y homosexuales, etc.

Mi conclusión. La Biblia no es un libro de ciencia y no se puede tomar como tal, menos aún cuando una gran parte del Antigua Testamento es poética.

Amén a eso. Mi texto no iba contra los que piensan como tú. Sino contra los que quieren utilizar cada palabra, cada punto, cada coma de la Biblia, para manipular y controlar a sus semejantes.

El Reverendo Pat Robertson, por ejemplo:

«There is no such thing as separation of church and state in the Constitution. It is a lie of the Left and we are not going to take it anymore.»

No existe una separación entre Iglesia y Estado en la Constitución. Es una mentira de la izquierda y no la toleraremos más.

«If you go all the way back to the days just following creation, men lived nine hundred years or more.»

Si te vas atrás a los días justo tras la creación, los hombres vivían novecientos años o más.

http://en.wikipedia.org/wiki/Pat_robertson

Más argumentos que me han dado:

Has fallado en entender que TODOS los libros que has citado, forman parte de los libros «poéticos» de la biblia. No son para NADA menos inspirados divinamente que el resto, simplemente están escritos con una técnica poética.

Díselo a los Creacionistas y literalistas, que se empeñan en leer la Biblia como si fuera el manual de instrucciones del horno microondas. Yo YA SÉ que la Biblia tiene mucho de poético. El problema es que hay gente que no lo sabe, que no lo quiere saber… y que no quiere que nadie lo sepa. Repito: este artículo es un adendo al anterior, que hablaba de los movimientos radicales «cristianos» (entre comillas porque eso de que sean cristianos habría que discutirlo) estadounidenses. Estoy criticando la interpretación literal de la Biblia, y que intenten venderla como Ciencia, no a la Biblia en sí misma, y no, desde luego, a los creyentes.

No sé si me he explicado con claridad, pero este artículo no iba enfocado contra la fe, (ya di mi opinión en mi artículo sobre las tres formas de espiritualidad), sino contra quienes quieren utilizar la fe para dominar a las personas.

Y si pensáis que estoy exagerando, aquí va otra perla de Pat Robertson:

«I know this is painful for the ladies to hear, but if you get married, you have accepted the headship of a man, your husband. Christ is the head of the household and the husband is the head of the wife, and that’s the way it is, period.»

Traduzco:

«Sé que es doloroso para las señoras oír esto, pero si te casas, has aceptado la jefatura de un hombre, tu marido. Cristo es el jefe del hogar, y el marido el jefe de la esposa, y así es como es, punto».

Pa mear y no echar gota. Esta gente me da mucho, mucho, pero que mucho miedo. Por eso estoy en contra de que la Biblia se interprete literalmente, porque lo mismo puedes sacar una cita de amor y paz que irte al «ojo por ojo y diente por diente», o al «mujer, sométete a tu marido». Esta gente es peligrosa, y entre otras cosas, ha conseguido lavar el cerebro a casi una tercera parte de la población estadounidense.

Espero haber dejado las cosas lo bastante claras. Tengo muy separado el sistema moral que se atribuye a Jesucristo (que considero totalmente válido, aunque nunca se haya cumplido con él), del resto de la Biblia, y también muy separado a Jesucristo de lo que muchos desaprensivos han hecho con su figura.

Un saludo a todos,

Natsu

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/26857.html

.

Siguiente artículo.

Zeitgeist contrastado (IX). Defendiendo (más o menos) Zeitgeist, the Movie: «La historia más grande jamás contada».

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Bueno, ahora que he terminado de contar por qué los creadores del pseudodocumental Zeitgeist han cometido errores en cantidades industriales al menos en la primera parte, voy a partir una lanza en su favor, porque creo entender los motivos que les han impulsado a incluir esa primera parte. Por cierto, que voy a hacer una “defensa” de cada una de las partes de Zeitgeist después de cada uno de los análisis. Como hemos analizado la primera parte, que está dedicada a la religión, ahora toca hablar de lo poco bueno o malo que pueda tener La historia más grande jamás contada. Y será un sano ejercicio de sentido crítico, porque sieeeempre se aprende mucho poniéndose en el punto de vista de la otra persona.

Para entender bien Zeitgeist I: La historia más grande jamás contada hay que intentar comprender los motivos. Vamos a ponernos en antecedentes.

