El diario cada vez menos privado de Natsu

31 octubre 2010

Zeitgeist contrastado (anexo tercero al artículo XVI): las teorías de la conspiración de los atentados del 11-S en el Pentágono.

.

Anterior artículo.

Vuelta al índice.

.

Bueno, pues para que la cosa no quede sólo en meras intenciones, voy a escribir de inmediato un artículo continuando con la demostración de lo falsas que son las teorías conspiranoicas sobre el 11-S, muchas de las cuales aparecen resumidas y condensadas en Zeitgeist, the Movie.

Antes de dejar de escribir artículos regularmente, había hecho una investigación bastante pormenorizada acerca de lo que aconteció en el Pentágono el 11 de Septiembre de 2001.

Así que como tengo material abundante al respecto, voy a aprovechar para hablar de las conspiranoias (teorías de la conspiración sin pruebas o con pruebas falsas detrás) sobre el Pentágono, que están entre las más absurdas conspiranoias sobre el 11-S, (junto con la del edificio número 7 del World Trade Center, del que ya os hablé aquí). Es tan absurda que los conspiranoicos ni siquiera se ponen de acuerdo en una versión coherente alternativa a la versión “oficial”.

.

1) Una introducción para que todos sepamos de lo que estamos hablando.

El llamado popularmente “Pentágono” es el edificio donde está la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América (el equivalente a nuestro Ministerio de Defensa en España). Se encuentra en el condado de Arlington, Virginia, muy cerca del río Potomac (el que pasa por Washington D.C.). En la otra orilla del río, hacia el Este, se encuentra esa misma ciudad, la capital de EE.UU. El Pentágono, de hecho, utiliza códigos postales de Washington D.C., no los de Virginia, que es el estado donde se encuentra.

.

Es el edificio de oficinas más grande del mundo en área (604000 m2), de los cuales 344000 m2 son utilizados como oficinas (en realidad son varios edificios unidos, diecisiete en concreto). Trabajan en él en torno a 23000 militares y empleados civiles además de unos 3000 trabajadores auxiliares (mantenimiento, principalmente).

Fue diseñado por el arquitecto George Bergston (1876–1955), se empezó a construir en 1941 y se terminó en 1943. Su construcción se inició porque varios generales se quejaron al Secretario de Guerra (se llamaba así entonces al Secretario de Defensa) Henry L. Stimson de que el Ejército no tenía un cuartel central con suficiente espacio. Stimson se tomó en serio las protestas y convenció al presidente Franklin Delano Roosevelt de la necesidad de tener un edificio adecuado para las funciones de su “ministerio”. El edificio tomó forma pentagonal porque seguía el esquema de la distribución de unas granjas que estaban en el terreno (era más barato seguir las líneas marcadas por las granjas y otros edificios que empezar desde cero).

http://www.greatbuildings.com/buildings/The_Pentagon.html

Aquí podéis ver el plano de situación en un mapa regional:

El edificio conforma un pentágono (de ahí su nombre) con cinco lados de 281 metros (perímetro de 1405 metros) y 23 metros de altura, cada uno de los cuales tiene cinco plantas por encima del suelo más dos niveles de sótanos. También tiene cinco anillos de pasillos por planta (unos 29 kilómetros de corredores). El Pentágono incluye una plaza central abierta de 20000 m2, que es llamada coloquialmente “punto cero” desde los tiempos de la Guerra Fría, porque los americanos asumían que ese punto iba a ser el primer sitio que los soviéticos atacarían con misiles nucleares (anda que el ánimo con el que irían a trabajar allí durante aquellos años…).

Costó unos ochenta y tres millones de dólares de los de la época y se terminó en un tiempo récord de dieciséis meses (de hecho, los militares se metieron en el edificio estando todavía en obras porque les hacía falta: había estallado para ellos la Segunda Guerra Mundial, con el ataque japonés a Pearl Harbor).

El edificio tiene una serie de particularidades en su construcción:

Como se construyó en plena Segunda Guerra Mundial, apenas se utilizó acero en su estructura (hacía falta para el esfuerzo bélico, para construir tanques, barcos, etc.), así que se emplearon ingentes cantidades de cemento (se sacaron más de 680000 toneladas de arena drenadas del mismísimo fondo del Potomac) y piedra caliza. El edificio es tremendamente sólido, ya que se construyó con la idea de poder utilizarlo no sólo como sede de Defensa, sino como posible polvorín y arsenal. Debido a lo pantanoso del terreno (está a orillas de un río), los arquitectos diseñaron gigantescos muros inferiores de contención y anclaron el edificio con numerosas y muy fuertes pilastras.

http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2007/05/23/AR2007052301296_pf.html

http://www.answers.com/topic/what-is-the-ground-area-of-the-pentagon-building-in-washington-d-c

http://www.globalsecurity.org/military/facility/pentagon.htm

Una guía interactiva de cómo se construyó el pentágono:

http://www.washingtonpost.com/wp-srv/photo/gallery/070524/GAL-07May24-75314/index.html?hpid=artslot

Fuentes:

Página oficial del Departamento de Defensa estadounidense:

http://www.defense.gov/

.

2) ¿Qué sucedió en el atentado del 11 de Septiembre de 2001 en el Pentágono?

El día 11 de Septiembre de 2001, exactamente 60 años después de iniciar las obras, unos terroristas secuestraron un avión, el Vuelo 77 de American Airlines, haciéndolo estrellar contra el lado occidental del Pentágono, matando a 189 personas (los cinco terroristas incluidos, 59 personas que iban en el avión, y 125 trabajadores del edificio).

El llamado vuelo 77 era un vuelo doméstico (interno) desde el Aeropuerto Internacional de Dulles en Washington al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles. Fue el tercero de los vuelos secuestrados por los terroristas aquel día.

El vuelo fue secuestrado en torno a los treinta y cinco minutos de despegar. Los secuestradores entraron en la cabina y arrinconaron al resto de pasajeros en la parte trasera. Como era un martes, día de menos tráfico de pasajeros, el vuelo no iba para nada lleno, lo que facilitó enormemente la tarea de los terroristas suicidas al no tener mucha gente a la que intimidar.

Hani Hanjour, uno de los secuestradores que aprendió a pilotar (el que más sabía), tomó los mandos del avión y lo dirigió contra el lado occidental del Pentágono, estrellándolo contra éste a las 9:37 hora local. Todos los que se hallaban en el avión más 125 personas del edificio fallecieron.

Fuente: BBC News.

Trayectoria del Vuelo 77 (en línea continua el vuelo normal programado, en discontinua el trayecto aproximado una vez que Hanjour se puso a pilotarlo):

http://s3.amazonaws.com/911timeline/main/flight77.html

Cronología de los atentados (archivo PDF):

http://www.nefafoundation.org/miscellaneous/FeaturedDocs/FBI911Timeline.pdf

.

Los secuestradores:

Hani Hanjour, el piloto. Él era el piloto porque fue quien estudió como piloto civil en Arabia Saudí pero fue rechazado (suspendió) en las pruebas nacionales. Se cabreó tanto con su suspenso (y con el hecho de que no encontraba trabajo) que se radicalizó, se “lió el turbante a la cabeza” y se alistó en Al Qaeda en Afganistán.

Su perfil:

http://www.globalsecurity.org/security/profiles/hani_hanjour.htm

http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=9F03EFDF153BF93BA2575AC0A9679C8B63

.

Nawaf al-Hazmi. El líder operativo.

http://www.globalsecurity.org/security/profiles/nawaf_al-hazmi.htm

.

Salem al-Hazmi.

Hermano del anterior. Ambos eran conocidos yihadistas combatientes y ya habían participado en numerosos conflictos como Chechenia, Bosnia y Afganistán, siempre del lado de los radicales musulmanes. Nawaf llegó a tomar unas pocas clases de vuelo para participar como posible piloto de repuesto en caso de que le pasara algo a Hanjour.

http://www.globalsecurity.org/security/profiles/salem_al-hazmi.htm

http://articles.latimes.com/2002/sep/27/nation/na-intel27

.

Khalid al-Mihdhar. También participó en las guerras de Bosnia y Afganistán.  “Piloto” de respuesto.

http://www.globalsecurity.org/security/profiles/khalid_al-mihdhar.htm

http://www.webcitation.org/mainframe.php

.