De un tiempo a esta parte, en el mundo occidental (en general), las religiones organizadas se han ido radicalizando. Durante dos siglos, las religiones habían sido combatidas por la nueva concepción del estado laico y las libertades civiles, especialmente desde la Revolución Francesa. Se había logrado la separación (con muuuucho esfuerzo, sudor y sangre) de la Iglesia y el Estado. Las religiones habían sido “atadas en corto”. Al menos, en nuestra parte del mundo (Europa).
Pues sí, en nuestra vieja y queridísima Europa, la separación entre Iglesia y Estado ha ido cada vez a más (y sigue). Esto ha sido así debido al cada vez más creciente descreimiento de la sociedad europea respecto a las religiones. Me explico. En Europa estamos hasta las mismísimas narices de todo lo relacionado con las religiones. Y eso es porque hemos vivido muy de primera mano el poder de la/s Iglesia/-s, y lo peligroso que es el fanatismo religioso. Ahí tenemos los cientos de guerras a cuenta de detalles tan tontos como no admitir un protestante como rey de la católica Francia (“París bien vale una misa”, que dijo tras convertirse Enrique IV), o la lucha de los rutenos ortodoxos por librarse de la supremacía católica polaca. O, para poner un ejemplo más claro, las persecuciones y pogroms hacia los judíos.

La religión, hasta la Revolución Francesa, era una cuestión de la más alta importancia.
Era una forma de cohesión social, como el idioma, la cultura, etc. La religión explicaba (y dictaba) cosas como el origen del mundo, el origen de las personas, por qué había un rey, por qué había que obedecerle a él, por qué había que ir a la guerra, por qué unos eran ricos y otros no, por qué unos hombres tenían un lugar en la jerarquía y los demás otro diferente… En suma, era una norma y una herramienta de control sobre las masas. Y el que se salía de la norma era peligroso. Porque el que se sale de la norma… cuestiona las cosas. Y, puestos a cuestionar, puedes llegar a preguntarte “¿por qué tengo que pagarle diezmo a la Iglesia?”,  “¿por qué tengo que obedecer los edictos del patriarca de Constantinopla?”,  “¿y quién coño es el muftí de la mezquita para decirme lo que tengo que hacer?”

Conforme pasaban los siglos, iban surgiendo cada vez más personas que se cuestionaban las cosas. El conocimiento estaba cada vez más al alcance de las personas, y las ideas (y las cuestiones) se transmitían cada vez más rápido, más lejos y a más personas, gracias a las nuevas innovaciones como los libros, la imprenta, las universidades…

Al principio, a los que discrepaban de la “versión oficial”, pues… se les ataba a un leño en una pira y se les metía fuego. Por herejes. Pero, conforme pasaba el tiempo y las ideas de esos que discrepaban se daban a conocer a un público cada vez más amplio, las religiones se vieron desbordadas y ya no pudieron frenar a los herejes. En un primer momento, esas discrepancias dieron lugar a diferentes versiones sobre la religión. En el siglo XVI surgieron la mayoría de las ramas del protestantismo como el luteranismo, calvinismo, anglicanismo, etc. Coincidiendo, por cierto, con la época de mayor corrupción de la Iglesia Católica y de la corte vaticana, porque las orgías que se montaba el papa Borgia, eran legendarias. Las religiones establecidas, como el catolicismo, o la iglesia ortodoxa del este de Europa intentaron frenar estas divergencias con las armas en la mano. Fueron las guerras de religión. Fueron muchas y muy sangrientas. Y al final, no sirvieron para nada. Porque fue físicamente imposible que unas aniquilaran a las otras. No hubo más remedio que aceptar la coexistencia. Eso no significó el fin de la intolerancia, mucho ojo. Simplemente, en lugar de un obispo católico, ahora tenías encima al párroco anglicano, o a un predicador calvinista. La cosa cambió algo (no había un monopolio religioso, sino varias “ofertas religiosas entre las que elegir”), pero no cambió en la base. Y la prueba de ello es que mucha gente (filósofos, pensadores, intelectuales…) siguió cuestionándose las cosas. En un momento histórico determinado, a unas cuantas “lumbreras” se les ocurrió “¿y por qué tengo que aguantar a una u otra religión?” Las respuestas de las diferentes religiones venían a ser algo así como: “mi poder me viene dado por Dios”.

Y surgió la pregunta “¿y a mí quién me demuestra que Dios existe?”

Surgió el ateísmo. Más o menos como lo conocemos hoy en día. Ateos ha habido en casi todas las épocas, pero el ateísmo o el descreimiento hacia los dioses como fenómeno de masas es cosa relativamente reciente. Surgió aproximadamente al calor de los acontecimientos de la Revolución Francesa, y de sus ideas de libertad, fraternidad e igualdad. La gente ya se cuestionaba abierta y públicamente la existencia o no de Dios y del papel de las religiones como entidades con derecho a intervenir en el Estado o, incluso, en la vida pública.

Pero en Estados Unidos todo esto no se conocía. O, mejor dicho, no se había experimentado de primera mano. Mientras que en Europa las religiones estaban cada vez más desacreditadas, en América (en Estados Unidos, vaya), las religiones siguieron cumpliendo un papel socializador, e incluso intervenían activamente en la vida pública sin cortapisas. En Europa, las religiones, especialmente el cristianismo, se iban enfrentando a una creciente y feroz oposición social, política y económica. Ahí tenemos el laicismo francés, el ateísmo marxista soviético, el nihilismo nietzschiano alemán o el simple hartazgo español tras cuarenta años de dictadura franquista… con tanto cura y tanto Opus Dei y tanto jesuita junto. Cuando los representantes de la religión intentaban abrir la boca para defender según qué punto de vista (por ejemplo, impedir la separación de Iglesia y Estado), allá que iban los ateos y secularistas con un montón de argumentos bajo el brazo a cerrarles la susodicha boca. Y les recordaban el fanatismo religioso, las guerras, las persecuciones, el trato hacia los judíos, las inmensas riquezas acumuladas con los diezmos, las quemas de herejes, las corruptelas de los papas, la hipocresía de predicar a los pobres mientras vivían ricos, las conversiones forzadas, etc. y más etc. Y a los defensores de la religión organizada se les ponía la cara colorada, y como eran argumentos ciertos y verdaderos… cada vez iban quedando menos y menos defensores de la religión (incluyendo entre éstos a los que de verdad aprecian la doctrina cristiana y les parece mal que haya sido utilizada como método de manipulación de masas).

Hombre, todo esto que estoy diciendo son generalizaciones. Por supuesto que hay excepciones en Europa. Todos conocemos los casos de Irlanda, Polonia y Grecia, donde la religión es un factor importante de la vida diaria. Pero eso es debido a las especiales circunstancias históricas de esos países, donde la Iglesia Católica y la Ortodoxa, han luchado como auténticas fieras por la libertad de sus ciudadanos y por la preservación de su cultura, llegando incluso a sufrir persecución a manos de ingleses, soviéticos y turcos, respectivamente.

En Estados Unidos esto se lo ahorraron. Me explico. Ellos no tuvieron guerras santas en su territorio, ni luchas religiosas relevantes, ni enfrentamientos ideológicos de gran calado. Los Estados Unidos nacieron, en el siglo XVIII, como una nación ya libre de prejuicios religiosos. De hecho, su Constitución recoge desde un primer momento ideales que hoy nos son tan conocidos y asumidos como la libertad de religión y de expresión. En Europa, en el siglo XVIII, esos ideales eran bastante radicales. Pero acabaron triunfando. Como iba diciendo, los Estados Unidos nacieron libres de tener una religión impuesta, y eso fue un gran logro, sí… pero, a diferencia de Europa, la religión en América, no estaba desacreditada. No había trasfondo de guerras religiosas ni persecuciones de judíos ni grandes corrupciones. Los cristianos (católicos, protestantes, luteranos, calvinistas, baptistas, anabaptistas, metoditas, evangelistas, adventistas del Séptimo Día a las Tres de la Tarde, etc.) tenían las manos libres en Estados Unidos para predicar y decir lo que les viniera en gana. Sí, porque nadie podía ir a cerrarles la boca con argumentos de peso, como en Europa. Y ahí se quedaron. Europa se dirigía hacia un secularismo generalizado y, en América, el papel de las religiones siguió siendo bastante importante (aunque no tanto como en la Edad Media europea, ojo): la gente se vanagloria de ir a misa los domingos, los políticos, jueces y hombres de cultura citan la Biblia a menudo, invocan el nombre de Dios para cualquier cosa, está “feo” meterse con Dios, la Biblia o el pastor, etc. Cosas que, en Europa, vemos como dignas de risa, de asombro o, cuando menos, propias de otros tiempos.