Majed Moqed. Participó en Afganistán.

http://www.globalsecurity.org/security/profiles/majed_moqed.htm

.

La investigación federal sobre los terroristas:

http://www.9-11commission.gov/report/911Report_Ch7.htm

http://www.fas.org/irp/congress/2002_hr/092602mueller.html

Desde había varios años, los terroristas se habían ido infiltrando en EE.UU. de diversas formas, la mayoría de ellos a través de programas de estudio, recibiendo financiación desde el exterior a través de cuentas en países árabes (como los Emiratos Árabes). Permanecieron con un perfil bajo tomando clases de inglés y de vuelo (Hanjour, Nawaf y Mihdhar), preparándose para el día acordado secuestrar los aviones (simultáneamente con otras células terroristas) y dirigirlos contra diversos objetivos de importancia mediática (el World Trade Center, el Pentágono y también pretendían atentar contra el Capitolio y la Casa Blanca).

La prensa estadounidense describe muy gráficamente a los cuatro últimos terroristas como muscle men (“hombres músculo”) de Hanjour. Su función durante el secuestro fue la de contener a los pasajeros.

La pasajera Barbara Olson…

…periodista de la CNN, logró telefonear con su móvil desde el avión a su marido, Ted Olson (procurador general de los Estados Unidos) y contarle que estos hombres habían acorralado a los viajeros haciendo uso de cutters, cuchillos e instrumentos cortantes (la seguridad no era tan estricta entonces en los aeropuertos).

http://www.papillonsartpalace.com/passenge.htm

Se duda de si realmente utilizaron cuchillos, si los consiguieron DENTRO del avión o si emplearon pedazos de metal afilados arrancados de cualquier parte. Lo que sí se sabe es que eran cuatro curtidos soldados de varias guerras y no les supuso mucho esfuerzo intimidar a los escasos pasajeros de aquel día, muchos de los cuales creían que era un secuestro normal (de los de exigir unas condiciones para su liberación).

http://www.boston.com/news/packages/underattack/news/planes_reconstruction.htm#aa77

http://govinfo.library.unt.edu/911/report/911Report_Ch1.htm

.

El aparato:

El avión era un boeing 757-223, con número de registro N644AA. Un aparato como éste:

Poner el número de registro NO es casual. Lo pongo para que veáis que el avión tenía matrícula, estaba registrado. Vamos, que existía. Independientemente de lo que se pudiera estrellar ese día, en algún lado tenía que haber un boeing hecho cisco.

Datos técnicos e historial de estos aparatos:

http://www.knowledgerush.com/kr/encyclopedia/Boeing_757-223/

.

El impacto.

Docenas de personas fueron testigos directos del impacto del avión, que se dio a conocer en cuestión de minutos en los medios. El impacto fue lo suficientemente severo como para causar el derrumbe de la parte donde impactó y causó un incendio tan grave que los bomberos emplearon días en apagarlo.

Fuente (Departamento de Defensa):

http://www.defense.gov/photos/newsphoto.aspx?newsphotoid=3602

http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/4987716.stm

.

3) ¿Qué es lo que dicen los conspiranoicos? ¿Dónde está la conspiranoia sobre los atentados del 11-S en el Pentágono?

Pues lo cierto es que no se ponen de acuerdo.

Como ya sabréis si habéis leído el resto de mis artículos desmontando las conspiranoias del 11-S, lo único en lo que coinciden los que no se creen la sucesión de hechos de los atentados referidos por la investigación oficial… es que no sucedieron como dice la investigación oficial.

No obstante, como estoy criticando las afirmaciones de Zeitgeist, voy a centrarme en lo que dicen en el pseudodocumental, pero quiero que sepáis que son centenares de teorías conspiranoicas las que circulan (especialmente por internet) sobre el 11-S en el Pentágono.

Cuando empezó todo este asunto de los atentados del 11-S, fueron muchas las personas que, en el calor de los acontecimientos (y en el caos), estaban dispuestas a creerse cualquier cosa, cualquier teoría que explicara lo que estaba sucediendo. Ya os lo dije aquí, pero os lo repito y resumo por si acaso, esas teorías se pueden agrupar en:

I) Las que dicen que el gobierno de EE.UU. tenía conocimiento previo de los ataques y no hizo nada deliberadamente para prevenirlos.

II) Las que dicen que fue el propio gobierno de EEUU quien orquestó y perpetró los ataques. Se ha usado el término Inside Job (trabajo interno) o “ataque de falsa bandera” para referirse a los atentados en este grupo de teorías. Zeitgeist se encuadra (más o menos) dentro de este grupo de “teorías conspiratorias”. Según estas teorías, el gobierno de EE.UU. ha diseñado y ejecutado los atentados para recortar derechos civiles e iniciar la “Guerra contra el Terrorismo” a espaldas del pueblo americano. Este es el grupo de teorías más conocido y popular.

III) Que el gobierno de los EE.UU. sabía que iban a suceder esos ataques, pero que fue tan torpe, inepto o ineficaz, que no pudo prevenirlos.

IV) Las que dicen que los atentados se produjeron tal y como sucedieron oficialmente, pero que, o bien tienen otros culpables aparte de los “oficiales”, o existen más culpables, o los culpables son otros, y el gobierno o no quiere o no se atreve a desenmascararlos.

V) Hay muuuuchas más teorías, pero la inmensa mayoría de ellas entran de lleno en el absurdo, mencionando cosas como extraterrestres, el Fin del Mundo, el surgimiento del IV Reich y la Tercera Guerra Mundial, etc.

.

Bueno, pues lo dicho: conforme se calmaba la cosa y se podía pensar más fríamente con los datos en la mano, la gente que de verdad comprobó esos datos se fue dando cuenta de que las supuestas “conspiraciones” en las que habían caído no eran sino alarmismos, exageraciones (el número de muertos), falsas alarmas (no se había atacado Washington como se dijo en un principio y se creyó que se estaba ocultando), datos erróneos que se iban corrigiendo (como los nombres de los terroristas). Los más serios fueron abandonando las teorías de la conspiración conforme se demostraban como falsas. En concreto, los creyentes en los tipos I y III fueron de los primeros en abandonarlas, hasta el punto de que ya prácticamente ni te los encuentras por internet (que es por donde pululan principalmente estas conspiranoias, no os las vais a encontrar en sitios serios, obviamente). Después continuaron los del tipo IV, que ya son bastante raros de encontrar.

Pero, aunque parezca increíble, sobrevivieron las más absurdas (Tipos II y V), que son las más populares). Hubo mucha gente (ya os hablaré algún día del mecanismo psicológico tras la conspiranoia, es un fenómeno muy estudiado, aquí os dejamos con un adelanto) que se negó a aceptar que aquello que habían creído en primera instancia era falso, aferrándose a una serie de supuestas “pruebas” que, según ellos, demostraría que sus teorías son ciertas y que el culpable de los atentados del 11-S no es otro que el mismísimo gobierno de los EE.UU., que los causó para tener una excusa con la que invadir Irak por su petróleo.

En el mundo de lengua inglesa, estas teorías están más que desacreditadas y demostradas como falsas desde hace años, y sólo son seguidas por los que en América se denomina popularmente como conspiracy nuts (“chiflados de las conspiraciones”) y otros grupos marginales.

http://layscience.net/?q=node/124

Pero he observado una cosa bien curiosa: esas teorías tardan muuuucho más en desaparecer de la internet… en otras lenguas. Como el castellano. ¿Por qué? No es mi intención realizar aquí un estudio sociológico, pero me inclino por resumir las causas en:

-La mayoría de la gente no sabe hablar ni leer el inglés. Dado que la mayoría de las refutaciones de esas teorías están en esa lengua, mucha gente no sabe (porque no ha podido leerlas) que llevan refutadas mucho tiempo. Si os fijáis, es el mismo desfase temporal que sucedió cuando llegaron las teorías conspiranoicas a nuestra lengua: nos empezaron a llegar cuando ya estaban saliendo de su apogeo en los medios de lengua inglesa. Es decir, que nos llega todo con retraso (tanto la conspiranoia como su refutación). He de admitir que a mí, que soy bilingüe, me ha resultado muy fácil realizar la investigación y refutación de estas teorías. Se encuentran los datos y las pruebas mucho más fácilmente.