Tened en cuenta que aquí también estoy generalizando. Por supuesto que en América hay mucho ciudadano ateo y agnóstico, especialmente en las ricas y cosmopolitas ciudades del norte y del nordeste. Pero mientras que en Europa la mayoría de la población es descreída y atea, o bien agnóstica, o cuando menos creyente pero no practicante (aunque haya una minoría que va a misa), en Estados Unidos, la mayoría va a misa, y los ateos son menos que los creyentes… y están mal vistos. Lo que, encima, implica que más de uno y de dos ateos se declaren creyentes para aparentar ante los vecinos. En política, por ejemplo, esto es imprescindible. No podría haber un presidente de los Estados Unidos que fuera ateo. O sea, que si te quieres meter en política, o eres creyente o estás mintiendo. Porque como te declares ateo no ganarás ni una concejalía en Springfield.

En fin, lo dicho, debido a que la religión no estaba tan desacreditada en América, los cristianos más radicales se pudieron permitir el discutir cosas como la veracidad de la teoría de la evolución de Darwin. En Europa nos llevamos las manos a la cabeza cuando nos enteramos de esto. Las asociaciones religiosas llegaron hasta el punto de prohibir su enseñanza en las escuelas de Tennessee (véase el juicio Scopes o “juicio del mono”) allá por 1925. Por cierto, existe una película al respecto para el que no quiera leer el juicio: Inherit the Wind (1960). Los radicales cristianos americanos también cuestionan continuamente la separación entre Iglesia y Estado. Cosa que, a mi juicio, es todavía más peligrosa que discutirle a Darwin, (que ya es serio).

Algo que encuentro particularmente grave es que cuando la teoría de Darwin se hizo universalmente aceptada, el Papa Pío XII, en 1950, dijo que esa teoría podía ser correcta, siempre que fuera Dios quien hubiera guiado esa evolución. ¿Por qué dijo esto el Papa? Pues porque en el Antiguo Testamento, entre otras perlas de cultura, se dice que la Tierra es plana y que es inmóvil. O sea, que en ciencias no aciertan ni una. De modo que el Papado sacó la excusa de que bueno, “eso es simbólico”, y si Dios hizo el mundo en siete días, como tiene toda la eternidad para trabajar, lo mismo pueden ser varios millones de años que a él se le pasan en un plis. Con esto quiero decir que, cuando llegaron las teorías de Darwin, el catolicismo ya estaba más moderado y más “suave”, por decirlo de alguna manera. Y eso que el catolicismo nunca se ha caracterizado (ni antes ni ahora) por su moderación. Así que, cuando los religiosos americanos se muestran, literalmente, “más papistas que el Papa”, es momento de preocuparse. Porque como quieran ponerse a cumplir con el Antiguo Testamento al pie de la letra, tendremos un problema. No sólo los americanos, sino todos los demás: por mucha prisa que se esté dando China, siguen siendo la primera potencia mundial. Los EE.UU. son un país poderoso y no debería estar gobernado por palurdos.

¿Dónde estábamos? Decíamos que Zeitgeist se hace eco del descontento de la comunidad atea y agnóstica mundial y, más particularmente de la norteamericana, que se ve continuamente atacada cuando no apabullada y directamente insultada por la influyente y cansina comunidad de creyentes radicales cristianos, con cosas tales como esto que hemos dicho de intentar prohibir la enseñanza de la Teoría de la Evolución.

¿Y cómo se hace eco de ese descontento? Atacando la base, la raíz, el origen, de la ideología de sus adversarios: Jesús, el fundador del cristianismo. Al atacar la base, diciendo que la base es mentira, intentan desmontar todo el tenderete ideológico que tienen montado las iglesias y grupos de presión afines americanos.

Y si fuera cierto lo que dice Zeitgeist, pues estaría muy bien. El problema es que no lo es.

Vamos a dejar esto claro. Estoy de acuerdo con los motivos originales. No puedo dejar que semejante panda de fanáticos religiosos campe a sus anchas. Y menos en las escuelas. Porque les estoy viendo venir. Si les permitimos introducir sus absurdas creencias (porque son objetiva y demostrablemente absurdas) en las instituciones, acabarán por tomar el control total. Y entonces harán falta guerras para echarlos del poder… como pasó en Europa. Nosotros, los europeos, ya lo sabemos porque hemos pasado por ello. Pero para los americanos, o esto es nuevo o nunca se habían planteado la necesidad de pararle los pies a los fanáticos. Básicamente, porque nunca los han visto venir.

¿Tanta es la influencia de los creyentes exacerbados en América? A día de hoy cada vez es más. Pero no es tanto por los muchos que son (un 30% de la población según Jesus Camp y un 28% según una encuesta para People For the American Way del año 2000) como por lo alto que gritan. Y no se cansan. Porque nadie les está frenando de manera correcta. Y ahí es donde creo que está fallando Zeitgeist. Los motivos de Zeitgeist son buenos, pero la forma de exponerlos, no. Para desmentir a esta pandilla de fanáticos, yo no la tomaría con Jesucristo en un país que es mayoritariamente cristiano creyente… cuando hay registros históricos que apuntan a la existencia de Jesucristo. Que si aparecen datos que planteen seriamente que no existió (un Antiquitates Judaicae original en el que no se le mencione, por ejemplo), yo defendería el pasar olímpicamente de la opinión de los creyentes y lo publicaría por ahí, la verdad ante todo, oiga. El problema es que se han pasado los registros históricos por el forro, y eso hasta el creyente más tonto lo va a notar, con lo que va a pensar que han intentado engañarle. Sí habría sido buena idea atacar los dogmas más que cuestionables de la religión, y los abusos que en su nombre se han cometido, por ejemplo, un, dos, tres, responda otra vez:

El papel discriminatorio hacia la mujer en la Iglesia; la supuesta infalibilidad pontificia; los asesinatos y orgías en la Corte Papal; los poco éticos inicios de la Iglesia de Inglaterra (¿Enrique VIII es el modelo moral de quién?); los detalles que los primeros cristianos copiaron de las religiones paganas (pero los que existen de verdad, no te los inventes que canta); que el catolicismo y los que se hacen llamar “cristianos” se basen más en las Cartas de San Pablo y en el Antiguo Testamento que en las prédicas que se atribuyen a Jesucristo; la hipocresía en general de quienes se hacen llamar “cristianos” y luego no cumplen los mandamientos; cronología del uso que el poder ha hecho de la religión para controlar a la gente; ocultación de casos de pederastia en el seno de la Iglesia Católica… Como siga, no acabo el artículo.

A lo que iba: si das información auténtica, aunque al principio ofenda, obligas a la gente a pensar. Pero no omitas información, ni te inventes datos, conspiraciones… porque los que se den cuenta de los fallos y mentiras se van a enfadar. Puedes enfadar a la gente para decir la verdad, porque cuando se les pase el cabreo de que se les ha refutado todo en lo que creían, la verdad seguirá ahí, y dulce o amarga, acabará calando. Ahora bien, si les mientes para convencerles, lo que vas a lograr es que sí, se cabreen… y no sólo no convencerles, sino reafirmarles en sus convicciones. Y eso puede ser muy contraproducente, porque como les reafirmen más, acabarán diciendo que el sol gira alrededor de la Tierra en la clase de Ciencias. Por eso estoy posteando continuamente rebatiendo los fallos de Zeitgeist punto por punto. Porque no creo en las mentiras para convencer a nadie. Te acaban explotando en la cara. Y que conste que Zeitgeist tiene algunos datos correctos y abre debates sobre temas realmente importantes. Pero, leche, usa los datos correctos, que los hay y de sobra. No tenemos necesidad de recurrir a conspiraciones, ni a explicaciones astrológicas sin pies ni cabeza, que contradicen los datos disponibles, reales y, lo que es peor, comprobables.