-La mayoría de los no-americanos somos (y ahí me incluyo yo) bastante anti-yanquis. Mucha gente se ha creído esas conspiranoias porque les gustaría que fueran ciertas. Para poder hacer ver cuán malo es el “Imperio”. Admitámoslo: los americanos caen mal ya de base. Su tradicional prepotencia y su hegemonía en el mundo a costa de subyugar pueblos y manipular naciones les ha hecho, cuando menos, antipáticos a ojos de los demás. Especialmente entre hispanos, musulmanes y muchas naciones del Tercer Mundo. Por no citar a radicales de todo tipo (anarquistas, comunistas, ultranacionalistas). Estas teorías han circulado como la pólvora, especialmente en los países más enemigos de EE.UU. (Irán, Venezuela, Cuba, Siria…). No hay mucha gente dispuesta a defenderles cuando se les acusa de algo falso por la sencilla razón de que no hay nada que ganar… y porque tiendes a creértelo (han hecho ya tantas, que ésta casi seguro que es cierta, ¿o no habéis pensado así?). Yo desde luego he llegado a pensarlo, metámosnos todos y sálvese el que pueda. Pero… lo que demuestra algo son las pruebas que hay detrás. Y mal escéptico es el que se cree cualquier cosa porque le es más cómodo creérsela que investigar qué ocurrió realmente.

-Es más fácil atacar que defender. El que ataca con estas conspiranoias, tiene la espectacularidad de su parte, son “atractivas” y siempre puede ir inventando sobre la marcha, agobiando al “defensor” que tiene que seguir su paso e investigando las afirmaciones que realiza el “atacante”, que no tiene que perder el tiempo investigándolas, porque la mayoría de las veces le basta con afirmar y ya está. Que ya tendrá que ponerse a trabajar el otro. Pero, aunque no os lo creáis es bastante fácil combatir eso: basta con dar la visión de conjunto para que se vea que la estructura es falsa por más que se inventen continuamente datos falsos. Vamos a verlo.

Aquí y ahora, nos vamos a dedicar a estudiar si esas “pruebas” que “proporcionan” los conspiranoicos son ciertas o no. Como veremos, son rematadamente falsas. Tanto, que son absurdas a simple vista. Como ya dije, me prodigaré en las que señala Zeitgeist, the Movie.

Una minoría muy pequeña de conspiracionistas (los menos chiflados) creen que fue un avión lo que impactó contra el Pentágono, pero que el gobierno decidió deliberadamente no derribarlo con cazas ni con misiles aún pudiendo hacerlo. Los por qués varían, pero algunos argumentan que fue para obtener “mártires” de la causa de los EE.UU. como nación libre (y de lo justa que era su lucha contra el terrorismo y su imperialismo), otros que por incompetencia, otros porque los militares ni siquiera sabían que había sido secuestrado, otros que el avión iba teledirigido, etc.

La mayoría de las conspiranoias “supervivientes” a la criba del tiempo y el frío análisis sobre el Pentágono en el 11-S se centran en intentar demostrar que lo que impactó contra el Pentágono… (agarraos, ¿eh?) no fue un avión. La mayoría insiste en que fue un misil lo que impactó contra el Pentágono.

Sí, ya sé que suena ridículo, pero es que de verdad es lo que la mayoría de conspiranoicos cree: que no fue un avión lo que se estrelló contra el Pentágono, sino un misil.

.

4) ¿De dónde salen estas teorías conspiranoicas?

El que primero se inventó esta teoría fue el “periodista” ultraizquierdista francés Thierry Meyssan en su libro La Gran Impostura (L’Effroyable imposture) y al desarrolló más aún en Le Pentagate (“El Pentagate”).

Muchos conspiranoicos se limitaron a repetirlas después.

Sobre Thierry Meyssan (en francés):

http://www.effroyable-imposture.net/biographie-en.php

http://www.prochoix.org/cgi/blog/index.php/2005/05/06/465-qui-est-vraiment-thierry-meyssan

http://www.transfert.net/Thierry-Meyssan-le-Reseau-contre

El libro:

http://www.effroyable-imposture.net/sommaire-en.php

Tanto el libro como las teorías conspiratorias son propagadas sin descanso por la Red Voltaire (Réseau Voltaire en francés y Voltaire Network en inglés), una organización radical dedicada a combatir “informativamente” a EE.UU. y a Israel (a través de internet, principalmente). Está presidida por el propio Thierry Meyssan. Echadle un vistazo a las noticias y portadas de su página web: conspiracionismo en estado puro.

http://www.voltairenet.org/en

http://www.voltairenet.org/article7607.html

No sé si os acordaréis que, desde que empecé a criticar y analizar Zeitgeist, se presentaron numerosos comentaristas anónimos en mi antiguo blog que se declaraban defensores de Red Voltaire y de su visión política radical antiamericana y antisemita y su versión conspiranoica sobre los atentados del 11-S (¿os acordáis de San Anónimo y del profesor Francisco Ayén en el blog de mi marido, Chemazdamundi?). Qué curioso, ¿verdad? Por aquel entonces yo no sabía quién o qué era la Red Voltaire y ni me importaba, pero lo que os quiero señalar con todo esto es cuán interrelacionado y cerrado está el mundillo de las conspiranoias, y que casi siempre nos lleva a descubrir a los mismos tras quienes propagan estas teorías. Chema ya le ha dedicado tiempo a analizar en su blog quiénes son los que componen la Red Voltaire y los que leen sus noticias: radicales de todo pelo, antiamericanos, anarquistas, antisemitas, antisionistas.

Algún día me explayaré más en ello, pero ya os iréis dando cuenta si investigáis los enlaces conspiranoicos que os voy poniendo, de que Thierry Meyssan pertenece a un grupo de “odiadores profesionales” de los Estados Unidos que se dedican de manera incansable a predicar las teorías conspiranoicas del 11-S y que son siempre los mismos y que se utilizan los unos a los otros como fuentes. Un grupo bastante “curioso” de radicales, en el que nos encotraremos a gente como…

Giulietto Chiesa. Periodista ultraizquierdista antiguo comunista prosoviético. Diputado europeo del partido Italia de los Valores.

http://www.voltairenet.org/article154345.html

James Petras. Sociólogo estadounidense, radical activista. Se califica a sí mismo como “revolucionario y anti-imperialista”, antisionista y pro-iraní. Ha descrito a la gripe porcina como “farsa”. Un conspiranoico de pleno derecho, vaya.

http://petras.lahaine.org/articulo.php?c=1&more=1&p=93

Ayman Abdelnour. Político del partido gobernante de la dictadura siria, el Baaz.

http://faculty-staff.ou.edu/L/Joshua.M.Landis-1/syriablog/2005/07/interview-with-ayman-abdelnour-by-joe.htm

Y un elenco de personajes por estilo.

La mayoría de ellos han participado en Red Voltaire en alguna ocasión, y en una iniciativa llamada Axis for Peace (“El eje de la Paz”), organizada también por Meyssan. Una lista de participantes del “evento”:

http://www.axisforpeace.net/rubrique38.html

El objetivo unánime y continuo de estas iniciativas y organizaciones es la desacreditación informativa de los EE.UU. y, cosa muy curiosa, de Israel (Red Voltaire tuvo una crisis interna cuando varios de sus redactores acabaron saliendo de la organización ante lo que percibían como su creciente antisemitismo e intromisión de políticos radicales y agentes iraníes). Estas iniciativas han sido alentadas y promovidas por gobiernos como el de Venezuela, Irán, Cuba, Rusia, Siria. Irán, en concreto, ha subvencionado en numerosas ocasiones a Red Voltaire. Qué curioso, ¿eh?

Lo dicho, ya hablaremos de ellos.

Estos individuos sentaron las bases de la mayoría de la creación y difusión de las teorías conspiranoicas sobre el 11-S, al calor del éxito obtenido con la obra de Thierry Meyssan en internet, el paraíso del conspiranoico.

Yo os comento todo esto porque, aunque no me vaya a centrar en ello, quiero que sepáis y comprobéis de dónde vienen esas teorías, que fueron expuestas en ese libro y en esa web y posteriormente fueron popularizadas por Dylan Avery

…un estudiante de cine de ideología libertariana (o libertaria), que realizó un “vídeo-documental” que distribuyó por internet: Loose Change.

http://en.wikipedia.org/wiki/Dylan_Avery

Zeitgeist, the Movie repite esas mismas teorías expuestas en Loose Change y lo utiliza como fuente. De hecho, es que copia hasta planos enteros de ese otro pseudodocumental. Ya comentamos en otros artículos cómo Loose Change y Zeitgeist, the Movie han sido producidos por propagandistas de la ideología libertariana o libertaria, como Peter Joseph.


Insisto: fijaos cuán interrelacionados están los conspiranoicos.

.

5) ¿Por qué afirman lo que afirman los conspiranoicos sobre el 11-S? ¿Son ciertas esas “pruebas” que dan?

La respuesta es: NO.

La inmensa mayoría de esas pruebas son invenciones cuando no mentiras descaradas. Veamos las preguntas conspiranoicas más comunes y las oportunas respuestas.

.

“¿Por qué no funcionaron los sistemas de intervención aérea contra el avión secuestrado?”

Porque el secuestro duró muy poco tiempo. Recordemos que en torno a lo treinta y cinco o cuarenta y cinco minutos del secuestro ya se había estrellado. El avión fue secuestrado entre las 8:51 y las 8:54. Se dejó de recibir comunicación a las 8:50. A las 8:54 el avión fue puesto en piloto automático, saliéndose de su ruta habitual y dirigiéndose a Washington, D.C. Para las 8:56 se perdió el comunicador. Ese fue el punto en que la Federación de Aviación Civil supo que algo andaba mal con ese vuelo también. Ya se había estrellado el Vuelo 11 y el 175 iba camino de impactar contra la otra torre. Al saber de ese segundo secuestro, se dio orden de que TODOS los vuelos aterrizaran. El vuelo 77 no respondía y se metió en un área de reserva natural con pocos radares pendientes de ella: no todos los aeropuertos recibían su señal. Se llegó a creer incluso que se había estrellado a las 9:09.

http://govinfo.library.unt.edu/911/report/911Report_Ch1.htm

A las 9:12 una azafata, Renée May contactó por móvil con su madre, Nancy May en Las Vegas. Dijo que el avión había sido secuestrado por lo que ella creía que eran unos seis individuos y los habían llevado a la parte de atrás del avión. La llamada duró dos minutos. Cuando la madre contactó con American Airlines, fue cuando se enteraron del secuestro (las 9:16).

Entre las 9:16 y las 9:26 se produjo la conversación que ya cité de Barbara Olson con su marido, el cual también contactó con la Federación de Aviación Civil, pero a través de Justicia. Cinco minutos después, realizó una segunda llamada.

Entre que en las torres de control recibieron la notificación confirmada del secuestro y se movilizaron las fuerzas aéreas, no les dio mucho tiempo a reaccionar mientras lo buscaban visualmente.
Sólo un avión, un Hércules C-130 de la Guardia Nacional (un avión de transporte, no artillado, recordemos), pilotado por el coronel Steven O’Brien, llegó a localizar el avión y llegó incluso a verlo estrellarse contra el Pentágono a las 9:37.

Looks like that aircraft crashed into the Pentagon, sir.

“Parece que ese aparato se ha estrellado contra el Pentágono, señor”.

http://www.dma.state.mn.us/press_room/e-zine/articles/index.php?item=75

http://www.historycommons.org/entity.jsp?entity=steve_o_brien

.

“¿Cómo es que los sistemas automáticos de defensa antiaérea del Pentágono no fueron accionados?”

Porque no existen.

Muchos conspiranoicos mienten a lo bestia afirmando tal barbaridad. Si leéis algunas páginas conspiranoicas os indicarán cosa como “¿No es sospechoso que las baterías antiaéreas y antimisiles del Pentágono no derribaran el avión conforme se acercaba?”

La respuesta: no existen tales baterías ni tales misiles.

Y, ¿sabéis quién fue el primero en ponerme sobre aviso de la falsedad de esa información? Mi marido, que fue quien me señaló esto cuando le hice saber esa “prueba”:

-Eso es imposible. Hay un aeropuerto civil al lado. Sería una masacre si ese edificio dispusiera de baterías antiaéreas de cualquier tipo.

¡Leche, que es verdad! Resulta que justo, justo, justo al lado del Pentágono (“enfrentito” mismo, vaya) está el Ronald Reagan National Airport… y tanto la legislación civil como militar prohíben taxativamente la presencia de armamento pesado antiaéreo en las inmediaciones de los aeropuertos (por si los accidentes).

El Pentágono está defendido por misiles de interceptación contra otros misiles balísticos intercontinentales en silos subterráneos situados mucho más lejos, no contra aviones dirigidos por terroristas suicidas.

http://www.jod911.com/There_Are_No_Missile_Defenses_at_the_Pentagon.pdf

http://www.911myths.com/html/pentagon_missile_batteries.html

Ja, ja, ja…

Resulta que eso se lo inventó Thierry Meyssan en su libro, y como los conspiranoicos no se molestan en comprobar si son ciertos los datos que les suelta un don nadie en su libro, lo tomaron como verdad. ¡Y resulta que es una mentira flagrante! ¡Se lo había inventado! Y nunca ha pedido disculpas por ello ni se ha retractado. En EE.UU. hacen muchos chistes sobre esta conspiranoia en particular.

En ese enlace que os he puesto también señalan que los expertos militares nunca equiparon al Pentágono con antiaéreos porque como se demostró con los kamikazes japoneses, ni un tiro bien acertado impide que un avión caiga de plano sobre su objetivo, si éste es bien grande. Y recordemos que el Pentágono es el edificio de oficinas más grande del mundo.

Se pusieron baterías antiaéreas en el 2002 en Washington ciudad después del 11-S y sólo para proteger los edificios de dentro de la urbe. Una vez realizadas las pruebas, los militares e ingenieros descartaron utilizarlas también ahí por el riesgo de que los explosivos cayeran sobre la población civil. Consideraron que “iba a ser peor el remedio que la enfermedad”.

.

“¿Cómo es que no hay imágenes del avión estrellándose? ¿Dónde están las que supuestamente sacaron las cámaras de seguridad?”

Una cosa que me llama tremendamente la atención es la inmensa cantidad de gente que se sigue creyendo que NO hay imágenes del avión estrellándose contra el Pentágono, cuando son facilísimas de encontrar por internet. Es más, es que la mayoría están colgadas en internet desde el principio y las han visto millones de personas. Al FBI no le dio ni tiempo a llevárselas todas. En un primer momento, se declararon como pruebas y se llevaron las cintas y las imágenes originales, pero ya estaban colgadas en internet. Hoy en día están desclasificadas y pueden verse las originales. Que no están ocultas ni perdidas, vamos, como dicen los conspiranoicos.

Yo voy a hacer una preguntita… ¿tan difícil es saber buscar por internet? Porque yo he tardado segundos en encontrar las imágenes.

Sí hay imágenes del avión estrellándose contra el Pentágono. Proceden de varias cámaras de seguridad situadas en la zona.

Las cintas fueron confiscadas como pruebas por el FBI, pero no antes de que diversos aficionados pudieran colgarlas por internet, donde llevan años circulando. Desde 2005, el FBI las desclasificó todas.

Son cinco vídeos los relevantes:

-Dos cámaras de seguridad del Pentágono.

http://www.youtube.com/watch?v=L75Gga92WO8&feature=channel

Se usaron como pruebas en el juicio al terrorista Mossaui tras su desclasificación.

http://www.judicialwatch.org/flight77.shtml

-El vídeo del hotel Doubletree.

http://www.youtube.com/watch?v=H285_DWX_bQ

-El de la gasolinera CITGO.

http://www.youtube.com/watch?v=2LJvFjsl6zk

-La cámara de seguridad del tejado del edificio de la agencia gubernamental antidroga DEA.

http://www.youtube.com/watch?v=VPSsR2mjNvA

Ubicación de las cámaras en la zona.

http://11-s.eu.org/11-s/V%EDdeos%20Pent%E1gono

Como podéis ver, en todos los vídeos se percibe claramente la explosión, pero tan sólo en el segundo vídeo de las cámaras de seguridad del Pentágono (es del puesto de entrada) se ve claramente cómo algo impacta a gran velocidad contra el muro oeste del Pentágono. La calidad de la imagen es regularceja porque las cámaras filmaban a fotograma por segundo, prácticamente, y se calcula que el avión iba a cerca de 800 km/h. Vamos, que no se ve una higa.