Cualquier persona de la calle como yo, en nada que preste un poco de atención, tenga un poco de cultura o haga un par de averiguaciones, es capaz de detectar errores de bulto incluso en un primer visionado (¿Isis Virgen? ¿Crucificado Horus? ¿Thor dios de los galos?). Si los errores son tan evidentes que cualquiera los puede ver más bien parece que Zeitgeist no esté tratando de convencer a cualquier público que vea la película, sino a un público específico y receptivo a las tesis de la película. Léanse ateos estadounidenses, ateos radicales en general y teóricos de las conspiraciones. Y si sólo es ése el público objetivo, se ha perdido una gran oportunidad para educar a buena parte de la población. Mientras que, de haber hecho los documentalistas las cosas medianamente bien, habrían dado a conocer temas tan importantes como el sincretismo, falsedad de muchos dogmas cristianos, el uso real que el poder ha hecho de la religión, las raíces del mito, la evolución del mito y las religiones con el paso del tiempo, etc. Y muchos más temas que habrían aumentado la cultura de la gente y les habrían hecho más libres.

No obstante, siempre he sido de la opinión de que más vale hacer algo a no hacer nada. Y al menos Zeitgeist hace algo contra una corriente de pensamiento que resulta aterradora. Escalofríos me da ver a la profesora que sale en ese magnífico documental (este sí) que es Jesus Camp decir que, como los musulmanes enseñan a los niños a inmolarse por el Corán, ella quiere hacer lo mismo con los niños cristianos, para que den su vida por su fe.

La tipa ésta (Becky Fisher) está diciendo, grosso modo, que un tercio de la población mundial está formado por niños menores de 15 años, que son el futuro, que hay campos de entrenamiento en los países musulmanes donde enseñan a los niños a morir por el Corán, y que ella quiere enseñar a los cristianitos a hacer lo mismo por los evangelios.

Estupendo, es la teoría de “gilipollas tú, más gilipollas yo”. ¿Tratar de civilizar a esos niñitos musulmanes a los que lavan el cerebro para que se inmolen? Nooooooo, qué va. Lo mejor es lavarles el cerebro a los nuestros, para que se inmolen ellos también. ¡¡¿Pero eso qué mierda es?!!. Es estúpido hasta la vomitera… Idiotizar a nuestra gente para combatir la estupidez de otros va en contra del sentido común más elemental. ¿Os acordáis de la famosa frase materna “si Fulanito se tira a un pozo, te tiras tú detrás»? A ver, señores, ES QUE ES BÁSICO. Si el ayatollah Jomeinito tira a sus niños contra un campo de minas, ¿mandamos nosotros también a los nuestros? ¡¿Pero eso en qué cabeza cabe?! Es tan ridículo, tan rastrero, tan cruel, tan estúpido… que me reiría si no fuera porque es trágico.

Por un lado, que el fanatismo de unos creyentes acrecentara el fanatismo de los otros era de esperar. Y admito que me resultó totalmente decepcionante que en la batalla de mierda hayan entrado ateos y agnósticos, que deberían ser la voz de la razón en la pelea de gallos que se está organizando. Pero… teniendo en cuenta que los del bando de los fanáticos religiosos están apuntando a los niños, puedo compartir con los autores de Zeitgeist la indignación y la rabia. Cuando veo el vídeo de Jesus Camp es cuando no tengo más remedio que partir una lanza a favor de Zeitgeist.

Porque una cosa está clara… si tengo que escoger entre Becky Fisher y los autores de Zeitgeist… me quedo con los autores de Zeitgeist. Esto es, con los que tienen una aparente buena intención aunque estén (muy) equivocados. Al menos Zeitgeist no predica la violencia. El caso es que si tuviera que escoger entre una hiena del desierto y Becky Fisher, también me quedaba con el inocente animalito. Y pido disculpas a los autores de Zeitgeist por haberlos puesto en la misma frase que a Becky Fisher, pero quería dejar bien claro que en mi escala ética, moral y humana, ellos están mucho, mucho más alto que la Fisher. Claro que lo que opino de la bajeza de Becky Fisher como persona no lo puedo escribir porque no hay suficientes palabras malsonantes en ninguno de los idiomas que hablo como para expresarlo. No os equivoquéis, no estoy tanto alabando a los autores de Zeitgeist como negando la calidad humana de los fanáticos como Becky Fisher.