Importante, aquí está el vídeo. Sé que casi nadie contrasta las fuentes de este blog, pero para esta entrada, es imprescindible que veáis este vídeo y el siguiente. Importante, VED EL VÍDEO:

http://www.youtube.com/watch?v=TAaP4Z3zls8&feature=channel

Pero, ampliando la imagen, se puede ver una cosa muy interesante, esto:

http://www.youtube.com/watch?v=YVDdjLQkUV8

IMPORTANTE: tenéis que ver el vídeo. En el fotograma sólo se ve una mancha negra que podría ser cualquier cosa. En el vídeo es donde se ve que en la siguiente imagen, la mancha ya no está (por lo que no es parte del paisaje), y el edificio está ardiendo. IMPORTANTE: como alguien entre en los comentarios sin ver el vídeo y diciendo “pues yo en esa imagen no veo nada”, le suelto a Chema. Estáis avisados. Tenéis que ver el vídeo. En esa imagen, yo misma reconozco que se ve poco o nada, hay que ponerla en su contexto. Que es EL VÍDEO. ¿Alguien se apuesta algo a que todavía entrará alguno quejándose de que en el fotograma a secas no se ve nada?

De acuerdo que en el vídeo no se ve muy bien lo que es. Pero está claro que no es un misil ni por asomo. Pocos misiles he visto yo que tengan cola de avión.

Os recomiendo muy encarecidamente este vídeo analítico donde se describe, paso a paso y se enseñan una a una todas las pruebas del recorrido del impacto del avión contra el Pentágono:

http://www.youtube.com/watch?v=YVDdjLQkUV8

Es uno de los vídeos más formales y más evidentes que hay. Está hecho por ingenieros.

De todas formas, esto no es ni de lejos la única prueba. Tranquilos, que las hay a patadas. Poneos cómodos, que acabamos de empezar.

.

“¿Por qué hizo esa maniobra con el avión Hanjour? Es una maniobra muy difícil, muy sospechosa (parece el movimiento de un avión caza) o no la podría hacer alguien tan inexperto como Hanjour.”

Primero. ¿Cómo se hizo la maniobra?

Siguiendo la trayectoria de vuelo, es obvio que se dejó llevar por el piloto automático y, al ver algún elemento destacado, como el obelisco del monumento a Washington, le sirvió de señal para pegar un “volantazo” antes que pasarse de largo sin impactar, estrellándose contra el lado que más cerca tenía de su trayectoria.

http://www.911myths.com/html/flight_path.html

Segundo: Hanjour NO era un piloto novato. Inexpertos eran los dos pilotos de repuesto, que sólo tomaron algunas clases. Hanjour había estudiado como piloto varios años. Es cierto que no aprobó los exámenes para pilotar un avión en Arabia Saudí, pero eso no quiere decir que no supiera pilotar un avión.

Tercero: la maniobra no fue una acrobacia ni para nada difícil. Consistió en girar sobre sí mismo, hacer descender el avión y empotrarlo contra un edificio de 23 metros de altura con un lado de 281 metros. Hasta un mono podría haberlo hecho. En realidad, fue un “churro” de maniobra porque lo hizo a lo loco. El avión salió del aeropuerto, siguió su ruta habitual y, cuando lo secuestraron, Hanjour dio media vuelta por el sur del Pentágono hasta dar con algún punto de referencia conocido, como el obelisco del monumento a Washington…

…el cual seguramente usó de referencia clara (fijaos que enfiló contra él directamente en línea recta) para saber hacia dónde tenía que ir. Como iba en piloto automático, al ver el obelisco se dio cuenta de que se iba a pasar. Dio un volantazo y giró sobre sí mismo muy bruscamente. Acto seguido, dirigió el avión sobre el lado más cercano que le pillaba: el muro occidental.

Fuentes: Departamento de Defensa de los EE.UU., editado por el Washington Post.

Obviamente, un misil no se maneja de esas formas: es un trayecto más loco que el de una peonza.

Muchos conspiranoicos, avergonzados, se agarran entonces al hecho de que muchos controladores de radar creyeron a última hora tras ver esas maniobras en sus radares que se trataba de un avión militar.

Lo que no indican los conspiranoicos son las declaraciones completas:

The speed, the maneuverability, the way that he turned, we all thought in the radar room, all of us experienced air traffic controllers, that that was a military plane,” “You don’t fly a 757 in that manner. It’s unsafe”.

“La velocidad, la maniobrabilidad, la forma en que giró, nos hizo pensar a todos en la habitación de radares, todos nosotros expertos controladores de tráfico, de que se trataba de un avión militar. No vuelas un 757 de esa manera. Es muy peligroso.”

Los controladores no estaban diciendo que vieran un avión militar sino que les pareció que lo era en aquel momento, porque estaba haciendo maniobras totalmente inseguras e impropias de un vuelo civil. Pues claro que estaba haciéndolas. Como que su piloto pretendía estrellar el avión a toda pastilla contra el Pentágono para hacer todo el daño posible y matar a cuantos más, mejor.

Fuentes:

http://www.papillonsartpalace.com/hijackeWr.htm

http://www.conspiracyscience.com/articles/911/pentagon/#airtrafficfighter

http://www.911myths.com/html/military_plane.html

Cuarto. Hanjour sabía volar.

Relativamente mal (suspendió dos veces sus exámenes), pero sabía volar.

Había estudiado varios cursos durante mucho tiempo y había suspendido en Arabia Saudí, pero los aviones le eran muy familiares. De hecho, realizó más cursos de vuelo en los mismos EE.UU. (financiado por Al Qaeda).

La historia es como sigue. No siempre fue un militante islámico. De hecho, la primera vez que visitó los EE.UU. fue como estudiante, para estudiar inglés en la universidad de Arizona, pagando de su bolsillo. En 1996 dio clases en Oakland, California, de vuelo y de inglés. Después regresó a EE.UU. en 1997 y obtuvo su permiso como piloto en EE.UU. en Abril de 1999.

http://query.nytimes.com/gst/abstract.html?res=F10711FC3C5B0C7A8DDDAF0894DA404482

Una vez conseguido éste, buscó trabajo como piloto civil en Arabia Saudí, pero cuando le hicieron la prueba de acceso en Jeddah (no te dan el trabajo si no demuestras saber pilotar con seguridad un avión, tengas el carné que tengas), no la aprobó. Tanto cabreo se cogió después de aquello (no logró encontrar trabajo), que se pasó a las filas de la militancia yihadista y fundamentalista islámica.

Una vez en las filas de Al Qaeda, regresó a EE.UU. en el 2000, volviendo a dar clases de refresco en Arizona. Llevaba con él a Nawaf al-Hazmi para que aprendiera un poco. En Abril de 2001 volvió a dar más clases en Falls Church, Virginia y en Paterson, New Jersey. Como véis, estuvo entrenándose durante mucho tiempo.

http://www.nefafoundation.org/miscellaneous/FeaturedDocs/FBI911Timeline.pdf

Muchos conspiranoicos dicen que Hanjour o no sabía volar o era extremadamente inexperto como reconocieron sus instructores de vuelo y que no podría haber sido capaz de estrellar el aparato de aquella manera contra el Pentágono, porque no tenía las habilidades de vuelo necesarias.

Eso es falso.

Inexpertos eran Nawaf al Hazmi y al Mihdhar, que tomaron muy pocas clases de vuelo de quienes sus profesores dijeron que eran muy malos pilotos… porque no sabían inglés, al contrario que Hanjour, que estudió inglés mucho tiempo y con formación universitaria.

http://www.time.com/time/covers/1101010924/wplot.html

Eran tan rematadamente malos hablando inglés que no podían seguir las instrucciones de vuelo de sus profesores. Pero ésos fueron estos dos, no Hanjour.

Tomaron clases de vuelo por si le pasaba algo a Hanjour. Llegaron incluso a despertar sospechas porque compraban muchos videojuegos de simulación de vuelo y porque sus instructores llegaron a reconocer al FBI que les intentaron pagar mucho dinero y estaban “impacientes” por que les enseñaran “a pilotar un Boeing”.

http://www.guardian.co.uk/world/2001/oct/07/terrorism.afghanistan3

.

“¿Y no es mucha casualidad que se realizaran un año antes unos ejercicios de evacuación del Pentágono simulando el ataque de un avión?”

Es mentira.

Esos ejercicios, llamados MASCAL, no se realizaron como entrenamiento ante un posible ataque de un terrorista suicida que hubiera secuestrado un avión.

Eran ejercicios de rutina para entrenarse en caso de que un avión se estrellara por accidente contra el Pentágono porque el Pentágono está justo, justo al lado de un aeropuerto civil, el Ronald Reagan.

Lo más absolutamente normal del mundo. Esos mismos simulacros suelen ser realizados por todos los edificios gubernamentales importantes de zonas cercanas a aeropuertos, porque el riesgo de que se les caiga un avión encima es más que lógico y posible y el personal tiene que estar preparado.

http://www.dcmilitary.com/dcmilitary_archives/stories/110300/2852-1.shtml

Mira que son mentirosos los conspiranoicos, ¿eh?

.

“¿Por qué no se han encontrado restos del avión? No se han encontrado los reactores ni ningún elemento relacionado con un boeing.”

Esto es sencillamente ridículo, total y absolutamente falso.

Primero, que se encontraron hasta las mismísimas cajas negras del avión (tenía dos). Se encontraron en torno a las 4:00 hora local y las llevaron a analizar.

http://www.usatoday.com/news/nation/2001/09/14/pentagon-fire.htm#more

La transcripción se encuentra en el informe de la investigación.

http://govinfo.library.unt.edu/911/report/911Report_Ch1.htm

.

Y aquí tenéis imágenes de restos a montones:

.

.

.

.

.

Grandecita la turbina, ¿eh?

http://911research.com/essays/pentagon/index.html

Imágenes de los motores (todos los expertos coinciden en que es un motor Rolls Royce RB211-535 de un boeing 757).

http://www.aerospaceweb.org/question/conspiracy/q0265.shtml

El autor de Loose Change tuvo la desfachatez de mentir diciendo que era un motor militar (había consultado a la fábrica que no era). Ha sido denunciado por la asociación de aeronautas:

.

.

http://www.911myths.com/html/757_wreckage.html

http://www.aerospaceweb.org/question/conspiracy/q0265.shtml

.

Del fuselaje:

.

El lado de la puerta de cabina:

¡Si se ve hasta la pintura, caramba!

.

¡El tren de aterrizaje!

Por lo que más queráis, si es que absurdo… se encontraron hasta las ruedas, maldita sea.

.

¿Que no hay restos? ¿¿¿Que no hay??? ¿Estáis ciegos o qué os pasa, conspiranoicos? ¿Un misil deja ruedas como restos? ¡Madre mía, estáis locos! Que no hay restos, dicen…

¡Pues anda que hay pocos restos! Grandes, pequeños, medianos… Pero si se recogieron toneladas de restos y se fotografiaron de inmediato. ¿Pusieron toneladas de restos perfectamente situados en cuestión de minutos, en medio de un incendio con cadáveres incluidos? Jolín, pues felicitaciones a la CIA. Con esos medios no necesitaban invadir Irak con excusas. Si tenían esos medios, ¿por qué no hacen los servicios secretos lo que les dé la gana directamente?

.

“No hay manchas de incendio ni rastro en el césped”.

Claro. Porque el avión se empotró dentro del Pentágono, que fue donde explotó. No llegó a rozar el césped. Y anda que el incendio que causó dentro no fue grande ni nada. Los bomberos tardaron días en sofocarlo al completo.

http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/1538570.stm

.

“El boquete que abrió la aeronave no coincide con el que debiera dejar un boeing. Es muy estrecho. Además, no tiene la forma de un avión.”

Porque las cosas, al impactar contra un muro, no dejan un agujero con la misma forma de lo que lo golpeó como cuando vemos en los dibujos animados a Tom y Jerry atravesando una pared y dejando su silueta en los ladrillos. Las cosas, estrelladas a gran velocidad contra un muro, se deforman. Y las partes salientes y débiles, se rompen (en un accidente de coche, suele quedar el chasis deformado, y lo primero que sale volando son los retrovisores, alerones, la antena, etc).

Pero sí coincide.

.

Las alas son más débiles que el grueso del aparato. El avión hizo “punta” con el grueso de su cuerpo principal. Eso fue lo que atravesó el Pentágono. Y conforme atravesaba los pasillos (tres), se hacía más fino porque se “pelaba” con el rozamiento.

Aquí tenéis un estudio arquitectónico completo:

http://911research.com/essays/pentagon/index.html

Más:

http://www.popularmechanics.com/technology/military/news/1227842?do=print

http://www.911myths.com/html/pentagon_rings_and_the_exit_ho.html

Os lo resumo: se puede ver a las claras que fue un avión y no un misil porque las partes dañadas incluyen la parte baja del muro, y tiene un agujero en el centro. De haber sido un misil, no habría hileras de ventanas y paredes destrozadas a la derecha y a la izquierda del agujero central en la planta baja y no en la de más arriba, y un agujero gordo en el centro que sí ocupa varias plantas. ¿Entendéis? En palabras del ingeniero del enlace… “es evidente que las alas dejaron marcas”. Pues vaya misil raro.

.

“¿Y las alas? ¿Por qué no golpearon el edificio? ¿Cómo es que no hay farolas arrancadas? Eso es que fue un misil.”

Lo hicieron. La derecha más, en concreto. El avión iba inclinado un poco por su izquierda y fue arrancada en parte al golpear el suelo del muro. De hecho, parte de ese ala salió disparada como vieron varios testigos y los restos dejaron marcas en lugares del siniestro, llegando a reventar un generador que había a la entrada. Así que eso de que fue un misil… va a ser que no.

El daño que hicieron las alas fue mucho, mucho menor que el causado por el cuerpo central, obviamente, porque eran más frágiles.

http://www.iangoddard.com/pentagon.htm

Una cosa que me hace muchísima gracia es la teoría de las farolas. Según muchos conspiranoicos (Meyssan entre ellos), una prueba de que fue un misil y no un avión es que, habiendo varias hileras horizontales de farolas, no se derribara ni una de ellas, lo que revela que fue algo más estrecho lo que pasó entre ellas sin derribarlas.

Es mentira.

Aquí tenéis algunas de las farolas derribadas.

.

http://www.loosechangeguide.com/lcg2.html

Como podéis observar, lectores, la mayoría de las “pruebas conspiranoicas” son directamente mentira.

.

“¿Y por qué impactó precisamente contra el lado del Pentágono que estaba en reformas para reforzar los muros? Qué casualidad, ¿no?”

Porque Hanjour ya había dado un giro. Estuvo a punto de pasarse de largo y tuvo que maniobrar. Para no volver a fallar y tener que darse el trabajo de volver a colocarse, se dirigió directamente contra el lado que le pillaba más cerca, para no hacer más maniobra.

A muchos conspiranoicos les extraña que el Pentágono estuviera en obras y obras de refuerzo.

Emmm… las obras no eran para “blindar” el Pentágono contra ataques de misiles. Se estaban rehabilitando y reforzando para evitar incendios. El edificio era muy viejo. De 1943 para ser más exactos.

http://www.conspiracyscience.com/articles/911/pentagon/#newpartofbuilding

Y no estaba “deshabitado” como afirman muchos conspiranoicos. Murieron 125 personas, os recuerdo. El hecho de que estuviera en obras ayudó a que no hubiera más víctimas mortales porque no se podía trabajar allí. Pero os recuerdo que el avión atravesó tres anillos de pasillos… que no estaban en obras (ni de refuerzo ni de nada) y por los que circulaba gente.

.

“¿Y dónde están los testigos?”

Aquí hay una lista con fotografías y testimonios de los mismos. 104 personas vieron directamente el avión:

http://criticalthrash.com/terror/identification.html

http://sites.google.com/site/wtc7lies/911pentagonflight77evidencesummary

Más:

http://edition.cnn.com/TRANSCRIPTS/0109/11/bn.32.html

Hubo docenas de testigos oculares presenciales.