Y aquí llegamos a lo bueno de Zeitgeist I parte que tengo que reconocer. Pseudodocumentales como Zeitgeist sirven de “puñetazo” (metafóricamente hablando). Repasemos la situación: estamos los moderados, en plan tranquilo, tratando de convencer a los radicales religiosos de que la religión en casa, de que los dogmas establecidos por las iglesias son falsos, pero la figura histórica de Jesús se piensa que existe… y los radicales siguen chillando y ganando terreno. Ahora llegan los Zeitgeisteros, y no es que digan que Dios no existe… es que dicen que no existió Jesús. Es un puñetazo en la boca a los radicales del otro lado. Puede que el tiempo que pierdan intentando demostrar que Jesús sí que existió (que irrefutable ahora mismo no hay nada), les impida dar la tabarra un rato… e igual así se acostumbran a mirar algún registro histórico, que buena falta les hace. No sé si me explico… Estamos la gente normal, que ya seamos agnósticos, creyentes o ateos, más o menos nos llevamos bien, creemos en una sociedad laica y en el método científico. Llegan los radicales religiosos y descompensan la balanza social, tirando de la cuerda hacia su lado: han creado un extremo muy poderoso donde no existía. ¿Qué ha hecho Zeitgeist? Crear el extremo opuesto. Creo que es erróneo, pero les reconozco que han forjado un contrapeso muy fuerte para las teorías creacionistas y para los que quieren que la Iglesia y el Estado no estén separados. Y, dado el radicalismo al que ha llegado la batalla, especialmente en Estados Unidos de América, creo que entiendo la idea tras el documental: primero armo follón, aunque sea soltando una burrada detrás de otra, y aunque tengan que rebatirme, al menos me estarán rebatiendo en lugar de defendiendo teorías creacionistas. Con lo que han tomado la iniciativa, que antes tenían los fanáticos religiosos.

Esto de la iniciativa es importante, os lo explico estratégicamente hablando:
El que pega primero pega dos veces, y hasta la fecha, cansinos e incansables, los creacionistas estaban pegando primero. Ellos eran siempre los que atacaban. Sí, luego venimos ateos, agnósticos y creyentes moderados a contestar, con libros como El espejismo de Dios de Dawkins, o con artículos sobre evolución, o blogs como Razón Atea , o incluso mis humildes entradillas sobre estas cuestiones. Pero los moderados somos pocos, nos dirigimos a un público muy específico, y siempre vamos a la zaga. Ellos atacan, nosotros respondemos. Siempre vamos un paso por detrás, a defendernos… ellos quieren imponer creacionismo en las escuelas: nosotros queremos que no nos lo pongan en nuestras escuelas, pero no exigimos que enseñen Neo-Darwinismo a sus hijos. Ellos quieren unir la Iglesia y el Estado, y nosotros queremos quedarnos como estamos, en lugar de luchar por una sociedad totalmente laica. Me explico: ellos piden y si lo consiguen sacan algo. Nosotros sólo nos defendemos, y si lo conseguimos, nos quedamos como estamos. ¿Veis la diferencia entre llevar la iniciativa y simplemente defenderse? Pues eso es lo que generalmente ocurre.

Zeitgeist ha sido la excepción a esa regla. Ahora, los ateos radicales han atacado y los religiosos radicales responden. No me gustan los modos, y creo que la radicalización de ambos bandos puede llegar a ser peligrosa (en España hubo una guerra porque la mitad del país no se puso de acuerdo con la otra). Pero las cosas como son: han llevado el debate al terreno de los ateos, en lugar de dejarlo en el de los creacionistas y religiosos radicales. Si servirá para arreglarlo o para acabar a tortas, no lo sé… pero si lo que querían era revitalizar el debate, lo han conseguido. Han revitalizado el debate… a cañonazos.

Como he escrito tantas veces, no me gustan las formas que usa Zeitgeist. Pero leí una vez que si no puedes extirpar un tumor con un escalpelo, prueba con un hacha. Yo siempre he sido partidaria del escalpelo, de la culturización, de enseñar a la gente a pensar por sí misma… Pero veo el tráiler de Jesus Camp, y…

.. Y tengo que reconocérselo a los autores de Zeitgeist: hacía falta que alguien sacara el hacha.

.

Para los que tengáis curiosidad, os informo que los comentarios a este artículo en el antiguo blog los podéis encontrar aquí (abajo, al final de cada página):

http://natsufan.livejournal.com/26429.html

.

Siguiente artículo.

Blog de WordPress.com.