Y hubo muchos testigos porque como era la hora de ir al trabajo en dirección a y desde Washington, había un atasco tremendo de automóviles en la autovía que rodea el Pentágono.

Tienen nombres y apellidos, están localizados y son tan variados como lo pueda ser cualquier población: Richard Benedetto, James Cissell, Scott Cook, Mike Dobbs, Víctor Correa… los hay ricos y pobres, blancos y negros, republicanos y demócratas…

http://911research.wtc7.net/pentagon/evidence/witnesses/bart.html

Ni uno solo de los testigos vio un misil. Todos vieron un avión estrellándose.

Como para no verlo.

La inmensa mayoría de ellos están furiosísimos con los conspiranoicos porque, como fueron testigos del suceso, han vertido muchas mentiras sobre ellos, acusándolos de ser “parte de la conspiración”, cuando no los han descalificado, han dicho que no existían y, lo que es peor, han cambiado sus palabras cuando han hablado de ellos por internet.

.

Bueno, y ahora viene una denuncia formal y en toda regla de la maldad y de la bajeza moral de los conspiracionistas. Aviso de antemano: me voy a poner furiosa. Y las imágenes que vais a ver van a herir vuestra sensibilidad. Mucho.

.

“¿Y por qué no se han encontrado cadáveres?”

Mentira.

Y mentira asquerosa.

.

.

http://sites.google.com/site/wtc7lies/911pentagonflight77evidencesummary

http://cryptome.quintessenz.at/mirror/eyeball/911/911-kill.htm

Hay que ver las cosas que me hacéis poner en el blog, ¿eh? Disculpas a todos por la truculencia. Pero una imagen vale más que mil palabras. Y dudo mucho que a los familiares de los fallecidos les haga mucha gracia que una panda de listos vaya por ahí diciendo que “no había cadáveres”. A mí en su lugar, me molestaría.

Aquí está un resumen del informe forense.

http://web.archive.org/web/20020815123251/www.armymedicine.army.mil/armymed/news/releases/afip.htm

Aquí, la distribución de los restos humanos encontrados en el interior del edificio:

http://sites.google.com/site/wtc7lies/Pentagonfatalities.jpg

Aquí, algunos restos personales que se encontraron en el lugar del accidente (anillos, etc.).

http://onlineathens.com/stories/091104/new_20040911030.shtml

Aquí, el listado de víctimas, con sus biografías.

http://www.washingtonpost.com/wp-srv/metro/specials/attacked/victims/viclist.html

Aquí, sus fotografías.

http://projects.washingtonpost.com/911victims/

.

Conclusión.

Se acabó.

Voy a dejar esto muy, muy claro para que se me entienda de una vez y por todas.

Cuando empecé a contrastar las mentiras de Zeitgeist no creí llegar a dar con lo peor de la naturaleza humana tal y como se da en los conspiracionistas.

Habéis mentido sobre la muerte de centenares de personas.

Habéis negado que hubieran siquiera muerto y que el sufrimiento de sus familiares es falso.

Estoy furiosa y si por mí fuera os denunciaba a todos para que diérais con vuestros huesos en la cárcel por mentirosos, tergiversadores y deshumanizados hijos de mala madre.

Porque a mí lo que más rabia me da es que habéis estado mintiendo adrede. A cosa hecha.

No os voy a poner aquí lo que pienso de los autores conspiracionistas como Thierry Meyssan, Dylan Avery (autor de Loose Change) o de Peter Joseph (autor de Zeitgeist) por no llenar mi artículo con las palabras malsonantes tan típicas de mi marido.

Pero por lo que a mí y a cualquiera con cabeza y corazón respecta, habéis cometido un delito.

Sois culpables de mentir adrede y de hacerlo sobre el sufrimiento y muerte de personas inocentes.

Y de hacerlo con caradura y de manera absurda.

Vosotros, ¿qué os creíais? ¿Que los demás somos tontos? ¿Que no vamos a ser capaces de ver a través de vuestras mentiras y de vuestras falsedades? ¿Que nos va a costar mucho trabajo?

¡¡¡Pero si aparte de mentirosos, sois absurdos!!!

Yo misma me di cuenta antes de iniciar la investigación que vuestras teorías no se cogen ni con pinzas. No es que os hayáis saltado la Navaja de Occam, es que la habéis mellado hasta convertirla en cuchara.

Pero, ¿cómo pretendéis que nos creamos que desapareció un avión entero con su matrícula y todo con un listado de más de 50 personas a bordo más las 125 del Pentágono?

¿Qué hicieron con ellas: se las comieron? ¿Las secuestraron para llevárselas de esclavos a alguna base oculta? ¿Se inventaron sus nombres, sus vidas, sus documentos, sus familiares, sus trabajos y sus conocidos? Leñe, menudo trabajazo, ¿no?

¿Y quiénes llegaron a llamar por teléfono a sus familias? ¿Fantasmas?

¿Los de los radares también estaban inventándose las cosas? ¿El piloto que vio estrellarse el avión? ¿Los centenares de testigos del atasco de coches y los habitantes de la zona que vieron cómo se empotraba el avión contra el edificio? ¿Los terroristas también fueron inventados junto con sus familias y los vídeos donde se les ve subir a los aviones? Leche, cuanta gente confabulada. Mucha me parece a mí.

¿Las cámaras también mienten? ¿Los muertos que se encontraron entre los restos también son falsos? ¿También son parte de la conspiración?

¿Todas esas toneladas de metal retorcido, motores, ruedas, etc., fueron colocados allí en segundos, de manera perfecta, sincronizada, delante de centenares de personas presentes, sin dejar rastro, sin que nadie se fuera jamás de la lengua?

¿Y para qué tanto trabajo en encubrir un “misilazo” contra el Pentágono? ¿No sería más fácil estrellar un avión contra el Pentágono de verdad que tener que realizar el inmenso trabajo de coordinar un despliegue sin precedentes que envolvería a miles de personas y sin que salga nada mal?

Según vuestras estúpidas conspiranoias, si los aviones sí se estrellaron contra las torres… ¿por qué no contra el Pentágono? ¿Qué ventaja había en disparar un misil contra el Pentágono… en vez de estrellar de verdad otro avión más (uno teledirigido, por ejemplo)? ¿Qué más da? Especialmente para después tomarse el trabajo de encubrirlo con un falso ataque de avión. No tiene sentido sentido en absoluto.

Todas vuestras “pruebas” son falsas, falsas a más no poder. La mayoría de ellas son falsas con mala leche, vaya. Son falsas con simplemente mirar. Eso es lo que más me llama la atención y más me repugna.

.

Mirad… ya sé que muchos de vosotros estáis muy cabreados con la política estadounidense. Yo también. Ya sé que la guerra de Irak (y taaantas y tantas otras…) ha sido totalmente injusta, que no venía a cuento, que no había excusa y que muchísimas personas en el establishment estadounidense deberían ir a jucio por crímenes contra la humanidad. Pero, ¿sabéis qué? Que intentando vender mentiras no vais a conseguir justicia, ni paz, ni un mundo mejor. Especialmente, si intentáis vender mentiras ridículas, como es el caso con las teorías conspiranoicas sobre el 11-S.

Pero en este caso, me da exactamente igual lo antiyanquis que seáis, o que podamos ser todos. Los conspiranoicos se han pasado mintiendo sobre este asunto. Por ahí no paso por muy antiyanqui (o más bien, anti imperalismo yanqui) que yo misma pueda ser.

Es cierto que el gobierno estadounidense ha aplicado desde siempre una política imperialista, que han fomentado golpes de Estado en países del Tercer Mundo, que manipulan la economía mundial siempre que pueden en su provecho, que adoran y defienden el neoliberalismo que ha causado la crisis económica en que nos encontramos, que han organizado guerras sin cuento…  Yo misma me enfrenté a esa política como pude manifestándome en contra de la guerra de Irak (o contándoles a mis amigos estadounidenses que un sistema de Seguridad Social público no hace resucitar a Stalin, por ejemplo). Sé que casi todos estamos en contra del imperialismo estadounidense y del daño que ha causado, y sigue causando en el mundo. Y quizás una concienciación mayor tanto de sus propios ciudadanos como de los del resto del mundo, quizás, sirviera para algo. Pero…

¿Queréis luchar contra el imperialismo de EE.UU.?

Totalmente de acuerdo.

Pero hacedlo con verdades.

No con mentiras.

Tengo verdades de sobras para combatir el imperialismo americano.

No necesito de conspiraciones sin pruebas o con pruebas falsas detrás.

¿Queréis un ejemplo de alguien que de verdad le está apretando las tuercas a los poderes que importan en Estados Unidos?

Julian Assange, el fundador de Wikileaks, y su equipo, están poniendo al establishment militar y político estadounidense como los hijosputa que son. La forma que tienen los poderes yankis de cabrearse contra él y su equipo es tan sólo una muestra más de que en Wikileaks, de verdad les están pisando los callos a los poderosos. ¿Y por qué? Parafraseando al equipo económico de Clinton:

Es la Verdad, estúpido.

Safe Creative #1010317731855

Saludos a todos,

Natsu

P.D: Nadie se ofenda por la última frase del artículo, por favor. Espero que todo el mundo haya entendido la alusión… Qué triste es tener que estar dando este tipo de explicaciones…

8 comentarios »

  1. excelente natsu!!! ya era hora que volvieras a postear!!!

    he usado tu indice para corregir y callar a unos amigos. a ver si logro sacarles esas ideas de la cabeza.

    Saludos a Chemaz!!!

    Comentario por kozure — 1 noviembre 2010 @ 19:49 | Responder

    • Hola, Kozure, encantada de volver a leerte.

      Oye, si tus amigos se “desinflan” un poco porque se habían creído Zeitgeist y no saben por dónde seguir para intentar mejorar el mundo, para que no se te decepcionen puedes comparar las conspiranoias con los datos que publica Wikileaks:

      http://wikileaks.org/

      O les puedes enviar a la campaña para “Salvar al soldado Manning”, un chaval de inteligencia que está acusado de pasar información a Wikileaks. Le puede caer una buena:

      http://www.bradleymanning.org/
      http://www.nacionred.com/derechos-humanos/salvar-al-soldado-manning

      Lo de Wikileaks es interesante, porque podrás utilizarlo de contrapunto, para demostrar a tus amigos que se puede luchar por contar la verdad, y que se puede intentar cambiar el mundo con la verdad por delante, tratando de solucionar los problemas que de verdad tenemos, sin inventarnos causas falsas y sin necesidad de engañar a nadie.

      Un abrazo,

      Natsu

      Comentario por natsufan — 1 noviembre 2010 @ 20:39 | Responder

  2. Hola natsu!

    Primero quiero darte las gracias por toda esta información que si bien está ahí (en internet) y al alcance de cualquiera que lo quiera encontrar, verlo todo ordenado y explicado pone todo realmente en perspectiva.
    Yo me había creído lo del misilazo, la verdad. Hace unos años me llegó una copia de Loose Change 9/11 y me lo creí. Supongo que me lo creí porque me vino bien para seguir odiando a EEUU un poco más. Y la verdad es que tenés razón cuando decís que no hace falta la mentira, con las verdades hay de sobra para odiarlos por varias generaciones.
    Llegué a ver zeithgeist hace poco porque una compañera de trabajo me insistió en que la viera. La ví anteayer y me dejó una sensación rara, la primera parte porque fui católica (hasta fui catequista!) y leí algunos libros de Campbell y si bien no tengo formación en religiones comparadas ni mitologías ni nada de eso, tampoco soy de mirar muchos las estrellas ni mucho menos el zodíaco, me resultó todo tan traído de los pelos que buscando alguna contrastación llegé a tu blog y al de tu marido.
    Todavía no leí todo (me falta la parte económica) pero prometo hacerlo.
    Solo quería pasar a agradecer todo este trabajo que se toman para hacer que los que nos creemos cultos, inteligentes y “vivillos” nos demos cuenta de que siempre hay lugar para ser estúpido y crédulo, pero que afortunadamente y gracias a ustedes, también se puede abrir los ojos.
    A partir de ahora, voy a usar tu página para “avivar giles”, para que sientan tan boludos como me sentí yo y para que abran los ojos a las evidencias!
    Gracias de nuevo.
    Abrazos.

    Comentario por suncehandmade — 23 enero 2011 @ 21:52 | Responder

  3. Natsu, eres genial! no hay mucha gente que le de caña a estas teorías cospiranoicas y contrastando información, y menudo trabajo lo del Zeitgeist FELICITACIONES pues si no es por ti me creo este pseudocumental, sin haberme percatado de esas pequeñas trampas.
    Dos preguntas, lo de wikileaks (leí si no corregidme), que justamente coincidía con la versión oficial del gobierno de eeuu de los atentados.Y la otra, sabéis del “vídeo” que parecía que mostraba pequeñas explosiones? (no encuentro el video pero seguro que os suena).

    Te dejo el enlace del programa: escépticos (que espero que conozcáis jeje) y que recomiendo, espero que poca a poco saquen estas conspiraciones en ese programa, algo de pensamiento critico en este país!!.

    http://amazings.es/2011/01/26/1996/
    “¿Cómo podemos estar seguros de que el 11 de Septiembre no fue obra del gobierno Bush? Porque funcionó.”
    XD esa frase es genial!.

    chemazdamundi, que bronca xD pero con razón, sé lo agotador que puede resultar este tipo de “creyentes” y las acusaciones sin fundamento ¡¡así que animo!!.

    Por aquí, tenéis una fan con mucho escepticismo.
    Un saludo desde Canarias ;)

    Comentario por Nu — 26 enero 2011 @ 19:26 | Responder

  4. Hola.
    Llevo una buena temporada escuchando a mis amigos que si Zeitgeist no se que, que si el movimiento Zeitgeist no se cual y mi radar escéptico no para de echar humo. Reconozco que no he visto ningún documental de estos por falta de tiempo e interés, que sumado al olor a conspiranoia que echan hacen que mis prejuicios salgan a la luz de una forma violenta.

    Felicidades por este impresionante trabajo de documentación, me quito el sombrero. Lo guardo en mis favoritos para cuando me arme de valor y vea los documentales acompañado de información con la cual contrastar.

    Saludos.

    Comentario por capitanameba — 18 febrero 2011 @ 02:55 | Responder

  5. Buenas noches. su esfuerzo por desenmascarar a estos mentirosos es admirable. Lo malo es que estos tipos son unos contestatarios y sólo quieren salir con cualquier cosa para parecer más inteligentes que los demás. Lastima por ellos

    Comentario por Dr. Juan Carlos Muñoz — 22 septiembre 2011 @ 23:38 | Responder

  6. Hola, estoy tomándome tiempo para leer esta desmentida a zeitgeist. ya que al tiempo que leo los artículos que ustedes publicaron, voy comparándolo con otras fuentes que hay en internet. En fin, muy bueno, excelente y necesario es este trabajo que se tomaron. Veo que realmente sienten que tienen que hacerlo y lo hacen y eso es brillante de por si, más allá de las criticas y puteadas de estos seguidores de la religión conspiranoide, que al final terminan por aplicar la fe ante los hechos y las pruebas, o sea sustentan lo que dicen con la nada misma.

    Fui creyente de zeitgeist y de ciertas conspiraciones durante un tiempo, para ser sincero estaba bastante mal en esas épocas y es cuando uno se encuentra debilitado internamente termina quedando expuesto a caer en estas cosas. Sumado a una sensación de “estos yanquis del orto son capaces de cualquier cosa, así que si se tiraron las torres ellos mismos debe ser cierto”, sigo pensando lo que pienso sobre yanquilandia y como latinoamericano, soy de Argentina, doy fe que casi todas las grandes desgracias de nuestra región han sido por culpa de la influencia norteamericana con la colaboración de los cipayos que miran con fascinación a Estados Unidos y hacen en perjuicio de su propio pueblo, la verdad que encontrar estos artículos indica que estoy, de alguna manera, en el buen camino jajaja. En fin, no jodo más. Gracias por la información todavía no termino de leerlo. Espero algún día poder dialogar un poco con alguno de ustedes dos. Saludos desde Buenos Aires

    Comentario por Fernando Nary Klimiuck — 20 enero 2014 @ 07:10 | Responder


RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.